LIGA FEMENINA 2

El 'Raca' encara un mes clave de cara a la permanencia

Un expresivo Quique Gutiérrez da indicaciones durante un tiempo muerto./RAMÓN L. PÉREZ
Un expresivo Quique Gutiérrez da indicaciones durante un tiempo muerto. / RAMÓN L. PÉREZ

Quique Gutiérrez estima que ganar los tres próximos partidos ante rivales directos les daría «más tranquilidad de cara al resto de temporada»

JULIO PIÑEROGRANADA

El Corral & Vargas Ramón y Cajal tiene por delante durante el mes de enero una serie de partidos que van a ser determinantes para alcanzar su objetivo de amarrar la permanencia en la Liga Femenina 2. En el inicio de la segunda vuelta va a medirse de forma continuada a tres de los cinco equipos que se encuentran en la zona baja de la clasificación. A los tres logró superarlos en la primera vuelta, lo que le dio mucha vida, y de nuevo se aproximan unas citas claves para seguir avanzando.

Enfrente va a tener de forma consecutiva al Campus Promete de Logroño, Adareva y Distrito Olímpico. El entrenador del 'Raca', Quique Gutiérrez, considera que «van a ser tres partidos muy importantes en el inicio de la segunda vuelta. Ya logramos tres victorias consecutivas ante esos rivales en la primera parte de la competición liguera. A ver si somos capaces de nuevo, no digo ya ganar los tres, pero sí un par de ellos, lo que haría que la situación hasta el final de la temporada sea de más tranquilidad, que es fundamental para trabajar y competir bien en los partidos».

El primero de los exámenes ante un rival de los de abajo llegará este sábado en el pabellón Paquillo Fernández. Estima que «no va a ser fácil ni mucho menos, porque es un equipo que ha ganado casi los mismos partidos que nosotros y el otro día no pudo jugar por el temporal de nieve. Se impusieron en su día al Adareva y Almería y les falta jugar con Distrito, por eso la diferencia es mínima y es un equipo de un nivel muy parecido, aunque tendremos nuestras opciones. Nosotros allí les ganamos por una remontada, así que será difícil. Es un partido importante, porque es un rival directo. Ganar supondría también tener a favor el basket average para el caso de un desempate a puntos».

El Campus Promete de Logroño se ha reforzado con una extranjera y ha recuperado a otras jugadores que estaban de baja, por lo que ha elevado su potencial, pese a que ahora se encuentre en el último puesto, aunque con un partido menos disputado.

«Cuando jugamos allí tenían una sola extranjera, en concreto una portuguesa, y ahora ha fichado a una pívot sudafricana y han recuperado lesionadas, mientras que nosotros ya tenemos restablecida a Laura Arrojo. Creo que vamos a tener opciones y será un partido igualado y tenso. Por eso debemos competir bien, porque estamos en una liga exigente, pero no te puedes echar a llorar, porque este tipo de partidos son los que queríamos en la categoría por la que se ha luchado tantos años», explica el entrenador del Corral & Vargas Ramón y Cajal.

El equipo granadino perdió el pasado fin de semana ante el segundo clasificado, aunque plantó seria resistencia y fue en el último cuarto cuando el cuadro madrileño estableció la diferencia para ganar. Quique Gutiérrez no se atreve a valorar el nivel al que va a llegar su equipo para estas citas, porque «venimos de un parón navideño que ha sido largo, al coincidir los fines de semana con los días fuertes de las fiestas, lo que hizo más complicado poder entrenar. A las dos extranjeras les dimos nueve o diez días para que pudieran ir a casa. Tenemos a Raquel lesionada y hemos entrenado con seis jugadores durante la época navideña, lo que te hace perder ritmo de competición, aunque eso también le ha pasado al resto de equipos». Por todas esas circunstancias piensa que «es una incógnita ver qué nivel podemos dar ahora».

La primera vuelta concluyó el pasado sábado y el equipo granadino llegó con cuatro victorias, que le valen por el momento para estar a salvo. El entrenador del 'Raca' comenta que «aspirábamos a tres o cuatro triunfos para que salgan las cuentas, aunque la temporada pasada hubo un equipo que descendió con ocho. Ganamos tres partidos seguidos al principio y el resto de la primera vuelta se hizo largo y duro».

El calendario va a hacer que de los equipos que están abajo «cuatro vengan a nuestro pabellón», pese a que cree que «cuando eres débil sueles jugar más cómodo fuera de casa, porque como local tienes más presión».

Quique Gutiérrez obtiene conclusiones positivas de lo conseguido por su equipo en la primera vuelta, ya que «competimos muy bien contra los rivales de nuestra liga, excepto con Lanzarote y Santa Gema. Nuestras jugadoras son novatas en esta liga, pero están acostumbradas a jugar fases de ascenso y finales, lo que nos hace competir bien en los partidos a nivel mental. En Almería supimos reaccionar después de venir de varias derrotas seguidas y de haber pasado por un bache».

Fotos

Vídeos