La recaudación por multas desciende un 35% en seis años en Granada

La recaudación por multas desciende un 35% en seis años en Granada
Javier Martín

En la provincia se pusieron 235 sanciones de tráfico cada día en 2017, una de cada cinco por exceder la velocidad al pasar por un radar fijo

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

Entre enero y octubre del año pasado, la DirecciónGeneral de Tráfico (DGT) ingresó más de 4,6 millones de euros tras imponer 70.539 sanciones a conductores en la provincia de Granada, o lo que es lo mismo, unas 235 cada día de promedio. Son los datos más recientes que el organismo encargado de velar por la seguridad en las carreteras hizo públicos ayer. Una estimación para el conjunto del año 2017, ya que los datos solo alcanzan hasta el mes de octubre, señala que la recaudación en doce meses supera los 5,5 millones de euros.

A pesar de la imponente cifra, que supone que en las arcas del Estado entran 21.821 euros cada día provenientes de las carreteras granadinas, lo cierto es que esta cantidad se ha reducido de forma significativa en los últimos seis años, desde 2012. Aquel año el dinero ingresado por sanciones de tráfico superó los 8,5 millones de euros. El descenso en este período es del 35% hasta llegar a la cifra actual, que supone que cada minuto ingresan en las arcas de la DirecciónGeneral de Tráfico unos 15 euros que provienen de las carreteras de la provincia. En el mismo período, el volumen total de sanciones también bajó, aunque lo hizo mucho menos, un 8%. Esto quiere decir que bajó el coste medio de una multa. En 2012 eran 93 euros; en 2017, 66. Un 29% menos.

En el contexto andaluz

Hay varios indicadores en estas series estadísticas que permiten constatar que Granada es una de las provincias andaluzas donde menos se multa. En términos relativos a la población, por ejemplo, la granadina aparece como la segunda donde menos sanciones se imponen. En concreto, el promedio entre 2012 y 2017 es de 927 multas por cada 10.000 habitantes con respecto al padrón del año pasado, el más reciente disponible. En total superan el medio millón. Solo Almería mostró un resultado inferior, con 695 infracciones sancionadas cada día de media en ese período de seis años. El escalafón andaluz lo lidera Jaén con 1.973 multas por cada 10.000 empadronados.

Esto invita a tener en cuenta que uno de los factores principales que determina el volumen de sanciones es la cantidad de tráfico que soportan las carreteras del territorio, no solo por parte de sus habitantes sino también del tráfico rodado de mercancías o el de paso. Teniendo esto en cuenta es más fácil explicar que las dos provincias donde más se multa sean Jaén y Málaga, regiones con un importante volumen de tráfico de este tipo, mientras que provincias con más población, como Sevilla, están muy lejos de ofrecer datos similares.

Según la información de la DGT, el descenso en la recaudación por infracciones de tráfico es una tendencia generalizada en todo el territorio andaluz. En siete de las ocho provincias de la comunidad autónoma bajó la cantidad de dinero que pasó del bolsillo de los conductores al de la DGT entre 2012 y 2017 en porcentajes que oscilan entre el 1% de Málaga y el 42% registrado en Córdoba. La única excepción a esta tendencia fue Jaén, donde la recaudación aumentó un 2% en el mismo período tras encadenar aumentos importantes en los tres últimos años.

Los radares fijos, solo el 12% de la recaudación

Uno de los datos interesantes que arroja el análisis de los últimos datos hechos públicos por la Dirección General de Tráfico es que, al menos en el caso de Granada, los radares fijos no suponen más que un pequeño trozo de la tarta de los ingresos por sanciones a conductores. En la provincia, solo 12 cada 100 euros que se ingresaron por multas el año pasado provinieron de la actividad de un radar fijo, a pesar de que son responsables de una de cada cinco sanciones; son más, pero de menor cuantía.

En el contexto de Andalucía, eso sí, la horquilla es muy variable. En Almería, por ejemplo, es apenas el 3% de todo lo recaudado, mientras que en provincias como Jaén, Málaga o Córdoba estos radares son responsables de más del 40% del dinero que sale del bolsillo de los automovilistas. De nuevo, también este dato apunta a que es necesario tener en cuenta que, más allá del dato de población, el volumen de tráfico rodado es uno de los factores que más influyen en el volumen de sanciones. Así se explica que dos provincias con muchos menos habitantes que las grandes capitales andaluzas, caso de Córdoba o Jaén, arrojen estos resultados, ya que son lugares obligados de paso para todo el tráfico de mercancías o pasajeros que se mueve hacia más allá de Despeñaperros.

Ninguno de los más 'voraces'

Otro de los datos que apuntalan el discreto papel que ocupa Granada entre las provincias donde más se sanciona es que, según los datos de la DGT, no haya ni un radar granadino entre los 50 que más multas ponen en España. El descuadre de Jaén, que no encaja en el resto de la tendencia andaluza, encuentra su explicación aquí. Solo entre enero y octubre de 2017 fue el que más conductores ‘cazó’ de España. Fueron 55.304.

Fotos

Vídeos