Baloncesto

El Covirán viaja hoy hacia Pamplona con el sueño de alcanzar el ascenso a la LEB Oro

Los jugadores del Covirán se felicitan tras la victoria ante Agustino./LOF
Los jugadores del Covirán se felicitan tras la victoria ante Agustino. / LOF

El equipo rojinegro no ha cambiado su rutina semanal para preparar un partido y cubrirá en autobús el que puede ser el último viaje del curso

Julio Piñero
JULIO PIÑEROGRANADA

El Covirán Granada va a partir en la jornada de hoy hacia Pamplona, donde espera vivir un momento histórico que le transporte hasta la segunda categoría del baloncesto nacional. La expedición rojinegra tiene prevista su salida a las 8.00 horas para cubrir los cerca de 800 kilómetros que separan de la ciudad navarra. La ruta se realizará en autobús, el medio de transporte habitual que ha utilizado durante toda la temporada. La llegada al lugar de destino se producirá en torno a las 18.30 horas.

La semana se ha querido asumir con normalidad desde el club, sin lanzar las campanas al vuelo y tratando de llevar con naturalidad la llegada de un partido que puede significar la culminación de un objetivo que se ha perseguido desde que se comenzó a planificar el curso en el pasado verano. La pretensión es que el equipo se mantenga concentrado para afrontar a tope un encuentro en el que luchará por la victoria para atar el ascenso directo, sin tener que estar pendiente de los resultados de sus dos rivales directos.

No se ha cambiado nada de la rutina que suele acompañar al conjunto granadino en la preparación de un partido. Sí puede variar el momento de volver a Granada. En caso de ganar la expedición haría noche en Pamplona para celebrar con una fiesta el salto de categoría, mientras que si llega una derrota y si alguno de sus dos rivales ganan, no se habría consumado el objetivo y esa misma noche se produciría el regreso por carretera.

Serán algo más de medio centenar de aficionados los que acompañarán al equipo en un día que puede deparar una gran alegría. Unos 25 componentes de las peñas Frente Nazarí y Esquina Rojinegra, a los que hay que añadir patrocinadores y familiares de algunos jugadores, lo que hará que haya una buena representación de seguidores, pese a la distancia que existe con Pamplona. Todos viajan por su cuenta. Unos lo harán a través del AVE, algunos en avión y otros por carretera.

El rival que va a tener enfrente el equipo nazarí es uno de los que partió como aspirante a luchar por el ascenso, aunque en un principio no pudo responder a esas expectativas. Pese a todo, ha mejorado en la segunda vuelta y en su pista se muestra más seguro. Ha ganado diez de los catorce compromisos que ha disputado. Es a domicilio donde sí se ha sentido menos fiable, lo que le ha impedido estar más arriba en la clasificación. Ocupa ahora el séptimo puesto, pero aún puede adelantar alguna posición.

El conjunto que entrena Pablo Pin efectuó ayer la última sesión de entrenamiento en Granada. Será mañana sábado cuando llevará a cabo una sesión de tiro en la instalación donde se va a jugar el partido.

Fotos

Vídeos