Salida de 2018

El Giro, presionado por Israel, deja de referirse a «Jerusalén-Oeste»

El Giro, presionado por Israel, deja de referirse a «Jerusalén-Oeste»

La edición 101 saldrá por primera vez fuera de Europa y lo hará desde una ciudad que vive un conflicto con la parte palestina

AFPJerusalén

Los organizadores del Giro de Italia renunciaron este jueves al nombre de 'Jerusalén-Oeste' como ciudad de salida de la edición de 2018, para referirse en adelante a Jerusalén, como exigía Israel.

La página de internet del Giro en inglés, que se refería la mañana del jueves a «Jerusalén Oeste», refleja ya el término Jerusalén. El gobierno israelí había amenazado el miércoles a los organizadores del Giro de Italia con romper su patrocinio si se mantenía el término 'Jerusalén-Oeste'.

 Los dirigentes israelíes estiman que esa denominación implica una partición de Jerusalén entre 'oeste' y 'este', mientras que, según ellos, la ciudad está unida desde la anexión de Jerusalén-Este en 1980. La comunidad internacional no reconoció nunca esta anexión. La ONU habla de Jerusalén-Este, parte palestina de la ciudad, como de un territorio ocupado. Los palestinos quieren hacer de Jerusalén-Este la capital del Estado al que aspiran, y el estatus de la ciudad Santa es una de las cuestiones más espinosos a la hora de resolver el conflicto palestino-israelí.

En el plan de compartir Palestina adoptado por la ONU en 1947, y cuyo 70º aniversario acaba de tener lugar, Jerusalén forma un «corpus separatum» bajo régimen internacional especial, administrado por la ONU. Preguntados sobre las razones del cambio de apelación, los organizadores del Giro explicaron por su parte que la denominación Jerusalén-Oeste había sido inicialmente utilizada por motivos «puramente técnicos», porque es esa parte de la ciudad la que recorrerá el pelotón.

Esa elección está «desnuda de toda valoración política», hizo saber el Giro, cuya 101 edición tiene prevista la salida el 4 de mayo de 2018, por primera vez fuera de Europa. La ministra israelí de Deportes, Miri Regev, y su homólogo de Turismo, Yariv Levin, se mostraron «felices por la rápida decisión» de los organizadores.

Fotos

Vídeos