LEB Plata

Primer reencuentro en Liga de Alo con Morón

Alo Marín (d) rebasa por velocidad a Rivero (Alicante)./AGENCIA GARNATA
Alo Marín (d) rebasa por velocidad a Rivero (Alicante). / AGENCIA GARNATA

El alero gaditano rindió a buen nivel hace un mes, cuando el Covirán superó a los hispalenses en la Copa Andalucía

J. MARTÍNGRANADA

El partido de mañana en el Palacio de los Deportes (18.30 horas) entre Covirán y Morón será muy especial para uno de los integrantes de la plantilla rojinegra. Alo Marín jugó en las filas hispalenses las dos últimas temporadas, en las que logró buenos números (12' 2 puntos durante el primer curso y 13'8 en el segundo). Por si fuera poco, en la entidad sevillana permanece como director de juego su hermano Javi Marín, con el que ya se cruzó hace un mes en pretemporada.

El encuentro, correspondiente a la Copa Andalucía y disputado igualmente en el pabellón del Zaidín, deparó este duelo fraternal en el que el integrante de Morón golpeó primero a base de facilitar canastas de los sevillanos en el tramo inicial del choque. Parecía que a Alo le podía la presión de medirse a su exequipo, aunque el gaditano se sacudió rápidamente cualquier nervio que pudiera albergar en ese sentido. El anfitrión ofreció en el segundo cuarto varios destellos de calidad con los que devolvió los golpes a su hermano y, de paso, encarriló el triunfo de los nazaríes (50-30 al descanso y 100-80 al final del encuentro). El jugador rojinegro acabó con 9 nueve puntos, tres rebotes y cinco asistencias para una valoración final de 12. Su hermano Javi se marchó hasta los 24 puntos y 23 de valoración al ser uno de los pocos jugadores de Morón con cierta clarividencia en ataque, aunque de nada sirvió.

Ese partido permitió a Alo romper el hielo y saber lo que se siente al enfrentarse a un club especial para él y del que salió el pasado verano. No obstante, mañana llegará el momento de efectuar ese reencuentro en un partido oficial de Liga por primera vez, con el añadido de necesitar la victoria para pasar página por la derrota de la última jornada frente a Alicante (62-55). Más entonada llega la escuadra hispalense, invicta y colíder de la LEB Plata (3-0). Una condición que intentará eliminar el Covirán con la ayuda de su público y de Alo Marín, al que habrá que ver cómo le reciben los aficionados de Morón que se desplacen mañana al Palacio.

Fotos

Vídeos