BALONMANO

CBM Vícar Bahía de Almería y Agustín Collado siguen juntos

La entidad capitalina confía una campaña más en los conocimientos del entrenador./IDEAL
La entidad capitalina confía una campaña más en los conocimientos del entrenador. / IDEAL

Renovación del técnico almeriense de cara a la segunda temporada en la División de Honor Plata Femenina del nuevo club

JAVIER NAVARROALMERÍA

La campaña terminó en la División de Honor Plata Femenina, disputándose un total de 26 jornadas a lo largo de ocho meses desde que la competición dio comienzo un ya lejano 9 septiembre, siendo el 10 de dicho mes cuando el CBM Vícar Bahía de Almería hizo su primera aparición dentro del Grupo D.

Tras un estreno liguero difícil y la gran reacción posterior, el rumbo de las vicarias se enderezó logrando mantenerse hasta ocho jornadas invictas en las que firmaron seis triunfos consecutivos, pasando del furgón de cola en la tabla a la tercera posición sumando 15 puntos, tres por debajo de las colíderes.

Así, el plantel que entrena Agustín Collado se permitió soñar con la posibilidad de luchar por ganarse un hueco entre los dos primeros clasificados, merecedores de participar en el sector de ascenso a la máxima categoría, y a pesar de no vencer a ambos líderes en los dos últimos compromisos de la primera vuelta, el conjunto almeriense regresó de las vacaciones navideñas dispuesto a recuperar el terreno perdido.

Números dispares

Pero la irregularidad a lo largo del 2018 alternando derrotas y triunfos, hizo que hizo que el CBM Vícar Bahía de Almería estuviera a mayor distancia de las plazas privilegiadas, mientras que no lograba repetir victoria dos jornadas seguidas, algo que finalmente no pudo hacer en los últimos cuatro meses de competición.

Las almerienses terminaron en el séptimo lugar de la tabla habiendo cosechado 27 puntos, empatadas con las sextas y a siete de las quintas, aventajando en uno a las octavas y en dos a las novenas, firmando un balance de 12 partidos ganados, tres igualadas y 11 pérdidas, marcando un global de 623 tantos y encajando 582 (diferencia de +41).

Todo ello da una idea aproximada a lo disputada que es la División de Honor Plata Femenina, donde el equipo dirigido por Collado sienta las bases de cara a una próxima campaña en la que el técnico repetirá en el banquillo tras haber sido renovado por la entidad capitalina, reconociendo Agustín que «es un volver a estar al frente del equipo».

Liga exigente

El almeriense destaca sobre la campaña finalizada que «sabíamos que iba a ser un año bastante duro y así se ha demostrado semana tras semana, con algunos clubes apostando decididamente por el ascenso y un grupo, muy numeroso, de posibles candidatos que también han luchado por esa posibilidad».

La escasa diferencia que separa a los inquilinos de la zona media-alta revela esa competencia feroz que afirma Agustín Collado, cuyo ADN ganador viene como anillo al dedo a una plantilla joven y talentosa, la cual tiene que «continuar creciendo dentro de una categoría tan atractivo como complicada».

Por el momento, y todavía sin concretarse las jugadoras que formarán definitivamente parte del plantel, ese será el objetivo del Vícar Bahía, comentando el míster que «indudablemente queremos mejorar nuestro papel de esta temporada, aunque para ello no queda más remedio que, quienes estemos, aplicarnos y trabajar día a día».

Fotos

Vídeos