Liga Femenina 2

Este 'Raca' ya huele a permanencia

Cerqueira penetra por la zona del Distrito Olímpico en el partido de ayer en el pabellón Paquillo Fernández./ÁLVARO BARBERO (BASKET NAZARÍ)
Cerqueira penetra por la zona del Distrito Olímpico en el partido de ayer en el pabellón Paquillo Fernández. / ÁLVARO BARBERO (BASKET NAZARÍ)

Las nazaríes suman su segundo triunfo consecutivo ante un rival directo y abren una sustancial brecha con la zona baja

Juanjo Martín
JUANJO MARTÍN

El Corral & Vargas Ramón y Cajal completó ayer una zancada enorme hacia la salvación en Liga Femenina 2. El conjunto granadino doblegó a Distrito Olímpico (71-65), un contrincante directo en la lucha por evitar los puestos de abajo, y festejó su segundo triunfo como local, algo que se le había resistido desde su primera cita ante su hinchada, allá por el mes de octubre. Este resultado permite a las 'leonas' alejarse de la zona de peligro, hasta el punto de que ahora posee un 'colchón' de tres victorias que le deja rozando la ansiada permanencia en la segunda categoría del baloncesto femenino nacional.

71 Corral & Vargas 'Raca'

65 Distrito Olímpico

El equipo comandado por Quique Gutiérrez finalizó la tarde con una vendaval de sonrisas, algo que pocos se arriesgaron a vaticinar después de comprobar la endeble salida a la cancha de las locales. Las integrantes de 'Raca' cometieron un rosario de pérdidas que posibilitaron las canastas fáciles y en transición de la escuadra madrileña, que además estuvo acertada en el tiro exterior (6/14 en triples al descanso). La facilidad con la que sumaron las visitantes obligaron a pedir un tiempo muerto que cortó momentáneamente el 2-9 de parcial encajado de inicio (7-16).

Las rotaciones hicieron algo de mella en el juego de Distrito, que sufrió una severa vía de agua en el rebote. El cuadro granadino se adueñó de la pintura y la profusión de rechaces ofensivos minimizó el daño recibido en esos primeros minutos, hasta el punto de que un arreón de las locales generó un 6-0 con el que concluyeron el cuarto como si nada hubiese pasado (17-19).

En el segundo período hubo un nombre propio que cambió el signo del encuentro. 'Peque' Cerqueira, quien arrancó la temporada a gran nivel y que en las últimas jornadas había disminuido su rendimiento, recobró la vitalidad en su juego y lideró las acometidas en pista delantera. La gallega anotó once puntos justo antes del descanso -21 en todo el choque- y, sobre todo, se encargó de tirar de sus compañeras cuando ya se palpaba en el ambiente otro instante de crisis.

Las madrileñas continuaron confiando sus fichas a la inspiración desde más allá del perímetro, mientras que el 'Raca' hizo lo propio con la alero afincada hace muchos años en Granada. Ambos equipos intercambiaron golpes en una fase en la que las defensas brillaron por su ausencia. La variedad en materia defensiva de Distrito Olímpico colapsó por momentos a las locales, que alternaron buenas circulaciones de balón con otras que desembocaron en la pérdida de la posesión. En ese vaivén surgió el ancla de Cerqueira para convertirse en el valor seguro sobre el que apoyarse (36-34).

Tras la reanudación, Cerqueira siguió a lo suyo y con cinco puntos estableció la máxima renta para las granadinas (41-34). La réplica en el bando contrario la suministró Varas, superior a Begenisic en el duelo interior. La tinerfeña le ganó un par de acciones de uno contra uno a la bosnia, que tuvo que alejarse del aro para intentar entrar en la dinámica adecuada. Sin embargo, las faltas personales cortaron su ritmo, algo que también le sucedió a Cala y Rodríguez, el resto de la rotación interior de 'Raca'.

Protección de las 'torres'

Ese hándicap provocó que la defensa local se cerrara sobre su propia canasta, con tal de aumentar el tráfico en las cercanías del aro y proteger de las faltas a las 'torres' de las locales. Ese panorama contrastó diametralmente con el de Distrito, al que no se le señaló su primera infracción hasta que faltaron seis segundos para acabar el tercer acto, en el que Isa Pastor se sumó a la ofensiva comandada por Cerqueira para conservar la ventaja en el electrónico (54-49). Esa distancia nunca llegó a ser definitiva y, en cuanto las visitantes afinaron la puntería con sus lanzamientos lejanos totalmente liberados, metieron el partido de nuevo en un puño (56-56). La bola derretía el parqué de la elevada temperatura que albergaba y sólo Laura Arrojo mostró tener unas manos ignífugas para lanzar sin miedo a quemarse, aunque le faltó mayor tino. El triple de Patri Fernández a dos minutos del final despejó al fin el camino hacia la victoria y los puntos desde la media distancia de Begenisic tranquilizaron definitivamente los ánimos, por mucho que la suplente Aguilera anotara de tres en tres en el intento desesperado por impedir la victoria de un 'Raca' que ya huele a permanencia.

Fotos

Vídeos