Dopaje

Armstrong acepta pagar cinco millones de dólares por fraude en EE UU

Lance Armstrong, junto a un gendarme francés antes de tomar un vuelo durante el Tour de 2001. /Reuters
Lance Armstrong, junto a un gendarme francés antes de tomar un vuelo durante el Tour de 2001. / Reuters

«Esto contento por hacer las paces con el US Postal, aunque creo que su denuncia contra mí fue injusta; me dejé la piel por el equipo», asegura el ídolo caído

COLPISA/AFPLos Ángeles

Lance Armstrong acordó pagar cinco millones de dólares para resolver su caso federal por fraude en Estados Unidos, después de usar sustancias prohibidas durante el Tour de Francia. El exastro del ciclismo debía enfrentarse a un juicio el próximo mes, acusado de defraudar al gobierno estadounidense cuando se dopó mientras competía con el equipo norteamericano que patrocinaba el US Postal Service.

«Nadie está por encima de la ley», apuntó Chad Readler, abogado del Departamento de Justicia. «Este acuerdo demuestra que aquellos que engañan al gobierno acaban rindiendo cuentas».

«Esto acaba con todo litigio en contra de Armstrong relativo a su admisión en 2013 de haber tomado sustancias para mejorar su rendimiento durante su carrera como profesional», explicó en un comunicado el abogado de Armstrong, Elliot Peters.

Armstrong acordó pagar cinco millones de dólares para cerrar el caso. El 'Washington Post' informó que el estadounidense pagará otros 1,65 millones para cubrir las costas procesales de su excompañero y delator Floyd Landis.

«No quería volver a pasar por delante de un tribunal y creo que Lance tampoco. No hubiera aportado nada (...) Lance se ha aprovechado de esta situación más que nadie y también es el que más ha pagado por ello», dijo Landis a la cadena de televisión ESPN. El US Postal Service y Landis denunciaron a Armstrong por alrededor de 100 millones por daños en el juicio que debía celebrarse el 7 de mayo.

«Estoy contento de haber resuelto este caso y de seguir adelante con mi vida, con mis cinco hijos, mi mujer, mi podcast, numerosos proyectos escritos y cinematográficos, mi trabajo como superviviente del cáncer y mi pasión por los deportes y la competición. Hay mucho por lo que seguir hacia adelante», dijo por su parte Armstrong a través de un comunicado.

«Plena responsabilidad»

«Estoy particularmente contento por haber hecho las paces con el Servicio Postal. Aunque creo que su denuncia contra mí fue injusta, desde 2013 he intentado tomar plena responsabilidad por mis errores y hacer las cosas correctamente siempre que ha sido posible», añadió Armstrong.

«Me dejé la piel por el equipo del US Postal y siempre estuve especialmente orgulloso de llevar el rojo, blanco y azul (de los Estados Unidos) en mi ropa cuando competía en el Tour de Francia. Esos recuerdos son muy reales y significan mucho para mí», concluyó.

La estrella caída del ciclismo norteamericano luchó contra un cáncer para volver después a la competición e imponerse en siete ocasiones en la carrera más prestigiosa del mundo, el Tour de Francia, de 1999 a 2005.

Aunque numerosos rumores de dopaje le acompañaron a lo largo de toda su trayectoria, nunca dio positivo en ningún control, pero su reputación se vino abajo cuando la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (Usada) reveló una investigación que concluía que Armstrong estuvo en el corazón de una sofisticada trama de dopaje durante toda su carrera.

El propio deportista confesó después haber utilizado sustancias dopantes y fue suspendido de toda competición deportiva y despojado de sus siete títulos del Tour de Francia. La fortuna personal de Armstrong se estimaba en 125 millones de dólares en 2012 pero, desde su caída en desgracia, el estadounidense ha perdido lucrativos patrocinios y en 2015 tuvo que devolver 10 millones en bonus a SCA Promotions por sus triunfos en el Tour en 2002, 2003 y 2004.

El 'Washington Post' informó también que Armstrong puso recientemente en venta su casa en Austin, Texas, valorada en unos 7,5 millones.

Fotos

Vídeos