BALONCESTO LEB PLATA

El Covirán trata de recuperar a los tocados para iniciar con fuerza la segunda vuelta

Devin Wright, que la pasada semana estaba con molestias, en el partido ante Baskonia./LOF
Devin Wright, que la pasada semana estaba con molestias, en el partido ante Baskonia. / LOF

El equipo de Pablo Pin regresa hoy al trabajo para centrarse en la preparación del duelo del próximo domingo frente al colista Martorell

JULIO PIÑEROGRANADA

El Covirán Granada terminó el año anterior de la mejor manera posible, al sumar su séptima victoria consecutiva y garantizarse de paso la organización de la final de la Copa LEB Plata por segunda temporada seguida. Después de regresar de Vitoria y disfrutar de tres días de descanso, será en la jornada de hoy cuando se producirá el regreso al trabajo para comenzar la preparación del que será el primer partido de la segunda vuelta.

El propósito con el inicio de 2018 es recuperar a los jugadores que se encuentran con diversos problemas físicos. Los últimos encuentros se afrontaron con dificultades en ese sentido, al estar afectados algunos componentes por molestias que les impidieron incluso en determinados casos trabajar en buenas condiciones durante la semana. La única baja ante el filial del Baskonia fue la de Ferrán Torres. El pívot catalán faltó por la lesión que sufre desde tres semanas en el aductor de la pierna derecha. Con el descanso de estos días hay esperanza de que se pueda recuperar y tomar parte en el encuentro de la próxima jornada, aunque todo va a depender de cómo haya evolucionado.

El juego interior no se resintió con su ausencia en el compromiso disputado en Vitoria. El buen trabajo colectivo del equipo sirvió para dominar el rebote. Volvió a echar una mano el canterano Alberto Pérez, que ha respondido de forma satisfactoria cuando Pablo Pin lo ha utilizado para suplir las bajas por dentro que se han ido presentando durante algunas semanas.

Con molestias estuvieron la pasada semana Devin Wright y David Iriarte, aunque pudieron jugar finalmente y contribuyeron a la victoria del equipo. Con un esguince de tobillo acabó el partido del otro día Carlos de Cobos. Se confía en que no sea nada de consideración y esté en condiciones de actuar el próximo domingo en el arranque de la segunda vuelta. La plantilla es esta temporada es más corta en relación con la anterior y cuando se han presentado lesiones los minutos se han repartido menos, lo que ha provocado hacer un mayor esfuerzo por parte de los que han estado sanos.

El último fin de semana de enero llegará la final de la Copa LEB Plata en Granada, pero el equipo de Pablo Pin busca sobre todo no distraerse con esa cita y se centra fundamentalmente por ahora en aprovechar su gran dinámica de resultados para adquirir más ventaja si cabe sobre sus competidores. El domingo se medirá al colista Martorell y después afrontará dos encuentros consecutivos en el Palacio de los Deportes. Quiere aprovechar ese calendario para afianzarse un poco más en el primer puesto. El gran objetivo es el ascenso y terminar como líder traería ese premio.

Fotos

Vídeos