Rugby

La fe de URA hace creer en la resurrección ante Arquitectura

Unión Rugby Almería se agarra a la fe para tratar de sumar la primera victoria de la temporada, tras doce derrotas consecutivas./URA
Unión Rugby Almería se agarra a la fe para tratar de sumar la primera victoria de la temporada, tras doce derrotas consecutivas. / URA

El equipo almeriense recibe a un grande en el re-debut de Pablo Jiménez al frente de los cruzados con la obligación de volver a la vida para soñar con la permanencia

R. I.ALMERÍA

El cuarto visita al último, 43 puntos frente a 3, nueve victorias ante ninguna, 50 ensayos logrados contra 19. Es evidente que los números previos que dibujan el encuentro no ayudan al optimismo, pero el deporte en general, y de un modo muy especial el rugby, se compone también de sensaciones. No es ciencia eso de 'a entrenador nuevo, victoria segura', aunque hay una gran fe entre las filas de los cruzados en que Pablo Jiménez 'vista' su regreso al banquillo de Unión Rugby Almería con una tan ansiada primera victoria. Doce derrotas duelen y es el momento de ponerles cura utilizando todo lo que se tenga a mano, o sea, de actuar y de creer, ambas cosas.

«Estamos esperanzados en que podemos hacer un buen partido», palabra de Jiménez en su primer previo de partido tras todos los que ha vivido y analizado en la exitosa etapa anterior. «Si no podemos vencer, en cualquier caso puntuar y buscar las alternativas en los siguientes partidos», añade el preparador de la casa que ha aceptado sacar las castañas del fuego. No hay que confundirse, ya que sí apuesta por vencer, pero todo punto es de oro. «Creemos y tenemos nuestras opciones de ganar el partido, lo que sería una victoria importantísima porque, como sabemos, llevamos 12 de 12 derrotas y necesitamos hacer cinco victorias de diez partidos para salvar la categoría».

Importancia de la grada

Pablo Jiménez sabe de la importancia de la grada en un Emilio Campra que cogerá mucho protagonismo, ya que hay siete encuentros como local en esta segunda vuelta que ya comenzó antes de Navidad ante Ciencias en Sevilla. «Pedimos a la gente que venga al campo, porque su apoyo va a ser muy importante para que podamos en los momentos difíciles seguir empujando». No sería la primera vez, desde luego, que la mejor grada de la División de Honor B del rugby español hace un extraordinario papel, y precisamente fue contra este Arquitectura ante el que cuajó una de sus más memorables mañanas el curso pasado. Se ganó en el momento que más se necesitaba.

Es cuestión de desempolvar aquellas sensaciones, pero con un guión que se ha visto modificado. «Siempre cuento que es un equipo histórico, y en esa larga trayectoria se ha caracterizado siempre por jugar mucho por delantera, aunque este año ha fichado a un entrenador neozelandés y varios jugadores también de esa procedencia, y han cambiado sustancialmente su forma de jugar».

Ya no valen las mismas bases a la hora de plantearle un partido a un equipo que ha querido ser 'alternativa' por arriba de la clasificación. «Ahora intentan tener un juego mucho más rápido, abrir muchos más balones; ya su juego de maul a partir de touch no lo aplican, intentan jugar en zona 3».

El rival

El entrenador de URA lo tiene muy bien estudiado. «Hacen un juego que se ve muy claro, con un primer relanzamiento de delanteros, con una segunda fase a partir de la apertura y con otra tercera parte con la tres cuartos, en un bucle, constantemente». Está clara la dificultad, al igual que se tiene presente que hay argumentos propios con los que plantar cara. «Nosotros al partido llegamos bien, todavía con pinzas algunos de los sistemas porque hemos tenido muy poco tiempo para cambiar cosas, pero pensamos que la defensa funcionará; el último entrenamiento fue bien». El que ha sido principal talón de Aquiles de los unionistas se ha fijado como primer objetivo para Jiménez.

En cuanto al honor, también está herido, puesto que en el último fin de semana del pasado septiembre, durante la segunda jornada de la competición, los de la rosa se cebaron con Unión Rugby Almería endosándole un 82-0, la derrota más abultada de su historia y toda una humillación. Es cierto que la fortaleza de Arquitectura es enorme, como bien dice su puesto tras los intratables CRC Pozuelo y Ciencias, y el también potentísimo Liceo Francés. Precisamente son los partidos que ha perdido, por lo que es el líder de los mortales. Además, si gana en Almería y CRC vence en el campo de Liceo, la tercera plaza podría ponérsele a tiro. Visto lo visto, se avecina un partidazo.

Fotos

Vídeos