LEB Plata

Rumbo perdido sin timonel

Alo Marín busca el hueco ante Noguerol en La Roda. / AGENCIA GARNATA

Los problemas de fluidez ofensiva del Covirán han crecido tras la lesión de Corts y frente a La Roda se produjo un rosario de posesiones extraviadas

Juanjo Martín
JUANJO MARTÍNGranada

En el desarrollo habitual de las pretemporadas en los equipos de baloncesto, los entrenadores suelen hacer hincapié en primera instancia en materia defensiva. De esa manera se gana cierto margen para que los jugadores terminen de conocerse entre ellos y puedan así acoplarse correctamente en ataque. El Covirán, con seis caras nuevas en relación a la campaña anterior, no escapa a ese proceso de adaptación y, mientras que en pista trasera está rindiendo a gran nivel, en la delantera le está costando coger el ritmo adecuado.

La falta de fluidez ofensiva de los rojinegros era una asignatura que ya se sabía que estaba pendiente y la lesión de Carlos Corts no ha hecho más que empeorar la situación. Sin él, De Cobos realizó un aceptable encuentro frente a Martorell (9 puntos, tres rebotes y dos asistencias) pero ante La Roda no estuvo fino. Sus tiros librados no entraron y terminó con cinco puntos, tres rechaces y un pase de canasta para una valoración de cuatro unidades.

Lo más importante fue que las ideas en ataque escasearon y se produjo un rosario interminable de pérdidas (18). «Nos ha faltado control del balón en los momentos importantes», denunció sin ambages Pin. De hecho, 'Carlinhos' no jugó un solo instante en el último cuarto frente a los albaceteños, tras entregar el técnico la batuta a Marín.

El gaditano ha experimentado un considerable crecimiento a raíz del esguince de Corts y en estos dos últimos encuentros promedia 16 de valoración, más del doble que en sus cinco primeros choques. Marín ha asumido el rol del timonel suplente del Covirán, una función que en principio debía recaer sobre Germán Martínez. El canterano tenía ante sí una buena oportunidad de demostrar sus dotes en la dirección de juego, pero en esta semana no se ha mostrado inspirado. Sus registros de 1 y -2 de valoración frente a catalanes y manchegos dan fe de ello. El desparpajo que siempre plasma cuando sale desde el banquillo ha desaparecido en los últimos compromisos, por lo que el nazarí tendrá que esforzarse para recuperar la frescura que hasta hace unos días ofrecía con asiduidad.

Sin tiempo para fustigarse por esta segunda derrota, el Covirán recibe mañana en el Palacio (18.30 horas) al Real Murcia. Para esta cita estaba pensado inicialmente el regreso de Corts, por lo que seguramente el base pueda saltar ya a la pista para asistir en la labor de director, un puesto clave que se ha resentido en los últimos duelos.

Fotos

Vídeos