BALONCESTO

Una bienvenida bocanada de aire fresco

Manu Rodríguez aparece por encima de Poyatos en Cambados. / LOF

El Covirán mantiene un liderato compartido del que se caen Alicante y Murcia, mientras que el 'Raca' pone distancia con el 'pozo' tras su vital triunfo en Almería

JUANJO MARTÍNGRANADA

Tanto Covirán Granada como Corral & Vargas Ramón y Cajal celebraron durante el pasado fin de semana sendas victorias que le acercan un poco más a sus respectivos objetivos. A los rojinegros les permite seguir en lo más alto de la clasificación en LEB Plata, tras una jornada en la que Alicante y Murcia cayeron en casa ante rivales que también figuran en la zona noble. Por su parte, para la escuadra de Quique Gutiérrez este triunfo supone una enorme respiro en la Liga Femenina 2 y tiñe de optimismo un panorama que se habría oscurecido enormemente en caso de derrota.

El Covirán encadenó en Cambados su tercera victoria consecutiva, que le mantiene como líder pese a la 'minicrisis' atravesada a mediados de noviembre. El conjunto de Pablo Pin mostró su lado más eficiente en un extraordinario primer cuarto (9-26), para después dar paso a una desidia que le hizo dilapidar una renta de hasta veinte puntos y verse ocho abajo en el luminoso de O Pombal (55-47) mediado el tercer período del encuentro.

La buena defensa de los nazaríes, con un emparejamiento atípico de 'Carlinhos' sobre Saunders y de Bortolussi con el base Orellano, había dado sus frutos y el dominio en el rebote había hecho el resto. Sin embargo, la nueva desconexión padecida por los rojinegros volteó una situación que se tornó dramática para los intereses del bando granadinista. En ese instante tan crítico, 'Borto' apareció salvador para despertar a sus compañeros, que se metieron de nuevo en el partido.

Precisamente el ala-pívot argentino fue el autor de la canasta que acabaría dando la victoria. El acierto a tabla de Bortolussi en una posesión que ya tocaba a su fin puso por delante al Covirán (66-67) y el temple de Almazán en los tiros libres finales aseguró un triunfo que Saunders a punto estuvo de boicotear, con su triple final que salió repelido por el aro. La resurrección de los últimos minutos impidió que hubiese que lamentar un nuevo revés tras un partido en el que se destiló un gran juego durante buena parte del mismo.

La escuadra nazarí repite de este modo en un liderato que ahora sólo comparte con Albacete y L'Hospitalet. Los catalanes vencieron a domicilio a Murcia en un duelo directo entre dos conjuntos asentados en la parte alta (50-52), mientras que los manchegos casi se llevan un susto contra Plasencia (77-76). Los extremeños dispusieron de tres ataques para conquistar la victoria, pero fallaron y ni siquiera metieron dos tiros libres que habrían propiciado el tropiezo albaceteño.

Además, el Alicante se dejó otra victoria en el pabellón Pedro Ferrándiz, en esta ocasión frente a La Roda (64-66). Los castellanos se introducen así en un nutrido grupo de cinco equipos con balance 7-4, es decir, a una victoria del trío en cabeza comandado una jornada más por el Covirán. Los granadinos ponen un poco de distancia con varios de sus perseguidores y se acercan al billete para la Copa LEB a cuatro semanas escasas de conocer a los dos equipos que lucharán por hacerse con el primer título oficial del curso.

Si la alegría de los hombres de Pin fue iluminadora, mucho más trascendental resultó el triunfo para el Ramón y Cajal de Quique Gutiérrez. El equipo granadino se impuso en el derbi al Almería (59-63) en un encuentro que siguió un guion similar al del Covirán. Las rojillas arrancaron el choque con intensidad y labraron las primeras ventajas antes de dormirse en un tercer cuarto para olvidar (24-9). El 'Raca' se puso así contra las cuerdas (56-46) en un partido en el que no podía permitirse un tercer revés, tras los encajados en duelos directos por la permanencia ante Santa Gema y Magec.

En ese momento las granadinas recuperaron su mejor versión para endosar a sus 'vecinas' un contundente parcial de 3-17 en el último cuarto. La actividad defensiva -siete robos en ese acto- y el control del rebote allanaron el camino hacia una victoria que le aleja del abismo de la clasificación. Ahora son dos los triunfos de ventaja con respecto a los equipos de abajo, aunque lo más importante es que la plantilla del Ramón y Cajal se demuestra a sí misma que está capacitada para conquistar la permanencia. Este 'subidón' llega justo antes del complicado tramo final de la primera vuelta, en el que se medirán a tres de los clubes de arriba, empezando este jueves por el Gran Canaria, líder invicto.

Fotos

Vídeos