Unicaja Almería

Año nuevo, vida nueva

El balón espera en la pista; la competición se reanuda hoy con un difícil compromiso para CV Unicaja Almería, que viaja a Melilla./FOTOALMERÍA
El balón espera en la pista; la competición se reanuda hoy con un difícil compromiso para CV Unicaja Almería, que viaja a Melilla. / FOTOALMERÍA

Almería regresa a la Superliga con ganas de ofrecer su mejor versión en la visita a la ciudad autónoma, en un largo viaje de tres días por los problemas de comunicaciones de la provincia | La plantilla ahorradora arranca la segunda vuelta de la fase regular a dos puntos del líder y con la cuenta atrás iniciada de cara a la disputa de la Copa, pero centrada en conquistar el Imbroda

JUANJO AGUILERA

Cada cosa será a su tiempo y lo que ahora toca es un escollo muy complicado en la pista y en el desplazamiento. Salida ayer viernes en autobús camino de Málaga y después avión a Melilla, partido de la jornada duodécima de la SVM el mismo día de los Reyes Magos, hoy sábado, desde las 20.00 horas, en la que será la segunda noche consecutiva en la ciudad autónoma para emprender el regreso el domingo, en vuelo a la capital malacitana para completar la epopeya con tres horas y pico de autobús hasta Almería. Nada de familia en una fecha tan señalada y la que se disfruta es la cabalgata melillense, seguro que muy bonita y sobre todo muy válida para lo típico, la petición de regalos a Sus Majestades de Oriente.

Unicaja Almería lo tiene muy claro y es pelear por los dos títulos a los que opta en la temporada llegando a ambas finales. Ese es el objetivo que cada año ofrece el club, real y alcanzable, pero los jugadores no se conforman con ello y trabajan duro para no sólo jugarlas sino ganarlas. Entre ambas, ya ha dejado claro Piero que se queda con la Superliga, precisamente la competición que sirve para el rugir primero de motor en la vuelta definitiva. La Copa del Rey se verá en su momento, dentro de mes y medio, y tendrá su preparación específica, pero mientras tanto el italiano no permitirá despistes ni en partido oficial ni en entrenamientos. Hay buen bloque, hay talento y hay actitud, y esta semana se apunta solo a Melilla.

Nuevo impulso

Tras las vacaciones navideñas se ha notado un nuevo impulso en la vuelta al trabajo, fuerzas renovadas y ganas de poner en escena la ambición. Plantilla completa excepto Israel Rodríguez, de nuevo en proceso de recuperación después de su recaída, el buen ambiente ha sido nota predominante en las sesiones de entrenamiento que han precedido al duelo en el Imbroda.

La unión del grupo se sabe básica para afrontar las metas que se van a ver concentradas en apenas cuatro meses, siendo una de las expresiones más utilizadas la de 'remar en la misma dirección'. Tanto antes como especialmente después del día de Año Nuevo, se ha focalizado al rival, se ha analizado y se han limado varios de los aspectos del propio juego para buscar la mejor versión posible del equipo.

Por parte de los dirigidos por David Sánchez Flor, con la baja voluntaria de Chema Castellano, la misión es la de encontrar un 'artillero'. Lo último al respecto es lo que adelantó hace unos días Salim Abdelkader, el director deportivo de la entidad de la ciudad autónoma, sobre las dos opciones de un brasileño y un colombiano, esa la más fuerte, para ocupar la demarcación de opuesto, tal y como se reflejó en IDEAL el pasado miércoles. Según él mismo dijo, iba a ser muy difícil que se pudiera contar con ese fichaje para recibir a Unicaja, así que a priori Sánchez Flor tendrá que buscar otra vez un 'plan B', como hizo ante el FC Barcelona, partido en el que Mikael Tahiri inició por zona dos y después hizo esa labor Martín Dimitrov, un central reconvertido.

Las referencias

Precisamente por el centro de la red son fijos Mario Dos Santos y Stefano Nassini, referentes en muchas ocasiones para un Vicente Monfort que encuentra en sus torres una buena solución para muchos ataques. Por cuatro sigue siendo pieza clave el almeriense Fran Iribarne, titular indiscutible y cada vez con mayor peso específico en las filas melillenses, acompañado por el brasileño Bruno Verissimo. De pocos minutos dispone el colocador reserva, José Luis Monterroso, aunque sí que es utilizado por Sánchez Flor en momentos muy concretos, en un rol parecido al de Faisal Mohamed, el segundo líbero que casi siempre permanece dentro de la recámara, dados los galones del veterano Paco Alcober.

El CV Melilla se ha quedado con la miel en los labios respecto a clasificarse para la Copa del Rey, puesto que ha cerrado finalmente séptimo la primera vuelta tras ceder en dos partidos clave para esos intereses. Se trata de las derrotas ante el Vecindario ACE Gran Canaria por 3-2 y Río Duero Soria, una vez reconducido el rumbo, por 1-3. Tras esa llegó la recibida en Ibiza ante Ushuaïa, más las que se han encajado ante los tres favoritos y el que se podría denominar 'cuarto tenor', el conjunto culé, auténtica revelación de este primer tramo de campeonato, quizá ocupando el papel que se entendía que podría haber desarrollado el propio Melilla. Sus victorias, cuatro, han sido ante L'Illa Grau, Tarragona, Mediterráneo y Textil.

El partido de la primera vuelta entre ambos, el que inauguraba la liga en el Moisés Ruiz, acabó con un 3-0 para Unicaja Almería, pero esto será otra historia, con los dos mucho más rodados y en un escenario diferente. Será dirigido por los árbitros valencianos José Luis Arrarte y Antonio Martínez, la pareja que fue designada en noviembre para la Supercopa de España. El ambiente en el Imbroda es una gran incógnita debido a la fecha en la que se disputa el encuentro, pero está claro que los locales tienen ganas de resarcirse de una primera vuelta que no les ha llenado ni les ha satisfecho. Ya sólo quedaría un premio mayor, que sería meterse entre los cuatro primeros de la fase regular, pero es obligada una gran remontada.

Fotos

Vídeos