Liga Femenina 2

Momento de iniciar una nueva racha

'Peque' Cerqueira, en el encuentro ante el Real Canoe./RAMÓN L. PÉREZ
'Peque' Cerqueira, en el encuentro ante el Real Canoe. / RAMÓN L. PÉREZ

El 'Raca' recibe al Alcobendas con la intención de poner fin a su serie de tres derrotas consecutivas

Juanjo Martín
JUANJO MARTÍN

El Corral & Vargas Ramón y Cajal arrancó la campaña absolutamente lanzado. Tres victorias seguidas le auparon al coliderato de la competición, un asiento de privilegio inesperado para su estreno en Liga Femenina 2. Esa racha positiva fue continuada por otra menos alegre. La derrota en casa frente a Canoe hace tres semanas inició una nueva serie de tropiezos. Claret agrandó la herida de nuevo en el pabellón Paquillo Fernández y Ciudad de los Adelantados la abrió de par en par en tierras tinerfeñas. Después de experimentar los dos tipos de resultados posibles, ahora es el momento para que la escuadra granadina comience una nueva racha positiva.

El 'Raca' recibe esta tarde (19 horas) al Pacisa Alcobendas, un clásico de la categoría tras once años consecutivos en ella. En los últimos cuatro cursos incluso ha peleado por acceder a la élite nacional, aunque sin suerte. Esa trayectoria pone en alerta a Quique Gutiérrez, quien asegura sobre la entidad madrileña que «no es un equipo de nuestra Liga. Han perdido dos partidos y ambos han sido contra los más potentes, como Gran Canaria y Leganés. Fueron capaces de doblegar a Valencia y se trata de un equipo muy completo, con buenas jugadoras en todas las posiciones».

El técnico nazarí destaca en el análisis del contrincante de esta tarde a Paula Palomares, una de las máximas anotadoras de toda la LF-2 con su promedio de 18 puntos por encuentro y que, además, «juega bien al baloncesto». Gutiérrez también tiene palabras para Imani Tate, la alero estadounidense «con alta capacidad para anotar». Esa facilidad para ver aro no es exclusiva de estas dos jugadoras, dado que Alcobendas «es el tercer mejor ataque de la competición. Posee muchas jugadoras que están anotando de tres», hasta el punto de que tanto las madrileñas como sus vecinas de Canoe presentan el mejor registro de todo el torneo, con más de ocho triples por encuentro.

Las rojillas tendrán que esforzarse para frenar la inspiración ofensiva de Palomares y Tate

Por todo esto, el entrenador de 'Raca' manifiesta que «se trata de un rival complicado para nosotros, pero sinceramente creo que tenemos opciones de ganar». Gutiérrez tiende la mano hacia un punto de vista optimista al aseverar que «si hacemos un buen encuentro, no será ninguna sorpresa si finalmente vencemos a Alcobendas».

Ese halo de esperanza está alimentado por el hecho de haber completado una semana de entrenamientos prácticamente sin sobresaltos. La única baja en la plantilla de Ramón y Cajal continúa siendo la de Vero Ganter, a quien un edema óseo le ha impedido vestirse de corto más allá de la primera jornada de Liga. La interior de origen alemán es la única ocupante de la enfermería después de que Laura Arrojo redondeara la recuperación por su lesión en el hombro con su debut la pasada semana en Tenerife. De esa manera, el conjunto rojillo ha podido ejercitarse con diez jugadoras, una novedad teniendo en cuenta que «hasta ahora siempre nos faltaba alguien, por lo que hemos trabajado bien estos días».

Para Gutiérrez, la clave del partido pasa por «no sufrir baches pronunciados de juego ni en ataque ni en defensa. Si estás mal en pista delantera, hay que rendir bien atrás. Los malos momentos deben ser cortos, pues si tenemos un cuarto entero muy malo nuestras opciones de victoria serán nulas. Debemos competir durante los cuarenta minutos aunque no estemos acertados, sin tener grandes altibajos».

Un hipotético triunfo sobre Alcobendas permitiría a 'Raca' darle caza en la clasificación, pues es el club que le antecede ahora mismo. Escalar un puesto o dos puede resultar anecdótico a estas alturas del curso, pero la tranquilidad en la tabla es directamente proporcional a la cantidad de equipos que haya por debajo y, después de tres reveses seguidos, lo que más necesitan las granadinas es una pizca de calma.

Fotos

Vídeos