Granada cierra el año turístico con 80.900 pernoctaciones más

Granada cierra el año turístico con 80.900 pernoctaciones más
Alfredo Aguilar

Los turistas se quedan cada vez más tiempo, aunque en 2017 la provincia perdió visitantes con respecto a los doce meses anteriores por primera vez después de cuatro años de crecimiento ininterrumpido

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

Los datos del cierre de 2017 de la Coyuntura de Turística Hotelera (CTH), que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), confirman la estabilización en el crecimiento del turismo en la provincia y uno de los cambios de tendencia que más venían pidiendo muchas voces del sector. Por primera vez en cinco años, Granada perdió visitantes en número bruto con respecto a los doce meses anteriores. En concreto, en 2017 llegaron a la provincia 13.443 personas menos que el año anterior, hasta alcanzar una cifra superior a los 2,8 millones.

En términos porcentuales la caída es muy pequeña, del 0,47%, pero sirve por primera vez como un indicador de que los crecimientos espectaculares vividos en el último lustro, donde se ganaron más de cien mil turistas nuevos cada año, tocan a su fin y el mercado debe tender hacia la estabilización y la conservación de lo conseguido.

La buena noticia, sin embargo, es el aumento sustancial de las pernoctaciones, es decir, el número de noches que pasan en la región quienes vienen, algo que tradicionalmente se asocia al buen rendimiento económico de la actividad turística. Cuanto más tiempo pasen en Granada, más consumen y más rédito dejan. En concreto, los visitantes pasaron 80.900 noches más en la provincia que durante 2016, lo que supone un aumento del 1,4%.

El contraste entre ambos datos indica que las actuaciones en aras de conseguir uno de los objetivos fundamentales que han venido reiterando en fechas recientes diferentes actores del sector en la provincia, es decir, el aumento de un número de pernoctaciones media por visitante que era muy bajo, está comenzando a dar sus frutos.

Como se puede comprobar en el gráfico, en el último lustro se había ido ampliando el diferencial en el crecimiento entre viajeros y pernoctaciones. Es decir, la llegada de turistas crecía a un ritmo mayor que el tiempo que luego deseaban quedarse aquí. En 2017, esta tendencia comienza a invertirse, un hecho que tendrá que informar los planes del sector de cara al año que comienza.

Aun así, Granada cerró 2017 como la segunda provincia que más turismo recibe con respecto a su población, con 3,1 visitantes por cada granadino.

La capital, la peor parada

El dato más preocupante corresponde al del número de viajeros llegados a la capital, que descendió en un 2,76%, o que es lo mismo, . Es complicado cuantificar qué papel habrá jugado en esta caída el aislamiento de comunicaciones que sufre la ciudad, pero es un factor que juega en su contra. De la misma manera, Lo hicieron menos que el dato de turistas, eso sí. De hecho, el descenso es justamente la mitad, del 1,76%.

Fotos

Vídeos