Voleibol

Maciel ve la senda blanquiverde como el camino correcto a seguir en el tramo final

El opuesto ahorrador confiaba plenamente en la llegada de Unicaja Almería a la final de la Copa del Rey, «pese a que el 90% de personas no creyera en ello»./IDEAL
El opuesto ahorrador confiaba plenamente en la llegada de Unicaja Almería a la final de la Copa del Rey, «pese a que el 90% de personas no creyera en ello». / IDEAL

El brasileño espera un gran ambiente ante Textil Santanderina en casa y avisa de que todos los partidos que restan tienen en juego mucho

JAVIER NAVARROALMERÍA

Thiago volvió a España tras una temporada aquí en Zaragoza y una década fuera para vivir finales, y ya tiene la primera de ellas conseguida. Quiere la segunda, y siente que se puede lograr si se sigue trabajando duro, quizá sin que sea, de ser una realidad, algo más esperado para quienes no están dentro del equipo, puesto que «creo que para mí personalmente no fue una sorpresa llegar a la final de esta Copa del Rey, pero para los demás, un 90% de las personas, sí, porque pensaban que nosotros no íbamos a jugarla, y creo que estamos en el camino, en la dirección correcta, que tenemos que seguir trabajando y que podemos más». Queda aun más Unicaja Almería por verse y se es candidato a todo en la presente temporada.

De agradecer es la sinceridad del opuesto brasileño, que no ocultó que le hubiera gustado jugar más, porque «personalmente para mí ha tenido un poco de frustración, ya que podría haber sido más importante para el equipo». Eso no es ir a la contra sino parte de la ambición necesaria en cada jugador. «Siempre trabajo para jugar, creo que el jugador que habla diciendo que está contento no jugando, miente, porque todo jugador quiere estar dentro y ayudando, y para mí ahora lo más importante es recuperar totalmente mi codo, porque las últimas dos semanas antes de la Copa fueron muy duras, haciendo hasta las dos de la madrugada hielo, Complex... para llegar en condiciones de jugar, y creo que llegué al 70-80%», comentó el brasileño.

Por eso utilizó la palabra «frustración», pero reconociendo el buen hacer de un gran compañero como es Castellano, ya que «me preparé mucho para jugar y creo que podría haber jugado un poco más, pero Chema hizo un buen trabajo, un chico joven, muy buena gente, que está ayudando mucho al equipo, un buen compañero... ahora es importante seguir juntos colaborando, es la opción que tenemos».

Plan de actuación

Entiende que cada uno de los jugadores es importante, tanto en los entrenamientos como en los partidos, asumiendo él gran responsabilidad en el triunfo sobre FC Barcelona, que «fue lo más duro porque era un debut, tenía un poco de ansiedad por jugar, el viaje... pero ahora tenemos que olvidar tras sacar lo que pasó de bueno». Maciel tiene muy claro lo que hay que hacer para ello, y es que hay que manejar bien las opciones que hay abiertas, si bien lo natural sería quedar terceros de la fase regular y simplemente «pensar en ganar los partidos, sacar los máximos puntos posibles. Yo creo que, en mi opinión, es muy difícil llegar a ser primeros, creo más bien que seremos terceros o segundos y que es más fácil que cambien primera o segunda posición. Nosotros jugamos con Teruel y hay un Teruel-Palma este fin de semana, por lo que creo que está más o menos definido cómo van a ser los cruces». Dentro de las opciones citadas, si se está en la final, Unicaja se mediría a ambos salvo sorpresa en la otra semifinal, así que «tenemos que prepararnos para cualquier equipo».

Se aplicó el brasileño la filosofía del 'partido a partido', para así «pensar en Textil Santanderina, luego en Teruel, Barcelona y Tarragona, y después en la semifinal y en la final, porque no podemos pensar en ser campeón sin ganar la semifinal». Sobre ello, y aplicado al equipo cántabro que visita el Moisés Ruiz este sábado, «ahora todos lo partidos van a ser muy peligrosos porque tienen la pelea por quedar en el cuarto puesto, la pelea por quedar el primero, tenemos la pelea también por no descender a la segunda división, y todos los partidos van a necesitar de mucha tensión», explicó. Para un comienzo de recta final tal y como describe Thiago, el equipo de Cabezón de la Sal está dos puntos por encima de la pérdida de la máxima categoría del voleibol nacional

Esa lucha será muy emocionante hasta el final de la fase regular, está claro, pero Unicaja después tiene una doble salida consecutiva con mucho en juego, no solo a Teruel, sino a Barcelona, «que está peleando una locura con Soria y con Ibiza», y por último «lo único que no tiene peligro es Tarragona, porque ya está descendido» y cuya misión ya es no marcharse de vacío de la Superliga, con cero victorias en su casillero. Otra cosa que habrá que manejar después, en los play off, es el factor cancha, que es «algo muy particular de cada equipo, porque hay algunos con jugadores que se portan muy bien jugando fuera y otros no tanto». Maciel cree que «si caes en los dos de fuera, tienes el doble de presión en casa».

Rendimiento condicionado

Repitiendo lo de «es relativo», respecto a Unicaja sabe que se rendirá fuera y dentro, aunque «nosotros estamos jugando bien como visitante ahora y pensó que en play off va a ser igual, pero va a depender mucho de los días, de los juegos, de cómo esté el otro equipo, porque nosotros no tenemos muchos cambios ni sorpresas, y tenemos que seguir haciendo igual, procurando mejorar, hay que ganar fuera y en casa para pasar». El reencuentro con la afición se va a producir ya de manera inmediata, tras viaje a Palma y a Soria, y quiere ofrecer espectáculo, esperando «que sea un encuentro bueno, con la gente de Almería, que vengan todos y que van a disfrutar, que nosotros vamos a intentar jugar lo mejor que podamos y ganar».

Será el sábado, a partir de las 20 horas en el Pabellón Moisés Ruiz, cuando la afición recibirá al subcampeón de la Copa del Rey, para rendirle pleitesía al conjunto ahorrador a pesar de no haberse logrado alzar con la undécima al caer en la final de manera contundente por 3-0 ante el Teruel. Sin embargo, eso ya es agua pasada para los de Piero Molducci, que ven la oportunidad de reconciliarse con la victoria ante un rival que llega a Almería en el noveno puesto de la clasificación y con 18 puntos, uno por jornada disputada hasta ahora en la Superliga si se hace la media.

En el horizonte para el Unicaja, quedan los dos equipos que se encuentran por delante suya en la tabla, Palma y Teruel, y el partido que van a disputar entre ellos ese mismo día, que hará que uno de los dos quede más a tiro en caso de conseguir la victoria los blanquiverdes, pues son solamente cinco puntos los que les separan del liderato y cuatro del segundo puesto. Se avecina por tanto, tal y como vaticinó Maciel, un final de fase regular peligroso... pero muy emocionante.

Fotos

Vídeos