Baloncesto LEB Plata

El Covirán confía en contar con Alo Marín para la primera salida del curso

El estado físico del escolta Alo Marín es la principal preocupación del Covirán para Zamora. / ALFREDO AGUILAR

El escolta gaditano sufrió una luxación en un dedo de la mano izquierda y está pendiente de su evolución para Zamora

Julio Piñero
JULIO PIÑERO

El Covirán Granada comenzó la temporada a lo grande y ya se encuentra en la preparación de la que va a ser su primera salida. El pasado sábado las sensaciones fueron magníficas y la idea es no bajar la guardia para no perder el primer puesto. La brillante victoria conseguida ante el Martorell solo dejó como factura el percance que sufrió Alo Marín. Tuvo una luxación en un dedo de la mano izquierda tras el descanso y eso provocó que no pudiera seguir jugando más. Llegó a recibir cuatro puntos de sutura y ahora el cuerpo técnico está pendiente de su evolución.

Todo indica que estará disponible para jugar el próximo sábado ante el CB Zamora. Va a depender de las sensaciones que vaya experimentando a lo largo de estos días. El equipo rojinegro regresó en la jornada de ayer a los entrenamientos para centrarse ya en la segunda jornada. El alero gaditano confía en poder estar, aunque va a depender de las sensaciones que vaya experimentando en ese dedo de la mano izquierda. Ante el Martorell contribuyó con dos triples durante el tiempo que estuvo en la cancha.

No se le echó de menos tras lesionarse. El partido estaba muy encarrilado y la diferencia era ya considerable en el marcador. El Covirán se mostró letal en el tiro exterior y llegó a anotar catorce triples. Tuvo un acierto del 50 por ciento, lo que indica un buen porcentaje en los lanzamientos. También dominó claramente el rebote y la victoria resultó plácida ante un recién ascendido, que se vio claramente superado desde el principio por parte del equipo granadino.

La expedición rojinegra partirá el viernes a las 10.00 horas en dirección a Zamora. Deberá cubrir un trayecto de 670 kilómetros, por lo que se calcula que a media tarde ya estará en la ciudad castellano-leonesa para descansar de cara al partido del día siguiente. El rival que se va a encontrar cayó en la primera jornada en la pista del Alicante, si bien se ha reforzado bien, con la idea de no pasar los apuros del pasado curso, en el que tuvo que luchar hasta el final para evitar el descenso.

Serán dos las salidas consecutivas que deberá afrontar el Covirán Granada. La siguiente semana jugará ante el HLA Alicante, uno de los favoritos para el ascenso directo. Ese encuentro se disputará el viernes 13 de octubre. La entidad rojinegra solicitó antes de que se sorteara el calendario dejar libre el Palacio de los Deportes en la segunda semana de octubre, porque ya se sabía que en esas fechas se iba a celebrar en esta instalación el World Pádel Tour. Se respetó esa decisión y ahora debe jugar dos veces seguidas a domicilio para defender el liderato.

Fotos

Vídeos