BALONCESTO- LEB PLATA

Maodo Nguirane se esfuerza para ponerse a tono

Maodo Nguirane se esfuerza para ponerse a tono

El pívot senegalés ha intensificado el trabajo durante esta semana para mejorar su nivel físico y tratar de ofrecer un mayor rendimiento

JULIO PIÑEROGRANADA

El Covirán Granada se prepara con intensidad para dar la talla en el partido que afrontará mañana en el Palacio de los Deportes frente al CB Zamora. Va a tratar de reponerse del revés que sufrió el pasado domingo en la pista del Martorell y que trajo como consecuencia la pérdida del liderato en la LEB Plata. En el principio de la semana se analizaron de forma detenida la serie de errores que se cometieron el otro día y que derivaron en una derrota con la que nadie contaba.

Uno de los jugadores que más está trabajando esta semana es Maodo Nguirane. El pívot senegalés llegó fuera de forma, lo que le ha llevado a seguir una preparación distinta. Acude al gimnasio para fortalecer músculos, al margen del trabajo que realiza en la pista con sus compañeros. Aprieta al máximo para intentar estar lo antes posible al ritmo del resto de la plantilla. Ya intervino en el encuentro de la pasada jornada, pese a que solo le dio tiempo a completar dos sesiones.

Ha llegado para fortalecer el juego interior, debilitado por la lesión que sufrió Ferrán Torres, que le mantendrá de baja en torno a dos meses. Nguirane intenta mecanizar los sistemas de defensa y de ataque que emplea en la pista el equipo granadino. Con su incorporación se pretende que haya más intimidación en la zona. Son centímetros que se echaban de menos para luchar en mejores condiciones ante rivales que cuentan con jugadores grandes por dentro.

Ante el Martorell disputó trece minutos y firmó cuatro puntos. Solo pudo capturar un rebote y cometió cuatro personales. Ayudó en todo lo que pudo para integrarse en el juego que desarrolla el conjunto entrenado por Pablo Pin, pero aún no se encuentra en plenitud y eso hizo que cometiera errores y algunas faltas. Durante esta semana ha podido trabajar más y se espera que pueda actuar a un mayor nivel en el compromiso de mañana en el Palacio de los Deportes.

Durante las dobles sesiones de esta semana se han sumado al trabajo un júnior y dos cadetes. Se ha intentado dar descanso a los jugadores que están más cargados para que se recuperen mejor. Manu Rodríguez arrastra desde hace tiempo problemas en un hombro, aunque eso no le impide jugar después en los partidos. También Eloy Almazán y Devin Wright tuvieron molestias en semanas anteriores.

En el partido de la jornada anterior el equipo estuvo mal en porcentajes de tiro durante la primera parte y eso le pasó factura. Todo eso se ha ido analizando durante la semana. Nadie se fía del CB Zamora, que en la pasada jornada puso contra las cuerdas al HLA Alicante. Los equipos están ahora más rodados y ante la necesidad de alcanzar los objetivos las diferencias se estrechan más. El Covirán Granada ya se llevó un buen susto el pasado domingo y no quiere bajar la guardia para no dificultar sus objetivos.

Recuperar el nivel defensivo de jornadas anteriores va a ser otro de los propósitos para el encuentro de mañana. El conjunto rojinegro llegó a encajar 44 puntos en la primera parte, algo poco habitual esta temporada. Esa circunstancia le hizo daño y fue a remolque el resto del partido. Consiguió reaccionar en la segunda parte, sobre todo en el último cuarto, cuando logró acercarse a su rival en el marcador, pero ese desgaste lo acusó después y no consiguió remontar.

La intención es recuperar de nuevo el liderato o al menos no dejar que el Fundación Globalcaja La Roda adquiera una victoria de ventaja, lo que podría resultar peligroso. El equipo albaceteño es una de las revelaciones de esta temporada y de forma sorprendente se ha instalado en el primer puesto. Acumula seis victorias consecutivas y en esta jornada recibirá al Ávila. Va a ser el rival del equipo granadino en la final de la Copa LEB Plata, que se disputará a finales de enero.

Tras jugar contra los dos últimos clasificados de forma consecutiva, el Covirán Granada afrontará una fase más dura del calendario y en el que puede poner en juego la plaza de ascenso directo. En el plazo de un mes se van a enfrentar al HLA Alicante, Morón, Hospitalet y La Roda. Estos cuatro equipos se encuentran en la zona alta de la clasificación y el panorama se aclararía mucho si logra solventar con éxito estos compromisos.

Con los de arriba ya perdió en la primera vuelta con La Roda y Alicante. A los dos los va a recibir en el Palacio de los Deportes en la segunda parte de la competición. El basket average se antoja importante ante los rivales más directos, vista la igualdad que impera en la LEB Plata. Cualquier empate a puntos se resolvería con los marcadores que se dieron en esos dos partidos. Lograr el ascenso directo es el claro objetivo de esta temporada y eso hace que el conjunto granadino no pueda conceder la más mínima ventaja.

Fotos

Vídeos