Balonmano

Bahía de Almería remonta a Pozoblanco y se clasifica

Los jugadores 'mantean' al técnico Juanca Requena a la conclusión del choque./IDEAL
Los jugadores 'mantean' al técnico Juanca Requena a la conclusión del choque. / IDEAL

Con la afición volcada, los almerienses dan la vuelta a la eliminatoria en el último cuarto de hora y jugarán el sector de ascenso a Primera

JAVIER NAVARROALMERÍA

El CBM Bahía de Almería hizo el 'más difícil todavía' y fue capaz de remontar los cuatro goles de desventaja que traía de Pozoblanco en el partido de ida de las semifinales de la Segunda División Nacional, por lo que seguirá peleando por dar el salto de categoría.

El encuentro de vuelta de dicha eliminatoria ante los cordobeses será recordado durante mucho tiempo, tanto por la tensión que se vivió sobre la cancha como por el ambiente registrado en un Pabellón Antonio Rivera, recordando al de las mejores tardes de la historia del balonmano almeriense con una afición volcada desde el primer minuto, que además llevó en volandas a los pupilos de Juan Carlos Requena.

El plantel capitalino salió desde el arranque del partido dispuesto a conseguir el objetivo y firmando un parcial de 2-0, avisó a su adversario de sus intenciones. Sin embargo, el BM Pozoblanco demostró el porqué llegó a estas alturas de competición, teniendo en su plantilla a jugadores veteranos y con experiencia en categorías superiores, que supieron contener esta primera oleada local.

Con la tensión lógica de lo mucho que estaba en juego, el CBM Bahía de Almería, empezó a perder buenas situaciones en ataque y de hecho, cosechó cinco penaltis y seis contragolpes fallados en global, mientras que el combinado pozoalbense imprimió daño con Escribano y Pavo en vena de acierto, para acabar yéndose al descanso con una mínima renta en el luminoso, 11-12.

Segunda parte épica

Ese marcador, unido al que hubo en la ida, dejaba las cosas muy complicadas para el cuadro local que, como mínimo, necesitaba anotar cinco goles más que lo que anotaran los visitantes, quienes en la ida se hicieron con la victoria por 23-19.

No cambió la tónica en los primeros minutos de la segunda parte en los que la igualdad marcó el primer tercio de este segundo acto, con muy poco acierto ante la meta contraria y con el tanteador moviéndose lentamente, aunque al menos el Bahía pudo recobrar la igualdad.

Fue en ese momento cuando apareció la mejor versión de un conjunto almeriense que con los hermanos Carlos y Alberto Rivera como estiletes, y con la grada como un jugador más, comenzó a creer en que la remontada era posible.

Con el BM Pozoblanco incapaz de frenar las acometidas locales, los locales lograron empatar la eliminatoria a falta de 10 minutos, estableciendo el 20-16 y provocando el delirio de una afición que ya no contemplaba otro escenario que no fuese el de superar la eliminatoria.

No lo tuvo fácil, sin embargo, el conjunto de Requena, ya que aunque estiró la ventaja hasta los seis tantos, se quedaron en cinco alcanzados los compases finales y el equipo cordobés desperdició la opción de volver a ponerse en ventaja en la serie. El sonido de la bocina y el resultado definitivo de 24-19 final redondearon una tarde memorable.

Ganas de balonmano

A la conclusión del compromiso, el técnico del CBM Bahía de Almería, Juan Carlos Requena, señaló que «sabíamos que íbamos a tener una oportunidad y hemos tenido la cabeza fría en la segunda parte cuando el partido llegaba al ecuador».

El almeriense también comentó que «hemos aumentando una marcha y ellos se han puesto nerviosos, como era de esperar por este ambiente», añadiendo el entrenador, emocionado, que «se lo debíamos a la gente, si el pabellón se llena así es porque quieren balonmano».

Los seguidores de este deporte podrán seguir disfrutando de él a través del Bahía, que después del parón por la Semana Santa afrontará la final de la Segunda Nacional teniendo en el bolsillo el pase al sector de ascenso a Primera División Estatal, a celebrarse en mayo.

Las posibilidades de recuperar la mencionada categoría tras los acontecimientos del pasado curso continúan adelante para un grupo humano en el que, tal y como ha declarado el propio Requena más de una vez, no destaca ninguna figura, sino que todos los componentes forman un equipo sólido y unido, aún en camino de alcanzar su meta.

Fotos

Vídeos