Baloncesto

El Alicante le arrebata la victoria al Covirán Granada

Torres (d) busca línea de pase interior ante Zamora. / AGENCIA GARNATA

El Covirán ha visitado al invicto Alicante en un tempranero duelo entre dos de los candidatos al ascenso a LEB Oro

Juanjo Martín
JUANJO MARTÍNGRANADA

A la hora de enumerar los principales favoritos a priori para conquistar el ascenso a la LEB Oro, los nombres de Covirán Granada y Alicante se cuelan en los pronósticos de casi todo el mundo. Sin embargo, eso ocurrió igualmente la pasada campaña y al final ninguno de los dos equipos alcanzó siquiera la final de los 'play offs'. Este año las quinielas vuelven a distinguir a ambos entre los principales candidatos a subir de categoría y por el momento los resultados les acompañan, al mantener una condición de invicto que esta noche (20.45 horas) uno de los dos perderá.

Los hombres de Pablo Pin afrontan su segundo partido consecutivo a domicilio tras la victoria en Zamora de la pasada semana (57-88). La simplicidad con la que los rojinegros resolvieron ese encuentro y el inaugural (84-46 contra Martorell) posiblemente no haga acto de presencia en este duelo. La superioridad de los nazaríes sobre catalanes y castellanos fue manifiesta, pero lo de esta noche en Alicante es un auténtico choque de titanes.

El único asterisco que presenta este atractivo encuentro es que el pulso se librará demasiado temprano. En un campeonato que aún está en los albores, cruzarse en la tercera jornada resta trascendencia inmediata al partido. Eso sí, siempre es mejor obtener un triunfo de ventaja sobre un teórico rival directo que una derrota. El vencedor saldrá reforzado y mantendrá su puesto en un coliderato de la LEB Plata que comparten junto a Morón, Murcia y Albacete. En cambio, el perdedor se verá obligado a levantarse pronto para minimizar las consecuencias del traspiés.

En la plantilla del Alicante ya no está Rejón, quien se jubiló a la par que Jesús Fernández, pero no por ello pierde potencial el plantel dirigido este año por David Varela. El poderío de Outerbridge -MVP de la primera jornada, aunque desacertado en los triples en la segunda- se complementa con el buen hacer en el exterior del tirador Álvaro Lobo y de Pedro Rivero. Tras ocho años en Oro, el veterano director de juego ha bajado un peldaño para ayudar a ascender al Lucentum.

El Covirán también tendrá que vigilar de cerca a Chapela, 'ex' de Cambados que siempre supone una amenaza en un perímetro en el que aún no ha ganado suficiente peso Nick Laguerre. El estadounidense ya generó más de un quebradero de cabeza a los granadinos durante su etapa en Alcázar. Por dentro aparecen los Sidibe, Amadou y Boubacar, que dotan de músculo en la pintura a los anfitriones de esta noche.

Hasta el último cuarto

El Alicante comenzó la temporada con un trabajado triunfo sobre Zamora, quien no se despegó en el marcador hasta el último período (77-59), mientras que la pasada semana se impuso al Canoe en otro partido en el que propinaron la sentencia en el último cuarto (62-78). Esa emoción experimentada por los levantinos contrasta con la placidez absoluta con la que los granadinos han vivido sus dos encuentros, sobre todo en la segunda mitad.

La escuadra nazarí avasalló a Martorell y a Zamora con el superlativo rendimiento de un Eloy Almazán que ha confirmado sus propios augurios de que se vería una versión distinta a la vista en Melilla. El granadino, con mando en plaza en el equipo de Pin, promedia 19'5 puntos y 7 rebotes (24 de valoración) que le convierten en uno de los más destacados de la competición. El desequilibrio que aporta en el puesto de alero alto se ha evidenciado desde el principio y esta noche tendrá una buena oportunidad para encumbrarse en una batalla que se prevé apasionante entre dos de las mejores plantillas de la LEB Plata.

Fotos

Vídeos