Baloncesto

Contundente en el Palacio, temible a domicilio

Pablo Pin dando instrucciones desde la banda./Ramón L. Pérez
Pablo Pin dando instrucciones desde la banda. / Ramón L. Pérez

Los conjuntos de Pin acumulan en estas seis campañas de historia un notable 75% de victorias en los partidos en casa y un 60% a domicilio

Juanjo Martín
JUANJO MARTÍNGRANADA

Los aficionados de la Fundación CB Granada presumiblemente van a tener que cambiar el chip de cara a la próxima campaña. El club nazarí se ha acostumbrado durante sus seis años de historia a brindarles un sinfín de alegrías, bastantes más que sinsabores, aunque esa tendencia amenaza con romperse ahora que se ha alcanzado la LEB Oro. Así lo advertía hace unos días el propio entrenador Pablo Pin, quien expresó con sinceridad a IDEAL que «lo normal el próximo curso será perder muchos partidos y tener rachas negativas. La gente debe entenderlo y ser paciente».

A menos que los rojinegros cuajen una temporada de escándalo, la diferencia en cuanto a resultados será remarcable, sobre todo porque el equipo ha rendido a un alto nivel desde su creación. Ya en Primera Nacional hubo un balance positivo de victorias y derrotas durante la fase regular (10-4) y la mejor diferencia de puntos posibilitó el salto a EBA pese a que en las eliminatorias contra Huelva y Baza el saldo fue negativo (2-3), tras la derrota en la final a partido único contra Unicaja.

Una vez en la cuarta categoría nacional, al conjunto granadino le siguieron saliendo bien las cosas. La primera campaña se quedó sin disputar la fase de ascenso, por mucho que su registro de 16-6 le dejara a las puertas con su cuarta posición. Un año después sí consiguió el billete para la ronda final hacia la LEB Plata con 19 triunfos y siete derrotas, para después culminar la proeza con las tres alegrías consecutivas en la fase de ascenso celebrada en el pabellón del Parque en Albacete.

Esa abundancia de buenos resultados que se había cosechado en el Veleta no se vio interrumpida a raíz de la mudanza al Palacio de los Deportes. La llegada a Plata supuso el cambio de pista de juego de los nazaríes, pero no de dinámica ascendente. Los discípulos de Pin siguieron sumando bastantes más victorias que tropiezos (15-11), lo que permitió estar en la parte alta de la tabla durante el primer ejercicio en esa categoría. Eso sí, la andadura en los 'play offs' se acabó antes de tiempo al caer frente a Ávila tanto en casa como a domicilio, cerrando por la vía rápida un cruce al mejor de tres partidos (0-2).

Hace un año el guion escrito por el Covirán fue aún mejor en la Liga regular, pues consiguió la veintena de triunfos (20-10) y disparó la ilusión sobre un posible ascenso a Oro. En el primer cruce pasó por encima de Navarra (3-0), si bien contra Zornotza todo ese notable bagaje se marchó por el sumidero. El revés en el quinto partido en el Palacio (2-3) hizo trizas el corazón de la grada y del club nazarí, que tomó buena nota para que no volviera a pasar por ese trance en la lucha por subir.

En vista de que los 'play offs' poseen un carácter impredecible, los rojinegros optaron por perseguir con ahínco un ascenso directo que les evitara atravesar ese tortuoso sendero. Así las cosas, el equipo elevó de nuevo el listón para rubricar un balance 23-7 con el que aseguró la primera posición, el pasaporte a LEB Oro y un más que destacable 68% de victorias en los partidos disputados en Liga, tanto en la regular como en las eliminatorias. En caso de incluir la Copa de LEB Plata estos datos apenas crecen unas décimas, pues sólo son dos encuentros en un total de 165 choques oficiales.

Si se analizan por separado las citas disputadas con la vitola de anfitrión o de visitante, los números recalcan aún más si cabe la excelente trayectoria de los rojinegros. El técnico granadino ha vencido en el 75% de los partidos desarrollados ante la hinchada nazarí. Es decir, que en tres de cada cuatro citas en casa hubo una sonrisa tras sonar la bocina final. Si sólo se consideran las dos últimas temporadas, los rojinegros acumulan un 80% de triunfos en el Palacio en Liga regular, registro que baja al 77% en caso de contabilizar los 'play offs' de ascenso.

A esta contundencia de la Fundación como local hay que sumarle el respeto que generaba igualmente a domicilio. El fortín del Palacio no era fácil de asaltar, aunque doblegar a los granadinos tampoco ha sido sencillo cuando se enfundaban el uniforme de visitantes. El cuadro rojinegro ha ganado 50 de los 83 enfrentamientos lejos de su cancha, por lo que ostenta un llamativo 60% de victorias como foráneo, algo al alcance de pocos.

Por todo esto, será complicado que la afición altere esta rutina triunfal por otra en la que haya más reveses que victorias. Sin embargo, ese es el panorama que arroja una LEB Oro que, de dieciocho participantes, sólo los siete primeros han concluido este año con balance positivo al término de la temporada regular. Todo un bocado de realidad para un club que se fija como objetivo único la permanencia.

Fotos

Vídeos