LEB ORO

Las incógnitas de Pablo Pin

Carlos Corts, emocionado en el ascenso en Navarra./F. RODRÍGUEZ
Carlos Corts, emocionado en el ascenso en Navarra. / F. RODRÍGUEZ

El director deportivo estudia la renovación de Corts, Martínez e Iriarte, mientras que Nguirane y Torres no continuarán la próxima temporada

JUANJO MARTÍNGRANADA

La plantilla del primer equipo de la Fundación CB Granada de cara a la próxima temporada está más que perfilada, después de que el ascenso a la LEB Oro supusiera la renovación automática de seis jugadores. Carlos de Cobos, Manu Rodríguez, Alo Marín, Eloy Almazán, Álex Bortolussi y Devin Wright continuarán defendiendo la elástica rojinegra un año más, por lo que son pocas las incógnitas que debe resolver en las próximas fechas Pablo Pin. El entrenador y director deportivo del club nazarí sólo tiene sobre la mesa la posible continuidad de tres hombres (Corts, Martínez e Iriarte), dado que ya tiene claro que ni Ferrán Torres ni Maodo Nguirane seguirán en Granada.

Con respecto al adiós al interior catalán, la decisión no la ha tomado el técnico, sino que ha venido impuesto desde fuera. Torres había pedido una excedencia laboral de un año para abandonar Tarragona, ciudad en la que está afincado y en la que desempeña su trabajo 'real' de pintor. Ese permiso ya se ha agotado y no era posible prorrogarlo, por lo que el pívot no ha tenido más remedio que despedirse del conjunto granadino.

«Nunca fue protagonista pero siempre estuvo tirando del equipo en la sombra. Es un jugador al que le define su enorme honestidad y se merecía disfrutar de una campaña como esta, con los títulos de Copa y Liga», afirma Pin de su ya exdiscípulo. El entrenador añade que «le han hecho mucho daño las lesiones, primero la de tobillo y luego la rotura de fibras. Cuando mejor estuvo sufrió esos problemas que le cortaron el ritmo». Ferrán acabó con unas medias de 6'3 puntos y 3'7 rebotes, números discretos que no reflejan el fuerte impacto que tuvo en el equipo, sobre todo en el tramo final de la fase regular.

«Severo» con Nguirane

El otro jugador que tampoco continuará en la entidad nazarí es Nguirane, que llegó mediada la campaña precisamente para suplir la baja de Torres. El senegalés dejó huella en sus primeros partidos gracias a su envergadura, si bien con el paso de los jornadas y la recuperación del catalán perdió presencia en la pista. Pin admite con respecto a esos 'banquillazos' al pívot que «quizá le he dado más 'caña' de la cuenta y he sido severo con él, pero al final de Liga no puedes permitir errores tontos por falta de concentración».

En el lado positivo, el técnico comenta que «supo aceptar su rol de jugar mucho o poco y puso siempre buena cara. Nos dio el poder de intimidación que nos faltaba al principio de curso y en partidos como en Navarra se metió en la zona para hacer daño por dentro». Nguirane acabó con 6'1 puntos y 4'7 rebotes (8'2 de valoración) en unos escasos doce minutos de juego de media.

Una vez aclarado el futuro de esos dos jugadores, falta por conocer el del trío sobre el que aún no se ha posicionado la dirección deportiva de la Fundación. Sobre Carlos Corts (5'3 puntos y 1'9 asistencias) comenta Pin que «al principio pasó una racha peor en la que no tenía confianza y no le salían las cosas, pero siguió trabajando y eso ha tenido su recompensa. En la segunda vuelta ha demostrado que es un buen base, capaz de cambiar el ritmo a los partidos, de meter tiros importantes y de subir mucho el nivel defensivo del equipo». A tenor de esos elogios, el granadino cuenta con opciones de prorrogar su contrato.

Por su parte, Germán Martínez ha firmado un buen año de transición con los 'mayores', en el que ha tenido que lidiar con una reducida estancia en la cancha (2'8 puntos en menos de doce minutos).

«Ver a un jugador tan joven 'currar' con tanta responsabilidad y energía para ganarse el respeto de los compañeros desde el primer día habla bien del porvenir que tiene, sobre todo porque tiene la cabeza bien amueblada y 'enchufa' muchísimo de tres». Sus minutos serán a priori más testimoniales si cabe en Oro, por lo que habrá que ver qué decide la Fundación con respecto a su canterano.

Por último, David Iriarte también tiene opciones de seguir pese a su inconsistente campaña (5'1 puntos y 3'1 rebotes). Pin recuerda que «tiene 23 años y aún puede formarse. Hay muchas cosas que no se ven fuera, como que siempre da el máximo y sube el nivel de los entrenamientos. Nunca se deja nada y es fundamental tener a ese tipo de jugadores. A nivel estadístico ha sido irregular, pero estoy contento con su influencia en el equipo».

La Fundación no tiene prisa en aclarar si renovará a alguno de esta terna y les ha pedido que no se impacienten hasta entonces. Con los 'play offs' de LEB Oro aún en marcha, el mercado está aún muy parado. Una vez se determine el presupuesto y se efectúen los primeros tanteos a las prioridades, el conjunto nazarí moverá ficha con respecto a los tres jugadores que han contribuido al ascenso de este año.

Fotos

Vídeos