LEB PLATA

Camino despejado hacia el ascenso

De Cobos estuvo magistral en la dirección y en el tiro./ALFREDO AGUILAR
De Cobos estuvo magistral en la dirección y en el tiro. / ALFREDO AGUILAR

Tras dejar atrás a La Roda, los nazaríes sólo deben mirar de reojo los resultados de Alicante, con el que sí tienen perdido el 'average'

JUANJO MARTÍNGRANADA

El Covirán superó su cita más exigente con nota. Doblegó con cierta comodidad (78-62) a La Roda, que perdió en el Palacio la vitola de líder que había portado en las últimas semanas. Los granadinos completaron una primera parte para enmarcar frente al equipo manchego, que en ningún momento dio sensación de que podía hacer peligrar la alegría de los casi 5.500 aficionados que se congregaron en las gradas del pabellón del Zaidín. La hinchada vibró con el equipo de Pablo Pin, que tiene ahora vía libre para alcanzar la cima, es decir, el ascenso a la LEB Oro.

El cuadro nazarí debe defender su actual primera posición -la única que da derecho a saltar de categoría sin pasar por los 'play offs'- en las ocho jornadas de fase regular que restan. Será un largo y sinuoso camino en el que habrá que sortear infinidad de peligros. Aunque ya se ha enfrentado a sus más inmediatos perseguidores, sus próximos contrincantes estarán igualmente inmersos en una feroz batalla, ya sea por las eliminatorias de ascenso o por evitar el descenso. De este modo, los rojinegros aún no pueden cantar victoria, si bien la victoria del pasado sábado supo a Oro.

El Covirán elevó frente a La Roda varios peldaños su nivel de juego en la cancha. No solo desterró su reciente pesadilla con el tiro exterior, sino que ejerció una excelente defensa con la que anuló a Noguerol y Nakidjim, los referentes de la escuadra castellana. De Cobos estuvo inmenso a ambos lados de la pista y se erigió como el mejor jugador con 16 puntos (cuatro triples), seis rebotes, cinco asistencias y 26 de valoración. Los 14 puntos de Álex Bortolussi en el segundo cuarto -en el que los locales metieron 30-, un triple letal de Almazán cuando los visitantes soñaron tímidamente con la remontada y la facilidad de Devin Wright para atacar el aro rival fueron demasiados argumentos de peso para que se le escapara la victoria a los granadinos, por mucho que no gustaran algunas de las decisiones de los colegiados.

Así las cosas, los nazaríes accedieron a la primera posición de la LEB Plata y, de propina, se anotaron el 'average' con los manchegos, a los que sacan ahora una ventaja virtual de dos victorias al considerar el coeficiente particular en caso de empate entre ambos. Con La Roda un tanto alejado en la carrera por el ascenso, el Covirán sólo tiene ahora en el retrovisor al Alicante.

Los levantinos padecieron una vez más, pero sacaron adelante su compromiso en casa ante el Plasencia (69-65). El equipo de David Mangas está habituado a pasarlo mal en sus encuentros, pero siempre acaba sonriendo al final y sigue al acecho de los rojinegros, de los que sólo les distancia un triunfo. Cualquier tropiezo granadino y victoria alicantina equivaldría a un nuevo vuelco en la clasificación, por lo que el peligro está bien presente.

No obstante, la ventaja es para el plantel de Pin, que depende de sí mismo para culminar la fase regular en el puesto que actualmente ocupa. La siguiente cita será en el Príncipe Felipe de Murcia, feudo de un club pimentonero demasiado irregular durante toda la campaña y que se halla desde hace unas semanas bajo la nueva batuta del entrenador Armando Gómez.

Fotos

Vídeos