Baloncesto

Sufrido ascenso a la LEB Oro

Ascenso del Covirán Granada a LEB Oro./FERMÍN RODRÍGUEZ
Ascenso del Covirán Granada a LEB Oro. / FERMÍN RODRÍGUEZ

El Covirán asciende a la segunda categoría nacional con su agónica victoria sobre Navarra

JUANJO MARTÍNGRANADA

Nadie dijo que fuese a ser fácil y, efectivamente, no lo fue. El Covirán tuvo que ponerse una vez más el mono de trabajo para rescatar del fango del sufrimiento una victoria sobre Navarra (74-78) que vale su peso en Oro, la competición en la que militarán la próxima campaña después de sellar su ascenso a la segunda categoría nacional. El conjunto dirigido por Pablo Pin festejó a lo grande un nuevo hito, el tercero en seis años y todos a domicilio. Baza, Albacete y desde ayer Pamplona han entrado en las páginas de gloria de una entidad nazarí que se ha colocado en tiempo récord a las puertas de la ACB.

Un sueño desde que en 2012 el 'Cebé' dejó huérfano al baloncesto nazarí y que ahora se ha convertido en realidad gracias al esfuerzo de un grupo humano que, seis años atrás, no estuvo dispuesto a abandonar todo lo que se había avanzado por el deporte de la canasta en Granada en los últimos veinte años. Ellos creyeron desde el principio que podía hacerse algo más que resignarse ante la desaparición del club que tantas alegrías había dado en el pasado. Ese convencimiento es ahora compartido por toda la sociedad, que volverá a disfrutar de una división más acorde a la talla que ha ofrecido estos años, con datos de asistencia superiores a la propia élite.

La celebración por todo lo alto casi se desvanece en una recta final de locos en la que los locales dispusieron de un triple ganador. Un desenlace totalmente imprevisto al que se llegó tras un partido vibrante entre dos equipos que no se guardaron nada en su afán por vencer.

Fotos

Vídeos