Uno de cada tres granadinos tendrá más de 65 años en 2040

Un grupo de mayores charla en un banco de un parque./Fermín Rodríguez
Un grupo de mayores charla en un banco de un parque. / Fermín Rodríguez

La provincia perderá más de 6.000 empadronados en las dos próximas décadas

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

Granada perderá más de seis mil habitantes en los próximos veinte años. Es la conclusión a la que llegan las últimas estimaciones del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), que el organismo hizo públicas ayer. En el peor de los casos, incluso, la sangría de habitantes podría superar los 60.000; como si la provincia, en veinte años, se quedase sin Motril. Una previsión que se da en la mitad de las provincias andaluzas y que vuelve a sembrar incertidumbre sobre la sostenibilidad futura de sistemas públicos como las pensiones, la dependencia o los subsidios por desempleo. El segundo problema grave, que acompaña al de la despoblación, es el de un envejecimiento contra el que resulta muy difícil luchar. Según estas estimaciones, en 2040 uno de cada tres granadinos habrá cumplido los 65 años.

De acuerdo con una estimación media, la provincia perderá 6.742 habitantes en los próximos 22 años. La cifra se eleva hasta los 66.725 en el caso de unos cálculos pesimistas, mientras que en el mejor de los casos, apunta el IECA, se podría esperar un incremento de 48.803 habitantes. Ninguno de los indicadores disponibles, eso sí, anima a pensar que se pueda dar esta situación. Según los últimos datos del padrón, que publicó hace unas semanas el Instituto Nacional de Estadística (INE), la provincia lleva siete años reduciendo su número de habitantes. Además, dos de cada tres municipios de la provincia redujeron su número de empadronados en 2017.

Envejecimiento

El segundo problema grave al que se enfrenta la provincia tiene que ver con el envejecimiento. El IECA calcula este índice ponderando el número de personas de 65 o más años sobre el total de la población. Así, el instituto estadístico calcula que, para 2040, cerca de uno de cada tres habitantes de Granada (el 28,6%) pertenecerá a la tercera edad.

Además, en este sentido no se producen grandes variaciones según el nivel de optimismo de la estimación que se realice. Es decir, que esta tendencia parece insalvable. Los años pasan para la generación del 'baby boom', y no han vuelto a producirse explosiones de natalidad. Más bien al contrario. Un vistazo a la comparativa de las pirámides de población de 2018 y la estimada de 2040 permite ver a las claras que los grupos de edad de menores de 15 años descienden de manera significativa, mientras que en general toda la pirámide se eleva, una muestra evidente de un proceso de envejecimiento que, además, dejará mucha menos población activa cotizando en Granada, un hecho que previsiblemente afectará a la sostenibilidad de los sistemas públicos que dependen de los ingresos generados por este grupo de población.

La capital, por su parte, conseguirá mitigar un poco esta tendencia, aunque no de manera significativa. De acuerdo con las estimaciones del IECA, mientras que en el conjunto de la provincia el 28% de la población tendrá 65 años o más, en la ciudad este porcentaje será del 20%. Lo que no podrá evitar, eso sí, será perder también población empadronada. En concreto, lo hará en 7.118 personas, hasta quedarse por debajo de las 230.000.

Una de las cuatro andaluzas

Granada se convertirá así una de las cuatro provincias andaluzas que pierda habitantes durante los próximos veinte años. No estará entre las más negativamente afectadas por este proceso. Ese lugar lo ocuparán, sobre todo, Jaén y Córdoba; la primera de ellas perderá 57.169 habitantes, según la estimación media realizada por el IECA, mientras que la cifra en la segunda será de 36.610. El dato de Granada, de 6.742, es muy inferior a ambos; de hecho, la granadina será la provincia que menos pierda de entre las cuatro en términos absolutos.

Por el lado contrario, Málaga y Almería serán las dos provincias donde más crecerá la población hasta 2040. En la primera lo hará, según las estimaciones medias del IECA, en 69.412 personas. No muy lejos se quedará la segunda, donde el crecimiento previsto en las próximas dos décadas es de 65.069 personas.

Fotos

Vídeos