LIGA FEMENINA 2

Sin misericordia ante el colista

'Peque' Cerqueira avanza en dirección a canasta.
/ALFREDO AGUILAR
'Peque' Cerqueira avanza en dirección a canasta. / ALFREDO AGUILAR

El Corral & Vargas 'Raca' está obligado a ganar al Campus Promete para dar un nuevo paso hacia la permanencia

JUANJO MARTÍN GRANADA

El Corral & Vargas Ramón y Cajal comienza esta tarde (19 horas) en el pabellón Paquillo Fernández la segunda vuelta de su histórica temporada de debut en Liga Femenina 2. El cuadro granadino cerró la primera parte de la campaña con buena nota al haber estado alejado de la zona de peligro durante todo este período, aunque no por ello puede relajarse. La ventaja de dos victorias con respecto a los actuales inquilinos del 'pozo' concede cierta tranquilidad, si bien no es determinante a estas alturas del curso. De ahí que al conjunto rojillo no se le pueden escapar las buenas oportunidades para sumar triunfos, y la de hoy es idónea.

El 'Raca' recibe en su pista al Campus Promete, filial del club que milita en la élite y que en esta segunda categoría nacional marcha colista. La última plaza del equipo con sede en Logroño se debe a sus dos únicas alegrías en sus primeros doce partidos, pues en el de la pasada semana no llegó a saltar al parqué al suspenderse su enfrentamiento ante el Distrito Olímpico por el temporal de nieve que les impidió viajar hasta Madrid.

Eso le ha hecho perder comba mínimamente con respecto a Almería y Adareva, que comparten la misma cifra en el casillero de victorias, y le ha desplazado momentáneamente a la última posición de la tabla. Las riojanas llevan toda la temporada coqueteando con los puestos de abajo desde que en la jornada inicial cayeron frente al conjunto granadino (59-65) tras una estupenda remontada en el último cuarto (5-19).

Las jugadoras dirigidas por Quique Gutiérrez arrancaron entonces en el mes de octubre una fenomenal racha de tres triunfos que le ha permitido estar al margen de la batalla por la permanencia. Ahora vuelve a tener la ocasión de mantener ese estatus de tranquilidad en caso de que vuelva a batir al Campus Promete. Si lo consigue, prácticamente habrá eliminado por la vía rápida a uno de los contrincantes por obtener la salvación, pues le aventajaría en tres victorias que en realidad serían cuatro por el 'average'.

Precisamente conservar la renta en el coeficiente de puntos es el objetivo mínimo que se marcan los integrantes de Ramón y Cajal para la cita de hoy. Perder ante las riojanas sería doloroso, pero aún más grave resultaría esa herida si lo hace por más de seis puntos. Las nazaríes han de conservar esa exigua renta como sea, aunque la intención es ganar el encuentro y dejar 'tocado' a un adversario directo. «Este partido es importante, una ocasión para sumar. No tenemos la obligación, pero es una oportunidad magnífica. Si ganamos mantendremos un 'colchón' con los de abajo bastante importante, mientras que si perdemos las alarmas no se encenderán, pero nos obligaría a no cometer más errores», asevera Gutiérrez sobre el encuentro de esta tarde.

El técnico destaca que el Campus Promete «es un equipo necesitado que se reforzó en noviembre con la sudafricana Swart. Al ser un filial cambia mucho en función de las convocatorias del primer equipo, pero posee jugadoras de calidad. En este duelo veremos a un rival más potente que el de la primera jornada, en la que no estuvieron dos jugadoras que ahora son titulares». Con independencia de eso, las granadinas han de salir al parqué sin misericordia alguna y con ganas de distanciar a las riojanas en la tabla.

Eso sí, el 'Raca' no podrá utilizar para esta trascendental cita a Raquel Molina. La base llevaba varias semanas entre algodones por una fascitis plantar y, pese a que la intención era que tuviera unos minutos como en los últimos partidos, finalmente no podrá vestirse de corto. Esta baja se une a la consabida de la ala-pívot Ganter, que sigue convaleciente tras pasar por el quirófano por un edema óseo.

«Las molestias y lesiones nos han hecho entrenar esta semana con nueve o diez jugadoras. Además, aún se nota la inactividad del 'parón' de Navidad. Hemos perdido frescura pero eso le pasará a todos». Si se tiene en cuenta que este será el primer compromiso de 2018 del Campus Promete, esa falta de ritmo la debe acusar especialmente el cuadro riojano, que puede quedar sensiblemente herido tras esta jornada si el conjunto granadino es capaz de brindarle una alegría a su afición.

Fotos

Vídeos