Más deportes

El desafío de La Desértica desembarca en Almería de la mano de La Legión

Durante este evento se pueden contemplar infinidad de paisajes de singular y contrastada belleza./IDEAL
Durante este evento se pueden contemplar infinidad de paisajes de singular y contrastada belleza. / IDEAL

La exigente prueba da comienzo a las 9 horas y los 4.500 participantes deben recorrer hasta 100 kilómetros en la prueba de MTB o 70 kilómetros en la prueba de marcha

JAVIER NAVARROALMERÍA

La primera edición de La Desértica arranca hoy desde la 9 horas y lo hace con hasta 4.500 participantes de casi todos los rincones de España, convirtiéndose Almería en el epicentro del ultrafondo nacional al sumarse a las consolidadas pruebas de estas características que viene organizando La Legión.

Las inmediaciones del Estadio de los Juegos del Mediterráneo son el punto de partida, saliendo a las 9 horas los participantes en la modalidad de mountain bike (bicicleta de montaña o MTB) y a las 10 horas se iniciará la modalidad de marcha. La zona de llegada será la Plaza de Los Bajos en Roquetas de Mar, donde además se celebra la feria del corredor desde las 11 horas hasta el cierre de la prueba, establecida a las 3 de esta próxima madrugada.

A lo largo del recorrido, 100 kilómetros en MTB y 70 en marcha, hay 18 puntos de avituallamiento, más la cobertura WIFI que La Legión proporciona entre los kilómetros 35 y 42, que transcurren por una zona ciega para la cobertura móvil, a fin de asegurar la comunicación durante todo el trayecto de la prueba.

Desde la organización, Víctor Bados, director de la prueba y jefe del Tercio Don Juan de Austria de La Legión, manifiesta que La Desértica «ha levantado una gran expectación desde que surgió la idea hace unos cuantos meses, desbordándose todas las expectativas previstas».

Eventos exitosos

El director de La Desértica afirma que «en dos días se acabaron las 4.500 plazas que pusimos en disposición, y de algún modo, lo que hacemos es recoger el éxito que cosechan otras pruebas que organiza La Legión en aquellos sitios en los que se encuentra ubicada, como es Ronda con los 101 kilómetros que va ya por su vigésima edición».

Sobre el evento rondeño, Bados informa que «con 7.500 participantes en las modalidades de bicicleta de montaña y marcha, son más 20.000 participantes que se quedan fuera porque no tienen plaza. Luego se sumó a esta prueba de ultrafondo el Tercio Gran Capitán de Melilla con la prueba de La Africana, que ya va por la quinta edición este año y es un auténtico éxito».

Acerca de la prueba melillense, Víctor Bados declara que «se ha convertido en el evento deportivo y cultural más importante de la Ciudad Autónoma de Melilla. Además, el Tercio Duque de Alba que también se ha sumado a la iniciativa en Ceuta y nosotros somos los últimos en sumarnos con este desafío, que esperamos que sea todo un éxito».

Sin duda, el jefe del almeriense Tercio Don Juan de Austria considera a La Desértica como una de las pruebas más duras a nivel nacional: «Ciertamente lo va a ser así, está en el perfil que se ha diseñado de inicio y hay que tener en cuenta que van a tener 2.000 metros de desnivel en la modalidad de 70 kilómetros para marchadores, con salida en Almería y llegada en Roquetas».

Trayecto de película

En cuanto al recorrido, Víctor Bados detalla que «la modalidad de ciclistas son 100 kilómetros, ya que se aumentan 30 kilómetros en un desvío que se hace a partir de Enix, y ahí, los marchadores se dirigen hacia abajo, dirección Aguadulce y Roquetas de Mar, mientras que los ciclistas continuarán por Enix y han de subir a una cumbre bastante alta».

Los siguientes tramos serán «bajar a El Marchal de Enix y subir a 1.300 metros, para bajar a Felix y a partir de ahí se volverán a entroncar con el itinerario de los marchadores hacia Aguadulce y Roquetas de Mar. Estamos hablando de casi 3.000 metros de altitud o de desnivel acumulado para ciclistas».

A lo largo de todo el camino, los participantes disfrutarán de unas vistas envidiables, manifestando Vado que «hemos tratado de conjugar toda la belleza del paisaje almeriense; por eso el nombre de La Desértica, al tratar de amalgamar lo que es el Tercio o La Legión en su época sahariana. De hecho, el logo que la identifica es la siroquera típica del legionario en el desierto del Sáhara y lo que más caracteriza a esta provincia como son los paisaje tan bonito del desierto de Tabernas».

Tratándose de Almería, no puede faltar el mar: «Siendo la salida en los aledaños del Estadio de los Juegos del Mediterráneo, la prueba se encamina hacia el mar, para luego, en un giro doblar hacia el norte y pasar por Huércal de Almería, Viator y la Base Álvarez de Sotomayor, atravesando el campo de maniobras», comenta el director de La Desértica.

Quedando a las espaldas el 'Mare Nostrum', el recorrido continúa «subiendo hacia Baños de Sierra Alhamilla y ahí vuelve a girar para volver a bajar hacia Pechina, pasando por donde se rodó la película Exodus, que es una zona preciosa con un páramo semidesértico y unas vistas espectaculares, describe Bados.

Por último, el director de la prueba señala que «después de llegar a Pechina, a partir de ahí empieza la parte más dura, empezando a subir por la cuesta de El Chuche, la estación eléctrica y la presa, llegando a la parte superior donde se cruza el camino de El Quemadero de Almería, siguiendo hacia Enix y donde se dislocan ciclistas y marchadores».

Previsiones cumplidas

A pesar de la dureza del itinerario o quizás por ello, están cubiertas todas las plazas ofertadas para participar, explicando Víctor Bados que «nosotros nos subimos a la ola del éxito que han tenido las pruebas que organiza La Legión, donde la organización es bastante amplia y los medios que ponemos a disposición son muchísimos, además de que los servicios que se prestan no son habituales en otro tipo de pruebas».

El coronel añade que «el boca a boca funciona y es por eso que en dos días se cubrieron completamente las 4.500 plazas que se ofertaron, y si esta edición tiene éxito, que es lo que esperamos todos, nos podríamos plantear subir bastantes plazas más para el año que viene».

Respecto al perfil del participante, el director de La Desértica afirma que «más del 80 por ciento son civiles y militares hay pocos. Hemos preferido abrir la mano a los civiles, destacando que esta prueba no está hecha para quienes piensan en las grandes pruebas del calendario de ultrafondo, para ver quién hace menos tiempo; no obstante, sí viene gente a hacer marca. Se ha diseñado para el pueblo, para que cualquiera con cierta preparación pueda hacerlo, pero que la idea no es tanto hacer tiempo como finalizarla», sentenció Víctor Bados.

De ahí se desprende que el principal objetivo del evento es la superación personal. Otros ejemplos de que la prueba es más que una competición, son los actos paralelos que comenzaron ayer con la fiesta de La Desértica, en la que se repartieron los dorsales en La Rambla.

Con el fin de transmitir los valores que La Legión, el Ejército de Tierra y las Fuerzas Armadas comparten con la sociedad, ayer también se realizaron diversas actividades, las cuales tuvieron la finalidad de fomentar la cultura de defensa en la capital almeriense, habiendo una exposición estática de materiales en la propia Rambla. Del mismo modo, se produjo la actuación de la Banda de Guerra y la exhibición de la Escuadra de Gastadores en la Plaza de las Velas situada en La Rambla, donde además tuvo lugar el arriado de bandera con una Unidad de Honores de la Brigada de La Legión.

Fotos

Vídeos