Rugby

URA, ante el reto de dos victorias seguidas

Unión Rugby Almería busca la segunda victoria consecutiva, en un partido de fundamental trascendencia para la permanencia./URA
Unión Rugby Almería busca la segunda victoria consecutiva, en un partido de fundamental trascendencia para la permanencia. / URA

Tercer partido seguido en casa, esta vez ante el rocoso Olímpico de Pozuelo, adversario de la zona baja que marca el límite con zona tranquila

R. I.ALMERÍA

Quienes hacen larga distancia y afrontan pruebas de 21 o 42 kilómetros hablan del famoso 'muro' con el que se topan muy avanzada la carrera. Ese podría ser el temor de Unión Rugby Almería en su particular 'medio maratón' en el grupo C de la División de Honor B, pero parece ahora, en el 'kilómetro' 17, cuando más fuerte se está. Al menos eso dicen los resultados, con dos victorias y tres partidos puntuando de los últimos cuatro que se llevan disputados.

La comparación no puede venir más ajustada sabiendo que por la pista de atletismo del Emilio Campra pasarán los participantes en el XXI Medio Maratón Ciudad de Almería, y que incluso desde ese punto se buscará el kilómetro 17 de la destacada prueba almeriense.

Según el cronograma de la organización, no quedarán corredores por hacer acto de aparición en el estadio a la hora del comienzo del choque que este mediodía disputa Unión Rugby Almería frente a Olímpico de Pozuelo, previéndose una media para la cola de carrera de siete minutos por kilómetro.

Cita trascendental

Cogerán entonces el testigo los cruzados de Pablo Jiménez ante una cita trascendental que le enfrenta ante un rival que no se puede considerar directo porque apenas queda recorrido y su renta es mucha. Doce puntos más que Unión Rugby Almería tiene Olímpico de Pozuelo, doblando los madrileños a los almerienses. En el caso de una victoria, podrían ponerse a ocho o siete, o sea, a más de un partido de distancia a falta de cinco para el término de la competición liguera. Hay que ganar, pero no para dar caza, sino para seguir buscando la meta que marca la salvación.

La lectura es desde ya, y una vez que se le tiene la delantera cogida, hacer al menos lo mismo que haga el auténtico rival directo, Universidad de Granada, en la recta final de la competición. Tras Olímpico, fin de semana de descanso para después cerrar la estancia de cuatro partidos en casa ante el otro cuasi directo rival, que es Alcobendas B. Eso sí, la diferencia puede ser importante, ya que el filial alcobendense esta semana recibe a Ciencias y si Unión Rugby Almería vence a Olímpico jugará para dejarlo muy a tiro, pero lamentablemente aún no para adelantarle en la tabla clasificatoria. Se es ambicioso, se tiene la confianza que antes ha faltado, y quedan muchos minutos por disputarse.

Pablo Jiménez, el técnico del equipo almeriense, ha definido a Olímpico como «equipo muy duro, al que le gusta mucho el contacto y cuyos jugadores suelen gozar de un estado físico muy bueno». El recuerdo de las dos temporadas pasadas dice que «en las segundas partes están muy fuertes, corren lo mismo desde el principio hasta el final de los partidos y suplen muy bien sus posibles carencias técnicas o tácticas de ese modo, además de una buena actitud y compenetración entre todos».

Para el preparador del conjunto unionista «son realmente un equipo», y comprende la dificultad de la cita de este mediodía. «Necesitamos ganarlo imperiosamente, siendo uno de esos partidos que no podemos permitirnos perder y si ganamos se aclara un poco el camino», aseguraba.

Jiménez, ante la importancia del encuentro frente al conjunto de Pozuelo, pide «como siempre que la gente venga al estadio, que apoye, porque con ella es un poco más fácil y se pudo ver la semana pasada contra Marbella». Ese «punto de aire» de la grada viene muy bien a los cruzados siempre, y más ante un equipo que «por delantera no es especialmente fuerte, aunque no tengan problemas con el contacto, pero que es muy rápido en tres cuartos, no especialmente dotados técnicamente, y que tras dos o tres fases por delantera abrirán a zona 3, además de que van a patear mucho buscando el desorden». Este equipo madrileño «muy aguerrido» es, como detalle negativo, «bastante anárquico jugando».

Con soluciones

En cuanto a Unión Rugby Almería, «llega al partido bien, con algún jugador enfermo pero hay soluciones a los problemas que ha habido, y si se juega con la misma actitud que la semana anterior hay posibilidades de ganar».

El árbitro este domingo será Joshua Bellido, que esta temporada ha pitado dos encuentros del grupo C de División de Honor B, ambos con victorias locales. En la jornada primera dirigió el triunfo de Trocadero Marbella sobre Ingenieros Industriales por 31-28 y en la jornada decimocuarta arbitró el 50-0 de CRC Pozuelo sobre Universidad de Granada. Por último, Olímpico de Pozuelo ha ganado cuatro partidos ante Industriales y Extremadura más URA, abultado, y Alcobendas, única victoria conseguida a domicilio, ambas en la primera vuelta. Perdió en Granada, lo que obliga aún más a Unión Rugby Almería.

Fotos

Vídeos