ATLETISMO

Convivencia a toda velocidad

Convivencia a toda velocidad

La Cruz Roja celebró su carrera popular con alrededor de 1.500 atletas y patinadores

J. L. PASCUALALMERÍA

Una marea roja de atletas convirtió ayer Almería en la fiesta del deporte y la solidaridad en la XVI Carrera de Cruz Roja Almería, una prueba que comenzó de forma muy humilde y que se acerca a las dos décadas como una de las más multitudinarias de cuantas se recuerdan en la provincia de Almería. Más de 1.500 personas se enfundaron las zapatillas en una jornada que consiguió superar en un tercio las inscripciones registradas el pasado año. El carácter gratuito de la carrera, la programación preparada por la organización y el arraigo social que la institución tiene entre los almerienses hizo posible alcanzar estas cifras. La carrera tuvo, un año más, el apoyo municipal, transmitido a través de la figura del alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, que afirmó que «todos somos conscientes del excelente trabajo de la Cruz Roja con las personas que lo necesitan. Su día a día es intenso en favor de la sociedad, y en nombre de los almerienses quiero agradecérselo. Por eso apoyamos esta carrera, muy esperada por todos». Desde Cruz Roja, María del Mar Pageo dejó claro que «hoy estamos luciendo la camiseta por la convivencia, porque estamos convencidos que la convivencia promueve valores importantes para la sociedad como el respecto y solidaridad. La carrera facilita transmitir esos valores».

Recorrido atractivo

La multitudinaria salida tuvo lugar a las 11 horas desde un marco muy especial como fue el Cable Inglés, repitiendo un itinerario similar al año anterior. Los corredores tomaron la avenida Federico García Lorca en sentido ascendente hasta llegar a la rotonda de La Gloria, donde realizaron un cambio de sentido para bajar la rambla. Los atletas que completaron los siete kilómetros hicieron entrada en el Puerto de Almería, alcanzando la rotonda interior de la entrada al Puerto por Pescadería y regresando hasta la meta.

Las peculiaridades de la prueba, tanto el recorrido por algunas de las principales arterias de la ciudad como el volumen de participantes, hizo que se acometiera un gran despliegue organizativo y de seguridad en el que participaron más de 150 voluntarios procedentes de distintos proyectos de la institución y que colaboraron de forma altruista para que la carrera fuera todo un éxito. Los primeros en llegar a meta fueron los participantes de la distancia corta, en lo que se convirtió en un 'mano a mano' entre Ángel Sáez y Diego Carmona que se mostraron muy superiores a sus rivales, con triunfo final para el primero.

En los siete kilómetros, desde los primeros compases se formó un grupo de cabeza liderado por un 'clásico' como Pepe García Verdegay que se anotó el triunfo en meta con escaso margen sobre sus dos compañeros de fuga, David Martínez y Juanjo Rodríguez. Esta igualdad no se repitió en la categoría femenina donde la superioridad de Reyes Mora resultó aplastante, con cuatro minutos de ventaja.

Fotos

Vídeos