Baloncesto

La ilusión de 'Raca' también ciega a Adareva

Entrada a canasta de una jugadora del 'Raca' en el partido de ayer./Alfredo Aguilar
Entrada a canasta de una jugadora del 'Raca' en el partido de ayer. / Alfredo Aguilar

El cuadro nazarí se coloca como colíder de la Liga Femenina 2 tras su victoria cómoda sobre Adareva en su primer partido como anfitrión

Juanjo Martín
JUANJO MARTÍN

El baloncesto femenino de Granada había estado alejado de la segunda división nacional las últimas diecisiete temporadas. Un prolongado período que no ha hecho más que acentuar el 'hambre' que tenía la provincia por demostrar que se merece un sitio dentro de las categorías que rige directamente la FEB. Después de lograr en los despachos la plaza en Liga Femenina 2, el Corral & Vargas 'Raca' no ha tardado en ratificar ese voraz apetito. Lejos de encarnar el papel de víctima como recién ascendido que es, el conjunto nazarí mantiene su condición de invicto y ya es colíder de la categoría tras cosechar ayer frente a Adareva (69-60) su segunda victoria del curso.

69 CORRAL & VARGAS 'RACA'

60 ADAREVA

Árbitros
López Herrada y Jurado Robles.
Incidencias
Partido de Liga Femenina 2 disputado en el pabellón Paquillo Fernández de Granada ante 250 espectadores (oficial).

Ya avisó el entrenador Quique Gutiérrez de que no habían tenido una pretemporada al uso con tan sólo dos amistosos en su haber, pero que sus jugadoras llegaban al inicio liguero cargadas de ilusión. Esa esperanza a raudales ya había sorprendido a Campus Promete de Logroño en la primera jornada y ayer le tocó el turno a las tinerfeñas para quedar cegadas por ese brillo especial que desprenden las 'leonas'.

En un día memorable por tratarse del regreso a Granada de la LF-2 tras más de tres lustros de ausencia, los nervios por agradar en el primer encuentro como local hicieron mella en el bando anfitrión durante los primeros compases. Las insulares se cerraron alrededor de su aro e invitaron a lanzar desde la larga distancia a un cuadro local que 'picó' en la trampa y se precipitó con demasiada frecuencia.

El recurso inicial de mandar balones para que Begenisic definiera en las cercanías del aro pasó al olvido y permitió que Adareva recuperara el mando del partido, acaparado al principio por las granadinas. Una canasta de Brito y un triple a tabla y sobre la bocina de Ramasco propinaron el impulso justo para que las visitantes finalizaran por delante el cuarto (18-20).

El encuentro demandaba un revulsivo por parte de Ramón y Cajal y este vino a raíz de la defensa. Las líneas se conjuntaron mejor en un segundo acto en el que las tinerfeñas se ahogaron en pista delantera. La escuadra local comenzó a recuperar balones y a lanzar contras que no desaprovechó una inspirada Rodríguez, quien definió en tres ataques consecutivos para alegría de los aficionados presentes en el Paquillo Fernández (26-20).

Eclipse global

Un triple de Serra fue respondido rápidamente por otro de Cerqueira, pero esa soltura ofensiva desapareció en los cuatro minutos que restaban hasta el descanso (29-25). El choque entró en una fase más espesa en la que ambos aros parecieron encogerse. Las posesiones se sucedieron sin que el electrónico se moviera más que en aislados golpes. Una canasta con fortuna de Meden y un tiro cómodo de Begenisic resumen el escaso balance de 2-2 durante ese eclipse global antes de encaminarse a vestuarios.

La ventaja para 'Raca' era demasiado exigua (31-27) como para dejarse llevar, pero la euforia tomó las riendas a raíz del gran inicio del tercer cuarto. Las granadinas movieron mejor la bola y atinaron a hallar a Cerqueira en buena posición de tiro. Los dos triples de 'Peque' y una acción individual de Patri Fernández elevaron la distancia hasta la decena (44-34).

Adareva, con una corta rotación de apenas ocho jugadoras, comenzó a mostrar síntomas de fatiga a raíz de su falta de ideas en pista delantera. Los lanzamientos lejanos de Bejarano y la clase de Serra no bastaron para frenar el ritmo de Ramón y Cajal, que supo conservar con cierta tranquilidad esa diferencia en el electrónico gracias en buena medida al aporte de Begenisic. Con 14 puntos y 8 rebotes fue la más destacada con una valoración final de 21. Únicamente otro triple sobre la bocina final de cuarto adecentó mínimamente (50-43) un rendimiento insular claramente lastrado por las pérdidas, ocho tan sólo en esos diez minutos.

Una canasta con decisión de Cala y un triple de Isa Pastor que entró llorando catapultaron a 'Raca' hasta los doce puntos (55-43) nada más empezar el último período. La cuarta falta de la ala-pívot y el hecho de que las locales ya no cargaran con tanta fuerza en el rebote ofensivo no fueron inconveniente alguno para terminar de someter a las tinerfeñas. La labor de la visitante Pool en la pintura apenas dañó ese control granadino del duelo y poco a poco la desesperación fue adueñándose del equipo insular.

Las jugadoras de Quique Gutiérrez acertaron la mayor parte del tiempo a la hora de templar el partido y dejar correr el reloj lo más rápidamente posible. La sentencia llegó de la muñeca de Cerqueira, quien clavó su cuarto triple (64-53) a tres minutos de la conclusión. Así se fraguó la segunda victoria en LF-2 de 'Raca', que continúa generando sorpresas allá donde va y que ahora puede presumir de estar en lo más alto de la clasificación. Nada mal para estar aún a medio hacer.

Fotos

Vídeos