Baloncesto LEB Plata

Carlos de Cobos se recupera a tiempo y podrá jugar en el inicio de la segunda vuelta

Carlos Cobos sonríe durante un entrenamiento del equipo. /Fermín Rodríguez
Carlos Cobos sonríe durante un entrenamiento del equipo. / Fermín Rodríguez

El Covirán parte hoy hacia Martorell, con la novedad del senegalés Maodo Nguirane, que viaja tras completar dos sesiones de entrenamiento

Julio Piñero
JULIO PIÑERO

El Covirán Granada va a tratar de iniciar la segunda vuelta con la misma dinámica con la que despidió 2017. Lograr ocho triunfos consecutivos que le permitió acabar como líder en solitario la primera parte de la competición liguera y de paso asegurar la organización de la final de la Copa LEB Plata, que se disputará a final de este mes en el Palacio de los Deportes. El objetivo va a ser no perder ese puesto de privilegio, por lo que deberá mantenerse en guardia, a la vista de la igualdad que impera en esta categoría.

En el encuentro disputado en Vitoria ante el filial del Baskonia acabó con un esguince de tobillo Carlos de Cobos. El base criado en Málaga ha logrado recuperarse a tiempo, por lo que no va a correr peligro su participación en el compromiso de mañana con el CB Martorell. Consiguió entrenar ya en la jornada del jueves y también en la sesión celebrada ayer. Fue una torcedura que ha requerido el trabajo del fisioterapeuta para volver a ponerlo a punto y que pueda estar a disposición de Pablo Pin.

Enfrente va a estar en esta jornada el último clasificado, ante el que no quiere fallar el equipo rojinegro. El propósito es aprovechar el buen momento para tomar más ventaja si cabe ante sus rivales. Después de este partido llegarán dos seguidos en el Palacio de los Deportes. Se presenta una buena oportunidad para abrir brecha antes de que tenga que afrontar compromisos más complicados sobre el papel durante la segunda vuelta.

El pasado jueves se llevó a cabo la incorporación de Maodo Nguirane para reforzar el juego interior ante la baja durante dos meses de Ferrán Torres. El pívot senegalés ha intentado en estos dos últimos días meterse en la dinámica del equipo y asimilar los sistemas defensivos y de ataque durante las sesiones de entrenamiento. No se encuentra aún al mismo nivel físico que el resto de la plantilla, aunque irá aumentando su nivel con más trabajo. Ya va a estar en condiciones de debutar mañana y dispondrá de algunos minutos para echar una mano al equipo por dentro.

Han trabajado mejor esta semana tanto Devin Wright y David Iriarte, que acabaron con molestias el partido con el Basket Navarra. Durante el periodo navideño el cuerpo técnico decidió conceder más días de descanso con el objetivo de recuperar a los más tocados tras el esfuerzo realizado en los últimos partidos. Ha tenido el efecto deseado y el equipo granadino afrontará en mejores condiciones el arranque de la segunda vuelta.

Nivel defensivo

Mantener el mismo nivel defensivo será determinante para que el equipo de Pablo Pin sume una victoria más. Concluyó la primera vuelta con una media de 65 puntos recibidos. Esa gran labor atrás ha sido clave para cimentar tantos triunfos. El CB Martorell está entre los que menos anota, aunque ha cambiado de entrenador recientemente y en la última jornada de la primera vuelta logró superar al CB Zamora.

La expedición del Covirán Granada partirá en la jornada de hoy a primera hora de la mañana para realizar el trayecto en autobús hasta Martorell. Serán más de 800 kilómetros por delante los que les esperan hasta llegar a esta localidad barcelonesa. Sobre las 20 horas ya deberán estar en el punto de destino para descansar de la mejor manera posible de cara al duelo que deben afrontar al día siguiente.

Fotos

Vídeos