Voleibol

Unicaja Almería-Río Duero Soria, la historia contra la historia

Unicaja Almería-Río Duero Soria, la historia contra la historia

Se ven las caras dos equipos de los de siempre; los sorianos son el conjunto que más campañas lleva en Superliga; los almerienses los que más títulos han conquistado

JUANJO AGUILERAAlmería

Esta noche, a las 20.00 horas, como si fuese aquel 4 de noviembre de 1989, Unicaja Almería y Río Duero Soria, los equipos que representan a los antiguos Cajalmería y Cajasoria, vuelven a verse una temporada más con los papeles distintos a los de entonces. Unicaja Almería, cuando saboreó los títulos, no dejó nunca de estar cerca de ellos; el equipo soriano ha tenido vaivenes, pero quiere plantarle cara a los equipos fuertes de la Superliga, pero sobre todo a su 'eterno rival', que por algo es el equipo que más títulos ha conquistado a lo largo de la historia del voleibol español.

Los sorianos representan al equipo más antiguo de la máxima categoría, no por fecha de nacimiento sino por continuidad en ella. Unicaja Almería es el equipo que más títulos acumula. Es el derbi de la Superliga. Sorianos y almerienses representan la rivalidad más sana del campeonato y uno ha sido guía del otro a lo largo de los años.

Durante la historia de la militancia de ambos en Superliga, los dos equipos han estado presentes, con buen sabor de boca, en las competiciones en las que han participado, han pasado por penurias parecidas, sobre todo en lo económico, pero siempre fieles a estilos casi parecidos, han dado de sí lo máximo para un espectáculo, cuya definición, en voley al menos, debería llevar intrínseco el reflejo de los nombres de ambas entidades. Eso, sin embargo, sólo puede ser considerado como palabrería, porque no da puntos de partido, ni siquiera da puntos. Además, poco o casi nada queda en ambos de las plantillas que subieron a lo más alto del cajón en sus mejores conquistas o de aquellos tiempos en los que lo que para muchos era una simple eliminatoria por la permanencia, para sorianos y almerienses era la vida. Serrato y el recordado Moi en los banquillos, Diego León, en la silla; Monreal, Javi García, Osuna, Ivanov, Vankov, el añorado Sokolov..., en un lado de la pista; Arshinkov, Stamm, Guillermo López, Dudu Fernández, Pablo, Berenguel..., en el otro. El 18 de marzo de 1990 comenzó una historia del voley que no se entiende sin la presencia de sorianos y almerienses.

El deseo de volver a verse

Cuando acabe el partido, ambos desearán verse de nuevo pasado un mes, señal inequívoca de que los dos se habrán metido en la final de la Copa. Será en Soria, tierra de voley, con todo el sabor genuino de este deporte concentrado en tres días de intensa lucha. Pero antes se tiene que 'hacer la tarea' en la fase regular , en la que la 'cuesta de enero' de Unicaja terminará muy empinada, pero que continuará con más rampas en febrero. Los ahorradores no se despistan en un tramo complicado que puede marcar el devenir de los playoff, pues a Río Duero Soria, el ilustre visitante del Moisés Ruiz hoy, seguirán Vecindario, Ibiza y Palma, los pitiusos en casa.

Visto desde la perspectiva de Molducci, la dureza del calendario liguero, en aumento paulatino mientras se acerca el 'torneo del KO', es perfecta para llegar en plenas facultades a Los Pajaritos este ya cercano día 23 de febrero, cuarto de final ante el Barça. Hasta aquí se puede leer, porque todo lo demás no estará escrito hasta que suceda. Lo que sí se sabe con rotundidad es que Soria va hacia arriba, cada vez más sólido y con mejor juego y que los partidos entre ambos son cualquier cosa menos sencillos. Año 29 de una rivalidad 'de toda la vida', en la que el que ha ganado siempre ha sido el voleibol. No tiene mucho que ver el equipo castellano con aquel al que se venció en la primera vuelta.

Se encajó por aquel entonces, jornada cuarta, el primer set, pero se ganó por 1-3 y fue el partido en el que debutó el brasileño Igor Silva en las filas sorianas. Justo ahora llega el central como MVP del pasado fin de semana, en la última victoria de los de Sevillano, conseguida ante Mediterráneo por 3-0. En el equipo de la jornada también está su compañero Manuel Salvador, así como por segundo fin de semana consecutivo el ahorrador Javier Monfort, precisamente el MVP anterior a Silva, siendo acompañado en el septeto por su compañero Antonio Casimiro. Se puede decir, por tanto, que desde las 20.00 horas el Moisés Ruiz va a reunir a una buena pléyade de jugadores en forma.

Nadie se lo puede perder y el ambiente se augura como el de los momentos grandes. La contienda ofrece la primera cita para Chema Castellano. El opuesto, flamante fichaje de Unicaja para la lucha por los títulos, llegó el martes y directamente comenzó a soltar el brazo en pista. La recuperación de los lesionados sigue su curso, con Israel Rodríguez de nuevo fuera de la convocatoria, pero sí con Jorge Almansa y Borja Ruiz en ella, al igual que el juvenil Pablo Giménez. Regresa a su puesto de líbero Mario Ferrera y los ahorradores están 'casi' al completo.

Por parte de Río Duero Soria, Manuel Sevillano será otra vez muy bien recibido en la que fue su casa, con el tono distendido desde las filas blanquiverdes de querer verlo mejor fuera de la pista que dentro de ella. El receptor, más centrado ahora en la dirección del equipo, ha encontrado el acelerador y lo va pisando con cautela pero de manera constante. El alma soriana está representada en su capitán, en su número '2', que es Manuel Salvador. Admirado por todos, el receptor dejó una última firma de 17 puntos con tres de saque directo ante Mediterráneo y siempre se siente especialmente motivado ante Unicaja. El otro gran baluarte, Igor Silva, toca a la puerta del Moisés con 13 puntos, seis directos de bloqueo.

Entre medias se coló en anotación el opuesto Gerard Osorio, joven pero se puede entender que ya habiendo roto definitivamente para hacerse con un nombre en la Superliga. Pieza fundamental del engranaje castellano es el francés Jean Oriol, un colocador de talento que suele puntuar mucho y que tiene el recambio de un gran sacador como Guillermo Loeches. Se dará la circunstancia, por cierto, de que se vean los dos colocadores que la pasada temporada defendieron los colores de Textil Santanderina, Loeches de visitante y Rubén Lorente de local. Por el centro está funcionando muy bien Dani Retuerto en su debut, ayudado en casa por el histórico Alberto Salas, muy querido en Almería pero que no suele viajar.

Fran Rodríguez está dando igualmente un alto nivel en una formación que cuenta con uno de los mejores líberos de la categoría, como es Álvaro Hernández. En la recámara tiene este bien estructurado equipo a Luis Martín, a Marcos Izquierdo y a Alejandro Vinuesa, que tuvieron su oportunidad hace dos semanas en la vista al colista Tarragona. En el regreso tras la Navidad puso las cosas complicadas a Teruel en Los Pajaritos, mandando por 2-0 para terminar cediendo por 2-3 y con Sevillano en pista, última vez que entró. En la clasificación, Río Duero Soria tiene equilibrio entre victorias y derrotas, siete y siete, para sumar un total de 21 puntos, a tres tan sólo de la cuarta plaza actual de un Barça que va a Los Planos.

En Almería se ven las caras la historia contra la historia y eso es sinónimo de espectáculo.

Fotos

Vídeos