BALONCESTO

El Covirán tendrá enfrente a uno de los rivales más incómodos a domicilio

Bortolussi entra a canasta en el último partido. /LOF
Bortolussi entra a canasta en el último partido. / LOF

El Arcos Albacete, al que debe medirse mañana en el Palacio de los Deportes, ha ganado siete partidos lejos de su pabellón esta temporada

JULIO PIÑEROGRANADA

El Covirán Granada va a afrontar en esta próxima jornada uno de los partidos más difíciles que le restan por jugar en el Palacio de los Deportes. El objetivo de alcanzar el primer puesto pasa por no fallar en ninguno de los encuentros que restan. El Arcos Albacete, el más inmediato, es uno de los que más está apretando en esta segunda vuelta y ha sido capaz de ganar los tres últimos compromisos que ha disputado a domicilio, lo que augura un duelo complicado para el conjunto rojinegro en su regreso a casa.

El equipo albaceteño ha vencido en sus tres últimas salidas al Agustinos Lecrerc, Basket Navarra y Martorell, dato indicativo de que cuenta con argumentos sólidos para presentar muchas dificultades en el partido de mañana. Ha ganado un total de siete partidos de los once que ha disputado lejos de su pabellón. Fuera de casa no pierde desde hace dos meses y solo ha encajado tres derrotas en la segunda vuelta, las mismos que el equipo nazarí. Va a llegar en un buen momento tras ganar en tres de sus cuatro partidos más recientes.

Después del resbalón en Murcia, el conjunto entrenado por Pablo Pin no puede permitirse otro tropiezo y menos aún en casa, ya que eso pondría en serio peligro las posibilidades de terminar como primer clasificado al final de la liga regular. Ya ha perdido dos veces esta temporada en el Palacio de los Deportes y ese cupo de errores como local parece agotado, por lo que no puede permitirse el lujo de encajar otra derrota ante su público.

Lo que sucedió en la pasada jornada se ha ido asimilando durante la semana. Se ha dedicado tiempo a analizar los errores que se cometieron en el pabellón Príncipe de Asturias. No funcionó la defensa en el primer tiempo y eso tuvo como consecuencia la cantidad de puntos que encajó, muy por encima de la media de los que recibe esta temporada. El equipo nazarí no fue capaz de neutralizar los sistemas de ataque del Real Murcia y ya no logró reponerse en el resto del partido.

Se ha buscado hacer borrón y cuenta nueva para intentar recuperar el nivel de juego que hubo en las jornadas anteriores y que permitió superar momentos de dificultad. El objetivo es seguir con opciones y tratar de recuperar el liderato para jugárselo todo en las últimas jornadas. Ahora es el Alicante el que tiene la sartén por el mango, pero el equilibrio es máximo, al existir ese triple empate en la cabeza a falta de siete jornadas para el final de la competición regular.

Todo indica que se vivirá un buen ambiente en el partido de mañana en el Palacio de los Deportes. La promoción conjunta que se ha hecho con el Granada CF, al ser un partido a continuación del otro, permitirá que algunos aficionados acudan a las dos citas a un precio muy asequible. Este sábado por la mañana permanecerá abierta la oficina del club rojinegro para adquirir esas entradas. El Covirán está ya inmerso en una fase decisiva de la temporada y cada compromiso adquiere una gran importancia para tratar de cumplir el objetivo. Para mantener las opciones está obligado a no fallar y los encuentros en casa son vitales. El apoyo del público será primordial en lo que resta por jugarse.

También se ha puesto en marcha por parte de la Fundación CB Granada una iniciativa para celebrar el Día Internacional de la Mujer con sus aficionadas. Todas las abonadas de la entidad rojinegra tuvieron la oportunidad de acudir en la jornada de ayer a la oficina para recoger dos entradas de forma totalmente gratuita.

Fotos

Vídeos