BALONCESTO

Este Covirán mata por dentro

Bortolussi dobla la bola por dentro ante la defensa rival. :: R. l. pérez/
Bortolussi dobla la bola por dentro ante la defensa rival. :: R. l. pérez

El cuadro nazarí suma su segundo triunfo de pretemporada gracias a su superioridad interior, reflejada en el control del rebote y en el gran partido de Ferrán Torres

JUANJO MARTÍN GRANADA.

El Covirán sigue dando pasos en su preparación para esta tercera temporada en LEB Plata, en la que las miras están colocadas bien altas. El equipo dirigido por Pablo Pin superó ayer al Real Murcia por 79-64 en un encuentro en el que se limitó a plasmar su superioridad en la pintura para decantar la balanza a su favor. La entidad pimentonera, que compareció a este 'bolo' sin sus americanos, sufrió en las cercanías del aro como quedó reflejado en el rebote. Ya en el primer período se evidenció una diferencia abismal en los rechaces (14-3), algo que se conservó e incluso amplió con el paso de los minutos (43-25 final).

79 COVIRÁN

64 MURCIA

Covirán Granada
Carlos de Cobos (10), Manu Rodríguez (15), Alo Marín (8), Alejandro Bortolussi (4), Devin Wright (9) -cinco inicial- Germán Martínez (5), Ferrán Torres (21), Alberto Pérez (-), Marcos Vigo (7).
Real Murcia Baloncesto
Ballesta (4), Francheschi (14), Jasen (6), Knecenk (-), Don (23) -cinco inicial- Coello (-), Navarro (-), Alcaraz (3), Lledó (14), Sánchez (-).
Parciales
21-19, 20-11 (41-30 al descanso), 16-17 (57-47) y 22-17 (79-64 final).
Árbitros
Enrique López y Rafa Sevilla. Sin eliminados en ninguno de los equipos.
Incidencias
Partido de pretemporada disputado en el pabellón Veleta de Granada a puerta cerrada.

Ese dominio rojinegro en la zona elevó el brillo de los jugadores interiores, quienes completaron un gran encuentro. Especialmente destacado fue el choque de Ferrán Torres, quien sin hacer demasiado ruido martilleó a los murcianos desde la corta distancia. El 'ex'del Tarragona no es de los que llama la atención en pista, pero goza de una habilidad especial para fulminar al contrincante. El pívot terminó con 21 puntos, 9 rebotes y un tapón para un total de 31 de valoración.

También empezó a gran nivel Devin Wright, que con seis puntos consecutivos abrió hueco para los locales nada más empezar. Dos triples de Juani Jasen, en su regreso a Granada, le dieron la vuelta al electrónico, pero la inspiración exterior de Alo Marín devolvió la igualdad a un marcador en el que Matt Don, quien el año pasado militó en Cambados, ya había empezado a hacer mella. El londinense concluyó como el máximo anotador del encuentro con 23 unidades, si bien echó en falta un mayor apoyo por parte de sus compañeros.

Ferrán 'el silencioso' inició un parcial de 9-0 en el segundo cuarto que Manu Rodríguez redondeó con un triple (30-19). El encuentro pudo romperse en ese instante, pero al Covirán erró varios tiros bien lanzados y posibilitó la reacción del Murcia, que de la mano de Francheschi amenazó con meterse de nuevo en el partido (33-28). En ese instante volvió a aparecer la certera muñeca de Rodríguez, que apagó la animosidad de los visitantes con dos triples, el segundo sobre la bocina que condujo al descanso (41-30).

La renta creció hasta los veinte puntos en el tercer acto, si bien las pérdidas de balón eclipsaron el juego de los nazaríes. Hasta nueve posesiones desperdiciaron los anfitriones en este período -veinte en el global del encuentro-, algo lógico al estar en pretemporada un equipo con tantas caras nuevas.

El Murcia aprovechó para ponerse por debajo de la barrera psicológica de la decena nada más arrancar el último cuarto (57-49). No obstante, el Covirán apretó de nuevo las clavijas en defensa -seis robos en este período- para secar el flujo ofensivo de los pimentoneros. 'Carlinhos' mostró su lado más agresivo en pista delantera y la combinación interior de Bortolussi con Torres hizo el resto para asegurar la victoria sobre un adversario con el que volverán a enfrentarse, tanto en el cierre de la pretemporada como ya en Liga.

Fotos

Vídeos