LIGA FEMENINA 2

El 'Raca' alcanza la cúspide en Andalucía

Jugada del partido entre el Corral y Vargas y el ISE Almería./ALFREDO AGUILAR
Jugada del partido entre el Corral y Vargas y el ISE Almería. / ALFREDO AGUILAR

El club nazarí concluye la temporada como el mejor equipo de la comunidad autónoma, todo un hito tras varios años entre los mejores

JUANJO MARTÍNGRANADA

Sin hacer mucho ruido, el Ramón y Cajal ha ido poco a poco escalando la montaña hasta que esta campaña ha llegado a lo más alto. El conjunto granadino puede presumir de ser actualmente el mejor equipo de toda Andalucía, un hito que ha rozado estos años y que finalmente ha conquistado en esta temporada en la que firmó con solvencia su permanencia deportiva en la Liga Femenina 2. De esta manera, las nazaríes recogen el testigo que tuvo que abandonar Conquero a la fuerza en 2016.

El conjunto onubense había sido el referente durante el último lustro gracias a su buena trayectoria en la élite nacional. El tercer puesto en los cursos 14/15 y 15/16 en la LF1 aseguraron el trono para el club de Huelva, que añadió a ese brillante palmarés un subcampeonato copero y, sobre todo, el título de campeonas de la Copa de la Reina, en la que doblegó al todopoderoso Perfumerías Avenida (60-52).

Ese instante de felicidad suprema se vio interrumpido a raíz de los problemas económicos de la entidad. El retraso a la hora de percibir varias subvenciones contribuyó a colocar al Conquero en una delicada situación que, a la postre, fue irreversible. Primero renunció a participar en la Euroliga -donde habría hecho historia como primer equipo andaluz que lo hacía- y después fue apartado de la propia competición liguera por la FEB, ante la falta de soluciones a un sombrío panorama que había llevado a varias jugadoras a declararse en huelga por los impagos a lo largo de esa temporada.

Ese verano de 2016 también llegaron malas noticias del ámbito extradeportivo para el 'Raca', que vio cómo su ascenso en la cancha no tuvo continuidad en los despachos. El retraso a la hora de presentar el aval provocó que la Federación invitara a otros equipos a rellenar esa vacante, dejando a las granadinas en Primera Nacional y sin poder materializar su salto a la LF2.

La reestructuración federativa también afectó al Almería, que pasó de salvarse en la segunda categoría nacional a salir a competición en la tercera división estatal durante el curso 16/17. Allí coincidió con Ramón y Cajal y Conquero, deparando así una pelea por ver quién sería el heredero a un trono que estaba entonces vacante.

En esa campaña 16/17, las almerienses pudieron entonar el cántico de la victoria al ser mejores que 'Raca' en la Liga regular, si bien la historia cambió en las eliminatorias de ascenso. La escuadra de Quique Gutiérrez se impuso en la Final Four, proclamándose campeonas autonómicas por tercer año consecutivo.

Eso sí, ese triunfo quedó empañado por el hecho de que en la definitiva ronda de ascenso fue el Almería quien subió de categoría. Se introdujo así un elemento que hacía sombra a la gesta de las granadinas, que se habían coronado a nivel regional pero luego no obtuvieron el premio del ascenso. Esa recompensa le llegó a posteriori, cuando la FEB decidió unas semanas después ofrecerle a las rojillas una de las plazas libres que se habían generado en la LF2. Fue un acceso por la puerta de atrás a una Liga en la que el año anterior se habían ganado el derecho a ingresar, por lo que se interpretó como la vía de la Federación de corregir la injusticia cometida doce meses antes.

Así las cosas, 'Raca' y Almería han competido este año en la segunda categoría nacional con la intención de dirimir quién de los dos ascendía definitivamente al altar del mejor de Andalucía, al no haber ningún representante en la élite. En los pulsos librados por ambos durante este curso se mantuvo la igualdad, dado que las nazaríes vencieron en la primera vuelta (59-63) y las almerienses lo hicieron en la segunda (56-67), anotándose incluso el 'average' particular en el derbi.

No obstante, las granadinas se consideran vencedoras a la postre por su décima plaza final en la tabla. Con un balance de ocho triunfos y dieciocho derrotas, las rojillas mejoraron el registro de sus vecinas (7-19), quienes concluyeron en la duodécima posición. Así se fraguó el éxito del que pueden sentirse orgullosos los miembros de la familia de 'Raca', el equipo mejor posicionado en Liga de toda la comunidad autónoma. Un motivo más que suficiente para trabajar con más ahínco si cabe de cara al próximo curso, en el que tiene la opción -y la responsabilidad- de prolongar su estancia en la cima andaluza.

Fotos

Vídeos