Baloncesto | LEB Plata

El Covirán trata de reponerse del último revés

Pablo Pin se desgañita en el banquillo durante el partido del Príncipe Felipe de Murcia. /GARNATA
Pablo Pin se desgañita en el banquillo durante el partido del Príncipe Felipe de Murcia. / GARNATA

El primer entrenamiento de la semana se dedica a analizar de forma detenida la secuencia de errores que se cometieron ante el Real Murcia

Julio Piñero
JULIO PIÑEROGRANADA

El Covirán Granada trata de reponerse del duro golpe que recibió el pasado sábado en el pabellón Príncipe de Asturias y que le impidió mantener el liderato en la LEB Plata. La derrota con el Real Murcia supuso un frenazo a la trayectoria positiva que llevaba el equipo rojinegro, por lo que ha pasado de nuevo a no depender únicamente de sus resultados para alcanzar la primera plaza, la única que concede el ascenso directo al final de la liga regular.

El primer entrenamiento de esta semana se dedicó a analizar de forma detenida a través del vídeo las secuencias de errores que se dieron en el partido disputado la pasada jornada.

El rival hizo más daño del esperado, pese a que se habían advertido por parte del cuerpo técnico las virtudes que suele poner en práctica. Pero la defensa no estuvo esta vez al nivel de otros partidos en el segundo cuarto y el conjunto murciano adquirió una ventaja, que ya representó una losa durante la segunda parte.

Todos esos fallos se han asumido en el regreso al trabajo y el propósito es que no vuelvan a darse, porque apenas queda ya margen para caer en más resbalones, al restar solo siete jornadas para llegar al final. Tanto el Alicante como La Roda están apretando y aprovechan cualquier tropiezo para sacar la cabeza. Los tres primeros clasificados se han definido de forma clara como los que van a luchar hasta el final para lograr ese ansiado premio que supone el salto de categoría.

Lagunas de concentración

Esas lagunas de concentración pasaron factura y el partido de Murcia se escapó en un pésimo cuarto, lo que representó un desencanto también para los aficionados que se desplazaron para transmitir ánimos al equipo desde la grada. Llama la atención que de las seis derrotas que ha encajado hasta el momento el Covirán Granada, cuatro de ellas hayan sido ante el Alicante y el Real Murcia. Estos dos rivales le han ganado tanto en la primera como en la segunda vuelta.

Tras ese varapalo, tanto el cuerpo técnico como los jugadores pretenden hacer borrón y cuenta nueva para mentalizarse al máximo de cara al siguiente duelo. Este sábado les espera un duro examen ante uno de los equipos que más está apretando en la segunda vuelta. Es un rival que tiene ya complicado acceder al primer puesto con las jornadas que quedan, pero trata de posicionarse para contar con el factor cancha a favor de cara a los 'play offs' por el ascenso.

Todo puede pasar de aquí al final. La Roda y Alicante aún tienen que enfrentarse entre sí y eso puede beneficiar al conjunto nazarí. En este último tercio de competición todos aprietan para intentar alcanzar los objetivos que tienen a mano y eso hace que cada partido esté lleno de dificultades. Estos tres equipos son los que han mostrado más fortaleza a lo largo de la competición y van a apretar al máximo hasta el último momento.

Sin lesionados

No registra ningún lesionado el equipo rojinegro tras el partido disputado en Murcia. Si no surge ningún imprevisto durante la semana, toda la plantilla volverá a estar disponible para afrontar uno de los partidos más difíciles de los que restan por disputar en el Palacio de los Deportes. El Arcos Albacete está situado en el cuarto puesto y solo cuenta con dos victorias menos que el Covirán Granada. No se presume fácil el encuentro.

El equipo de Pablo Pin trata esta semana de corregir errores y afinar conceptos de ataque y defensa para tratar de llegar en las mejores condiciones al compromiso del sábado. No se puede permitir un segundo resbalón, porque ya sería complicado reponerse, sobre todo si sus dos rivales directos ganan en esta próxima jornada. Cada vez queda menos y en juego va a estar para los tres el ascenso directo a la LEB Oro.

La entidad rojinegra espera que haya una buena afluencia de público este sábado en el Palacio de los Deportes, aunque parece difícil que pueda ser parecida a la que hubo hace dos semanas, cuando se enfrentó a La Roda, que llegaba como líder en esa jornada. Ese partido levantó una gran expectación y se alcanzó una gran afluencia de público. No obstante, se espera que sí se viva un buen ambiente, al haberse entrado ya en una parte decisiva de la competición.

Fotos

Vídeos