Baloncesto | LEB Plata

El Covirán Granada se mentaliza para estar a la altura en el último tercio de la competición

Eloy Almazán, en el partido ante Plasencia en el Palacio de los Deportes./Ramón L. Pérez
Eloy Almazán, en el partido ante Plasencia en el Palacio de los Deportes. / Ramón L. Pérez

Restan por jugarse las diez últimas jornadas y el equipo nazarí trata de pulir errores en el trabajo diario para optar con fuerza al ascenso directo

Julio Piñero
JULIO PIÑEROGRANADA

El Covirán Granada va a afrontar a partir de este fin de semana el último tercio de la competición liguera y pretende llegar en las mejores condiciones posibles para intentar acabar como primer clasificado. Solo el líder tiene asegurada una plaza de ascenso y del segundo al noveno deberán pelear por la otra a través de unos 'play offs' al final de la liga regular. Se han jugado ya 20 jornadas y restan las diez definitivas para dilucidar el campeón.

La Roda y HLA Alicante aparecen como los rivales más fuertes para el equipo nazarí, que desde la pasada jornada ha pasado a depender de sí mismo para tratar de acabar en el primer puesto. Será determinante el partido que llegará la próxima semana en el Palacio de los Deportes frente al conjunto albaceteño, pero antes debe afrontar el duelo con el Hospitalet de este sábado, en el que no puede fallar para así no perder la ventaja de depender de sus propios resultados.

En veinte encuentros ha encajado cinco derrotas y una vez que se va a encarar el último tercio se reduce el margen de error. Cada partido que llega a partir de ahora es como una final. Cualquiera de los tres de arriba que falle a estas alturas lo puede pagar caro, porque ya no quedará tanto por jugarse para recuperar terreno perdido. El que llegue más fuerte a este tramo decisivo será el que contará con más opciones de cantar el alirón.

El equipo rojinegro pasó por una crisis a principio de año y encajó dos derrotas en los inicios de la segunda vuelta, que le hicieron perder el liderato. Los problemas en el tiro exterior, con porcentajes de acierto muy bajos en la mayoría de los últimos partidos, han derivado en triunfos muy sufridos en algunos casos. Es una faceta del juego que se pretende mejorar y se considera que se debe a un simple bache, porque en la primera vuelta sí hubo un mayor tino entre los tiradores que tiene esta temporada el equipo.

A pesar de esas vicisitudes, el Covirán ha logrado sacar adelante algunos encuentros que llegaron a ponerse complicados y es lo que le mantiene con opciones de seguir luchando por ese primer puesto. El cuerpo técnico y la plantilla saben que de momento no pueden tener otro traspié, porque eso podría ser aprovechado por cualquiera de sus dos principales rivales. Por eso, durante esta semana se están tratando de corregir errores en las sesiones de entrenamiento, con el propósito de rendir a un buen nivel en esta próxima jornada.

Aún está con problemas en un tobillo Alo Marín. El alero gaditano conserva aún un poco de hinchazón en esa zona, lo que hace que los fisioterapeutas tengan que estar pendientes de él, aunque ya jugó el otro día bastantes minutos. Volverá a hacerlo este sábado ante el Hospitalet. El resto de la plantilla se encuentra en buen estado para afrontar este fin de semana una nueva jornada. Ferrán Torres ha ido jugando cada vez más tiempo, una vez que se recuperó de la lesión muscular que le mantuvo un mes y medio de baja.

Fotos

Vídeos