Tres órdenes de desahucio cada día en Granada

Un grupo de activistas de Stop Desahcuios se manifiesta frente al Ayuntamiento de Granada. /Ramón L. Pérez
Un grupo de activistas de Stop Desahcuios se manifiesta frente al Ayuntamiento de Granada. / Ramón L. Pérez

En 2017 se iniciaron en la provincia 1.048 órdenes de ejecución hipotecaria en viviendas, un descenso del 13% en un año

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

El año pasado se iniciaron en Granada tres procesos judiciales de ejecución hipotecaria sobre una vivienda cada día. Así lo constatan los datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística (INE), que salieron a la luz ayer. En concreto, fueron 1.048 las órdenes de desahucio que se registraron durante 2017. La cifra supone un descenso del 13% sobre la registrada en los doce meses anteriores, encadenando ya tres años seguidos de caída de estos procedimientos judiciales con respecto a los más de mil seiscientos de 2014, año en que el INE comenzó a elaborar esta estadística. Sin embargo, los datos también dicen que Granada es una de las provincias andaluzas donde más está costando que descienda el número de órdenes de ejecución hipotecaria sobre vivienda que se tramitan cada año.

En términos relativos a la población, estos 1.048 procesos de desahucio iniciados suponen unos 11 casos por cada 10.000 habitantes. La cifra se sitúa ligeramente por encima del promedio andaluz, situado en 10 casos por cada 10.000 personas, pero está muy lejos de alcanzar cifras como la de Almería, que el año pasado fue la provincia donde más procesos de ejecución hipotecaria sobre vivienda se iniciaron. En concreto, unos 21 por cada 10.000 habitantes, casi el doble que Granada y 9 más que la segunda región que más lo hizo: Huelva, con 12.

Un 37% menos en tres años

Los datos estadísticos más recientes del INE señalan que Granada acabó el año pasado como la segunda provincia de Andalucía donde menos se redujo el número bruto de estos procesos judiciales con respecto a los doce meses anteriores. Aquí la caída fue del 13% interanual. Solo Sevilla mostró un dato inferior; en concreto, del 10%. En ambos casos muy lejos de los datos de regiones como Córdoba o Jaén, que pasaron a ser prácticamente la mitad de un año a otro (las bajadas fueron del 52% y el 51%, respectivamente). En ambos casos, las órdenes de desahucio se encuentran al cierre de 2017 en cuatro por cada diez mil habitantes. Menos de la mitad que las registradas en la provincia granadina.

Es posible realizar un análisis similar teniendo en cuenta los datos desde que el INE comenzó a hacer pública esta serie estadística sobre ejecuciones hipotecarias, que fue en 2014. Aquel año se iniciaron en Granada 1.655 procesos de desalojo en una vivienda. Llegar hasta los 1.048 del año pasado supone una caída en este trienio del 37%. Sin embargo, los datos muestran que Granada fue la provincia de Andalucía donde esta caída ha sido más baja en este mismo período. Con la excepción de Sevilla, donde el número de órdenes de ejecución hipotecaria se redujo en un 40%, en las otras seis regiones andaluzas el descenso fue superior al 50%. Destaca en especial el caso de Málaga, que en solo tres años consiguió que en 2017 esta cifra fuese un 70% inferior a la registrada tres años antes.

Fotos

Vídeos