Baloncesto

Sin margen para otro traspié

Sin margen para otro traspié
Ramón L. Pérez

El Covirán no se fía de la situación del Plasencia, su próximo rival

Julio Piñero
JULIO PIÑEROGRANADA

El Covirán Granada quiere volver a depender de sí mismo para optar al ascenso directo y eso significa que por el momento no cuenta con margen de error. A pesar de que forma parte del trío que hay ahora en la cabeza de la clasificación, sale perjudicado por las dos derrotas que tuvo frente al HLA Alicante. Siempre que esté ese equipo junto a él en los empates a victorias se verá relegado a no ocupar el primer puesto, por lo que su objetivo próximo pasa por situarse con un triunfo más.

Esas cuentas hacen que no pueda fallar en el compromiso que le espera este sábado frente al CB Extremadura Plasencia. De las cinco derrotas que ha encajado esta temporada, dos han sido en el Palacio de los Deportes y no puede permitirse un tercer error, porque eso pondría en peligro sus opciones de acabar como campeón al final de la temporada regular. Solo la primera posición trae como premio el salto directo a la LEB Oro.

El equipo extremeño se encuentra con solo una victoria por encima de la zona de descenso, pero dado que hay una gran igualdad en la categoría, también tiene a tiro meterse aún en el noveno puesto, lo que le permitiría disputar los ‘play offs’ de ascenso. Suele bajar su rendimiento fuera de casa, aunque tampoco sus derrotas han sido por marcadores abultados, lo que hace que el Covirán deba estar alerta para no llevarse un susto que ponga en peligro sus aspiraciones.

En la jornada que llegará este fin de semana hay encuentros complicados para el HLA Alicante y La Roda, los dos equipos que acompañan al conjunto nazarí en ese trío de cabeza. El cuadro alicantino debe jugar en la pista del Morón, que hasta la pasada jornada estaba invicto en casa. A priori será una cita con dificultades y es algo que puede beneficiar a los intereses del equipo que entrena Pablo Pin. De todos modos, esas cuentas solo valdrán si es capaz de solventar el envite del sábado frente al Plasencia.

Ya van a estar en mejores condiciones para jugar tanto Eloy Almazán como Ferrán Torres. Este último recibió el alta médica el primer día de trabajo de esta semana. Atrás ha quedado una rotura fibrilar en el aductor, que le ha mantenido un mes en el dique seco. En la pasada jornada ya disputó unos minutos frente al Morón, pero aún se encontraba con poco ritmo de juego. Su presencia a partir de ahora va a ayudar para apuntalar el juego interior en estas próximas jornadas.

Fotos

Vídeos