VOLEIBOL

Borja Ruiz se queda donde quiere estar

Borja Ruiz mira, decidido, hacia el horizonte que tiene color blanquiverde, el de su equipo, donde quiere estar para ganar títulos./J. J. A.
Borja Ruiz mira, decidido, hacia el horizonte que tiene color blanquiverde, el de su equipo, donde quiere estar para ganar títulos. / J. J. A.

El central, uno de los más pretendidos de Europa, ha desoído ofertas para seguir en Unicaja El internacional cartagenero se siente unido «a este pedazo de club» en una temporada «en la que llegarán títulos»

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Un niño con un muy desarrollado gen competitivo arribó a Unicaja Almería en los albores de la temporada 2011/12. Lo hizo procedente de su tierra murciana natal y desde su entrada misma en el Pabellón Moisés Ruiz se le vio que había fichado para ganar. Ahora ha pasado el tiempo y, pese a su juventud, es un jugador experimentado que ha sabido guardar la garra que lo definía a su llegada, a la par que ha madurado tanto dentro como fuera de la cancha. Lo primero que levantó fue la Supercopa de España y al año siguiente fue uno de los que rompieron la sequía en la Superliga Masculina con la conquista del noveno título de la historia de un equipo al que seguirá engrandeciendo tras su feliz renovación. «Estoy súper orgulloso de pertenecer a este pedazo de club un año más».

Esta vez ha sido diferente, porque si bien en cursos anteriores había tenido 'varias novias', antes de acabar la temporada ya le habían vuelto a salir bastantes más, y todas ellas 'muy atractivas'. Realizada la meditación oportuna, se queda de blanquiverde. «Ha sido una elección más complicada porque eran muchos equipos detrás de mí, pelear con uno, pelear con el otro, pero Unicaja Almería se ha portado muy bien, muy bien -vehemente- conmigo. Al final estoy donde quiero estar, porque me gusta Almería, me gusta Unicaja Almería y estoy súper orgulloso de continuar un año más». No puede evitar echar la vista atrás. «Son muchos años ya aquí y he renovado cuando estoy a punto de cumplir 25». Siente que es su momento, más que nunca.

De hecho, Ruiz se analiza y se ve preparado para dar muchas alegrías. «El Borja que llegó aquí tiempo atrás era muy joven, con apenas 17 años, muy niño, y he madurado muchísimo, he pasado por muchas situaciones y al final ahora estoy en una etapa de mi vida buenísima, tengo muchos galones en el club, tengo mucha experiencia y todo eso te ayuda». Definitivamente se siente en condiciones de ser muy rotundo al respecto. «Estoy en un momento espléndido». A eso une su gran sentimiento hacia Unicaja Almería. «Siento mucho los colores». La mezcla es, sin duda, la propicia para augurar una enorme temporada. «Va a ser un gran año, se conseguirán títulos para dárselos a este gran club y a esta gran ciudad».

En ese sentido, reconoce que le dolió quedarse en blanco el curso anterior. «En un año completo no conseguir un título es complicado, porque todo deportista de alto nivel lo que quiere es eso, conseguir títulos, disfrutar de esas finales... pero eso ya ha pasado y lo que viene es ilusionante y lo afrontaremos con la mayor energía posible». Abunda en ello para definir la temporada entrante. «Súper ilusionante, un nuevo equipo con jugadores que siguen del año pasado y los que vendrán, así que va a ser un gran año, va a ser un gran grupo y esperemos conseguir títulos». A él le corresponde un papel relevante, y lo asume. «Los años que llevo en el club, la experiencia, me hacen tener galones, y con mucho gusto viviré este rol».

Borja Ruiz aportará, pero no le cabe duda de que todos lo harán en el equipo blanquiverde. «Voy a intentar transmitir a los jugadores todo lo que pueda y espero que también nos ayudemos entre nosotros, y que al final hagamos un gran grupo», afirmaba. Llegará, como sucedió en la pretemporada pasada, unos días tarde, pero por el buen motivo de hacer todo lo posible por los éxitos de España. «Aquí estoy, en la selección española otra vez y va todo muy bien; quedamos subcampeones de la Liga Mundial, algo histórico de nuevo, y ahora afrontamos con la mayor ilusión tanto la tercera ronda del Premundial como el Campeonato de Europa que se avecina, así que, bueno, creo que estamos en un gran camino y se conseguirán grandes cosas para España».

A su regreso a Almería continuará involucrado al cien por cien en las iniciativas sociales que emprende Unicaja Almería. «Personalmente me encanta ir a los colegios, estar en ruedas de prensa y en todos sitios, porque creo que como jugador te ayuda a mejorar, a madurar, y como persona sinceramente me encanta trasmitirles a los más pequeños cómo es la vida de un deportista, la vida cotidiana que seguimos, y es algo que a mí me agrada muchísimo, contárselo a los demás». Eso se vuelve a compaginar con una dura competición. «A pesar de los problemas de Palma, o lo de Cajasol, la Superliga está subiendo en términos generales, los equipos se están reforzando bastante bien y va a ser otra vez una competición muy reñida», apuntaba con cierta ilusión.

Como no, la afición blanquiverde tiene cabida en las primeras palabras del central internacional después de su flamante renovación. «El año pasado ya se portaron de diez con nosotros, estuvieron encima en cada momento, y espero que este año no decaiga, sino que vaya a más», indicaba el cartagenero. De hecho, entendería que hay un proceso de crecimiento. «Sabemos que el voleibol está subiendo en Almería, y que están con Unicaja Almería, y les pedimos que sigan con él porque es el mejor club que hay en Almería, porque cada año consigue títulos o está al pie del cañón, eso no baja nunca, y ellos nos ayudan a conseguirlo». Insiste en la petición de apoyo. «Espero que este año estén vibrando con nosotros como cada partido», sentenciaba.

Fotos

Vídeos