Voleibol

Unicaja gana entre obstáculos

Chema Castellano, que hizo 17 puntos, supera el bloqueo de Valquintans y Aarón Socorro. /CV 7 ISLAS
Chema Castellano, que hizo 17 puntos, supera el bloqueo de Valquintans y Aarón Socorro. / CV 7 ISLAS

Los blanquiverdes levantan un 2-0 frente a un Vecindario que se atoró al final

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Ahora la 'papa (arrugá) caliente' pasa a los otros dos equipos de la zona alta, una vez que los ahorradores se la han quitado de encima, literalmente. Dificilísimo el escenario en el que se había metido el encuentro, con un 2-0 para los canarios y, ante todo, con la sensación de no tener el día. Los de Raúl Quintana empezaron a lo suyo y siguieron de la misma guisa, pero los de Molducci, sin Borja Ruiz ni Israel Rodríguez, pese a que se vistió el sevillano después de mucho tiempo, se dieron cuenta de que pueden remontar, de que saben sufrir y de que el equipo lo es todo. Como bloque se jugó, si bien Monfort dio una auténtica exhibición cuando más se le necesitaba. Si se llega al tie break, se sabe ganar.

Mucho positivo puede sacar Unicaja de un triunfo trabajadísimo en el que el valenciano firmó una abrumadora cifra de 26 puntos, máximo anotador de la contienda pese al gran partido de Valquintans (19). En puntuación, Castellano debutó dejando una tarjeta de 17, 50% de acierto, también con dos saques directos y un bloqueo. También el máximo bloqueador blanquiverde, también del choque junto con Moisés Cézar, fue Javi Monfort, con tres, más dos saques y con un 51% de acierto atacante para opositar de manera firme a otro MVP de la jornada. Ferrera hizo un gran partido en recepción y defensa, ayudado por Casimiro desde el cuarto set.

Sin encontrar el sitio

El partido comenzó igualado. Unicaja comenzó atacando con los centrales, con el fin de fijar bloqueo rival, pero este, con buena lectura y el saque de Ruiman, aprovechó para cerrar por punta y escapar por dos puntos en el marcador (4-2), tras un bloqueo de Valquintans. Vecindario aprovechaba el ataque por punta para sentirse cómodo y los blanquiverdes, con dificultades en saque, no conseguían meter presión a la recepción insular, que sí hizo daño con su saque (7-4).

Pese a que la aparición de Almansa en saque resultó positiva con un punto directo y creación de problemas para atacar bolas diferentes a la alta por punta dio opciones de crecimiento a los de Piero Molducci, no impidieron que el cuadro insular creciera en el marcador para mantener la ventaja. Sin embargo, la recuperación del saque tras un ataque de Monfort y la repercusión del saque de Manu Parres permitió a Unicaja Almería recuperar el mando para llegar al tiempo técnico con ventaja (11-12).

Tomó el mando el equipo almeriense gracias al saque y la lectura en bloqueo para puntuar con comodidad, mientras en defensa conseguía tocar los ataques de un Vecindario menos preciso, pero que continuaba cerca en el marcador (13-15), consiguiendo las tablas gracias al saque del colocador Javier Sánchez y darle la vuelta con el de Valquintans, con un saque directo (17-16).

La mejora en defensa por parte de Vecindario y la aparición del error en los almerienses obligó a Piero Molducci a detener el primer set con 20-17 y la obligación de controlar el error, que era mucho en los blanquiverdes. No lo consiguió y con 23-19 de nuevo pidió tiempo muerto. Un ataque de fallado por Almansa y un punto directo de Ruiman Artiles sentenció la primera manga (25-19).

Imprecisos

Los problemas con el dominio del saque rival continuaron en los blanquiverdes en el inicio de la segunda manga. Se atoró el cuadro de Molducci con el saque de Víctor López (4-2) y el intercambio de golpes se prolongó, con acierto por punta por parte de ambos equipos, pero la ventaja aumentó para los amarillos ante un equipo almeriense incapaz de poner remedio al 'coladero' en el ataque por punta. Sin funcionar en bloqueo, Vecindario creció como nunca para hacer que Piero Molducci parara el partido antes de llegar al tiempo técnico (11-6), ventaja que aumentó una acción después para que los insulares doblaran a un mal equipo ahorrador (12-6).

No cambió el decorado. Unicaja había entrado en bache, incapaz de reaccionar, a la par que el equipo de Vecindario continuaba creciendo y haciendo daño hasta con la suerte a favor. Castellano entró en lugar de un impreciso Thiago Maciel, pero la ventaja era muy amplia (15-8) y Molducci agotó sus dos tiempos muertos.

Lo cierto es que Unicaja Almería se había ido del partido. Impreciso en ataque, sin recursos, se vio atorado ante un rival que crecía, anotando en ataque y con una buena defensa para llegar al tramo final con siete puntos de diferencia (20-13). Aunque el saque de Ignacio Sánchez hizo daño y permitió 'animarse' (20-15), no fue demasiado 'continuista' como para volver a engancharse en el duelo.

La aparición de Chema Castellano en el partido fue providencial para creer. Unicaja Almería empezó a encontrar salida al mal partido y con su saque, además, obligó a Raúl Quintana a detener el partido (23-20) y todavía hubo más reacción. Con 24-23, el cuadro insular volvió a parar el envite y el 'miedo a ganar' de los amarillos permitió empatar. Sin embargo, no era el día y un bloqueo de Víctor López dejó a Unicaja sin la posibilidad de luchar por todo el botín.

Manejo del error

La aparición de Chema Castellano, que fue titular en el tercer set, en lugar de Thiago Maciel, reportó a Unicaja Almería un rendimiento distinto. Los blanquiverdes comenzaron a funcionar en ataque y defensa gracias a las acciones de Castellano. Todo comenzó desde el saque. Unicaja tomó ventaja y se fue hasta de tres puntos (5-8), que se esfumaron como consecuencia de los errores almerienses.

De todas formas, estos se iban al tiempo técnico, por primera vez en el duelo, con ventaja de tres puntos (9-12), como consecuencia de dos errores consecutivos de Javi Sánchez. El cuadro almeriense jugaba algo más cómodo, con mejor recepción, lo que permitía jugar rápido en ataque. Además, el saque creaba problemas a la recepción de Vecindario y el marcador se amplió para llegar al 11-16, tras un punto de Manu Parres y un error en ataque de Valquintans, que condujo el duelo a un tiempo muerto.

Un bloqueo de Moisés Cézar dio vida a los insulares, pero el acierto y el error de Víctor López permitió que Unicaja Almería navegara tranquilo hacia la victoria parcial tras un bloqueo de Monfort sobre el receptor de Vecindario que obligó a su técnico a parar el duelo (16-21). La aparición de Monfort permitió a Unicaja Almería mantener las diferencias. Un saque fallado por De Carvalho permitió estrenarse a los almerienses (19-25).

Arriesgar

El saque no conseguía fijar al rival por parte de ninguno de los dos, que no lograban escapar. Los errores, continuos en unos y otros, impedían crecer para conseguir distancias cómodas. Ambos equipos lo basaban todo en el ataque por punta. Valquintans y Víctor López, en los insulares, y Almansa y Castellano, en los almerienses, mantenían a sus equipos en la pelea, con los blanquiverdes mejor 'situados' por un ataque fuera de López y un saque de Almansa (7-10).

El juego impreciso volvió a hacer 'presa' a los de Molducci, con problemas en bloqueo, lo que permitió a Vecindario acortar diferencias. Aún así, un ataque de Jean Pascal, que mandó fuera una acción anterior, permitió a Unicaja irse con ventaja al tiempo técnico (11-12). Entre el central y la aparición de un irregular Monfort, este al saque, el partido volvió a las manos almerienses (13-15), tras un servicio directo del valenciano.

El riesgo jugó sus bazas. Unicaja trabajó mejor con el saque y eso impidió a Vecindario mejorar ante una buena lectura de bloqueo de los blanquiverdes, que resolvían a través del acierto de Castellano por zona dos, Monfort, por cuatro, y del bloqueo y ataque de Diedhiou (19-23). El opuesto llevó el partido al tie break.

Apareció Monfort

La lotería del tie break condujo al partido a una 'ruleta rusa'. El error concedió ventaja a Unicaja Almería gracias a un punto directo de Monfort que condujo a un intercambio de golpes, en el que se concatenaron aciertos y errores de ambos, aunque la precisión almeriense le hizo manejarse hasta llegar al cambio de campo, con un buen ataque por punta (6-8).

Sin embargo, los problemas en ataque almerienses permitieron a Vecindario mandar en el marcador con el saque de Víctor López (10-9). Castellano y Monfort, este con tres 'pipes' y un ataque por punta, devolvieron el mando a Unicaja, tras una buena defensa almeriense que llevó el set al 11-14 y a dos tiempos muertos seguidos de Raúl Quintana. Con todo a favor, Almansa dio 'carpetazo' a un irregular partido de Unicaja Almería.

Fotos

Vídeos