LEB PLATA

Mucho en juego para el Covirán en un mes

Eloy Almazán se hace con el rebote./FERMÍN RODRÍGUEZ (GARNATA)
Eloy Almazán se hace con el rebote. / FERMÍN RODRÍGUEZ (GARNATA)

El equipo de Pablo Pin recibirá en el Palacio de los Deportes al Alicante y Globlalcaja. La Roda y jugará a domicilio con Hospitalet y Morón Debe medirse entre enero y febrero a varios rivales directos

JULIO PIÑEROGRANADA

El Covirán Granada se puede jugar el ascenso directo entre enero y febrero. El calendario le va a traer en los dos primeros meses del año una serie de partidos decisivos, que le allanarían mucho el camino en caso de solventarlos para alcanzar después su objetivo al final de la temporada. A la vista de lo que ha deparado la primera vuelta ya se advierten mejor los rivales más peligrosos que va a tener para amarrar el primer puesto, el único que concede el salto directo a la categoría superior.

El próximo sábado el equipo de Pablo Pin se medirá al CB Zamora, último clasificado tras disputarse la primera jornada de la segunda vuelta. Pero nada más pasar ese encuentro llegará la salsa para el conjunto rojinegro, que se va a jugar gran parte de su destino. Deberá recibir el sábado 20 de enero al HLA Alicante, uno de los claros candidatos al ascenso por presupuesto y ante el que ya perdió a domicilio en la primera vuelta. Eso hace que no pueda fallar. Solo le saca una victoria.

Será solo el comienzo de ese camino empinado que se le viene encima. Justo después de disputarse la final de la Copa LEB Plata en el Palacio de los Deportes, el Covirán viajará a tierras sevillanas para medirse al Aceitunas Fragata Morón. Será un compromiso complicado el que se dispute el 3 de febrero. Es uno de los pabellones más difíciles de la categoría por sus características y será como casi siempre una cita muy compleja.

No se quedará ahí la dureza del calendario, porque tras recibir al Extremadura Plasencia, el equipo granadino viajará para enfrentarse al Hospitalet el 17 de febrero. Es otro de los enemigos importantes que va a tener para intentar acabar en el primer puesto. El conjunto catalán llegó a ser líder en algunas jornadas tras encadenar una gran racha de resultados. El equipo rojinegro ya lo superó en la primera vuelta y se jugará tener a favor el basket average.

Mucho en juego habrá también la semana siguiente. El Covirán recibirá en el Palacio de los Deportes al Globalcaja La Roda, actual líder de la categoría y con el que también debe jugar la final de la Copa LEB Plata. El conjunto albaceteño se ha convertido en una de las revelaciones esta temporada, al tratarse de un recién ascendido. En la primera vuelta se impuso al cuadro granadino y será una cita primordial la que se jugará el 24 de febrero.

Será un mes duro el que deberá afrontar el equipo granadino y en el que pondrá mucho en juego para abrir brecha con sus perseguidores o bien para que todo se apriete más y se vea incluso por debajo en la clasificación. Todo va a depender del rendimiento que ofrezca en esas citas decisivas. Quedarán después ocho jornadas más, pero sobre el papel ya no serán rivales tan directos los que estarán enfrente, aunque está claro que necesitará añadir más victorias para alcanzar su objetivo.

Sin margen de error

El varapalo del otro día en Martorell tuvo como consecuencia la pérdida del liderato. Eso hace que el Covirán apriete los dientes esta semana para evitar que se produzca algo parecido. Va a medirse al CB Zamora y se encuentra sin margen de error, al tener ya por delante en la clasificación al Globalcaja La Roda, que ya le superó en la primera vuelta y es el resultado que prevalece por ahora en el caso de que estén empatados a puntos en la tabla.

El equipo de Pablo Pin ya superó en la primera vuelta de forma muy clara al conjunto zamorano. Alcanzó una ventaja superior a la treintena. Fue en el transcurso de la segunda jornada, cuando algunos equipos aún no estaban rodados. No será tan asequible ahora. En la pasada jornada ya estuvo a punto de sorprender al HLA Alicante, que debió esperar al último cuarto para remontar un partido que se le puso realmente complicado.

El trabajo se orienta esta semana a corregir las deficiencias que aparecieron la pasada jornada. El nivel defensivo no fue el de otras ocasiones, lo que hizo que se encajaran muchos puntos y tampoco hubo el suficiente acierto en ataque. Todo eso conllevó que el equipo catalán adquiriera una amplia ventaja durante la primera vuelta. La mejoría tras el descanso no resultó suficiente para conseguir la remontada, lo que trajo una derrota inesperada ante un rival inferior.

La única baja volverá a ser la de Ferrán Torres. El pívot catalán sufrió una rotura muscular que le va a mantener unos dos meses en el dique seco. Para echar una mano en el juego interior se incorporó la pasada semana Maodo Nguirane. El pívot senegalés llegó corto de ritmo y trata de trabajar más fuerte en estos días para ponerse a tono. En Martorell jugó algunos minutos y firmó sus primeros puntos, pero aún debe dar mucho más de sí en las siguientes jornadas.

Fotos

Vídeos