LEB Plata

Deseo de vencer para olvidar

Carlos de Cobos, en el partido entre el Plasencia Ambroz y el Covirán Granada./AGENCIA GARNATA
Carlos de Cobos, en el partido entre el Plasencia Ambroz y el Covirán Granada. / AGENCIA GARNATA

El Covirán disputa ante el Murcia su tercer partido en siete días con la idea de pasar página tras el revés frente a La Roda

Juanjo Martín
JUANJO MARTÍNGranada

La trayectoria del Covirán se vio frenada el pasado miércoles en La Roda (76-72). El conjunto granadino no emanó buenas sensaciones y durante los tres primeros cuartos del choque llegó a tocar fondo al verse hasta quince puntos por detrás del rival. El arreón del último período casi dio sus frutos, pues se colocó a tan sólo una unidad a tres minutos de la conclusión. Disponer de una opción de victoria tras el mal desempeño es la demostración del potencial de la plantilla nazarí, pero en ese instante reaparecieron las dudas en pista delantera y con ellas las pérdidas de balón, lo que terminó de sepultar a los visitantes.

Lo único positivo de ese tropiezo es que se produjo en la jornada intersemanal, por lo que no hay opción de lamentarse demasiado. Esta tarde el Covirán recibe en el Palacio de los Deportes (18.30 horas) al Murcia, un viejo conocido de los rojinegros a pesar de tratarse de un recién ascendido. La cercanía en distancia con el club pimentonero facilitó que se vieran las caras dos veces en pretemporada, con reparto de victorias. Ahora tendrá lugar ese particular desempate en el primer duelo oficial.

El contrincante de los nazaríes llega bien colocado en la clasificación de la LEB Plata, pues ostenta la quinta posición con el mismo balance (5-2) que el Covirán. Eso confiere una importancia mayor si cabe al enfrentamiento de esta tarde. Las únicas derrotas de los murcianos se han producido a domicilio frente a Navarra (79-76) y Martorell (97-82), aunque al principio de Liga sí supieron batir como visitantes a Agustinos en León (93-99). En su cuarta cita sin el apoyo de su público, la escuadra dirigida por Quini García visita a los nazaríes en un encuentro que tiene similitudes al vivido hace unas semanas contra Morón.

Juani Jasen retorna al Palacio con la vitola de referente en el equipo pimentonero

Los discípulos de Pablo Pin habían sufrido su primer contratiempo de la temporada en la pista del Alicante (62-55) y se midieron en casa a una escuadra hispalense bien posicionada en la competición y que por entonces marchaba aún invicta. El rendimiento de los rojinegros en ese pulso con los sevillanos no fue óptimo, pero sí suficiente para obtener la victoria (63-60).

De esa manera quedó borrado el tropiezo previo, pues el resto de resultados volvieron a aupar a los granadinos al liderato. Además, ese triunfo inició una racha positiva en la que doblegaron a domicilio a Plasencia (71-77) y en casa a L'Hospitalet (73-54). La sucesión de sonrisas se detuvo en tierras manchegas el pasado miércoles, pero ahora surge la oportunidad de empezar una nueva ante un adversario que, a tenor de lo presenciado hasta ahora, estará en la mitad alta de la tabla.

En el 'top' de valoración

Quilates en su plantilla posee para ello el Murcia, que cuenta en sus filas con el interior Chris Matagrano. El estadounidense está en el 'top' de valoración de la LEB Plata con sus medias de 17'1 puntos y 6'4 rebotes (20 de valoración) y a buen seguro pondrá a prueba a la rotación interior del Covirán, que en el último encuentro falló a la hora de cerrar el rebote con mayor contundencia. Pese al llamativo aporte de Alo Marín en esa faceta -seis rechaces-, los nazaríes cedieron en la batalla de los tableros frente a La Roda (32-28). El chadiano Nakidjim capturó doce rebotes, es decir, uno más que todos los hombres altos de Pin -cinco para Bortolussi, tres para Wright, dos de Torres y uno de Iriarte- juntos. Esta tarde tendrán la opción de reivindicarse ante uno de los pívots más en forma de toda la Liga.

Junto a Matagrano aparecen el británico Don y el galo Franceschi como grandes escuderos. La capacidad para desbordar y anotar de ambos comunitarios también será un complejo test para la defensa de los rojinegros, que a pesar de la última derrota sigue siendo la mejor de la LEB Plata y con bastante diferencia. El cuarteto principal del Real Murcia lo completa un rostro conocido por la afición granadina. Juani Jasen retorna al Palacio de los Deportes, escenario que bien conoce desde que aterrizó en el 'Cebé' allá por 2005.

Su lustro en la ciudad permitió conocer las bondades del que al principio sólo se le conocía como hermano de Pancho Jasen (Estudiantes). La polivalencia para hacer daño tanto en tiro exterior como en acciones cercanas al aro quedó más que comprobada, pero también fueron patentes algunos 'pecados' extradeportivos propios de la juventud en una ciudad con afamado ambiente nocturno. Juani maduró en su etapa en el CB Murcia y, tras alternar entre España y Argentina, desembarcó en el cuadro murciano con el que ascendió la pasada campaña a LEB Plata. Esta tarde se dará de bruces con la melancolía, algo que no pudo hacer en pretemporada al disputarse ese 'bolo' en el Veleta.

El Covirán ya sabe lo que se siente cuando un antiguo rojinegro se motiva por volver a cruzarse en su camino, como le sucedió ante Javi Hernández en La Roda (15 puntos y 18 de valoración). Jasen no es exactamente un exnazarí, pero su pasado en Granada le otorga esa condición, por lo que habrá que multiplicar la atención para detenerle en un duelo en el que se espera que Carlos Corts vuelva a la actividad. Dos partidos se ha perdido por su esguince de tobillo y, aunque no estará en plenitud física, su dirección será más que bienvenida para un Covirán Granada que necesita más regularidad en ataque.

Fotos

Vídeos