Granada tiene 15.565 parados menos que cuando Rajoy llegó a la presidencia del Gobierno

Granada tiene 15.565 parados menos que cuando Rajoy llegó a la presidencia del Gobierno
Alfredo Aguilar

Habrían hecho falta otros 13 años más de gobierno de los populares para alcanzar niveles de paro precrisis

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

2.753 granadinos fueron cada día del mes de mayo a inscribirse en una de las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), hasta sumar 82.593 en los últimos 30 días. Es el dato más reciente de paro registrado en la provincia, que hizo público ayer el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Se cierra así el mejor mes de mayo para el empleo desde 2009, primer año que el país vivió sumido de lleno en la crisis económica. Una situación que ya viene siendo habitual, aunque el empleo está aún lejos de alcanzar los registros precrisis en Granada. Finalizó en mayo también el período de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. Desde que juró el cargo en diciembre de 2011, el número de parados inscritos en las oficinas del antiguo INEM se ha reducido en 15.565 personas; en términos porcentuales, en un 15,9%.

En este lapso de tiempo, el número de inscritos en las oficinas del SEPE en Granada se redujo en 15.565. En términos porcentuales, en un 15,9%. Esta evolución, aunque positiva, está muy por debajo de la media nacional; en concreto, el dato español fue diez puntos superior, del 26% en términos relativos.

En los 77 meses en los que el Partido Popular ha estado al frente del Ejecutivo español, la reducción del paro registrado en Granada, en términos promedio, es de 202 personas al mes. A ese ritmo, para alcanzar los 51.468 desempleados que se registraron en mayo de 2008, hace ahora diez años, habrían hecho falta trece años más de gobierno de Mariano Rajoy, hasta alcanzar las dos décadas.

Comienza la temporada alta

En el mes en que comienza el repunte de actividad que anuncia la temporada alta del turismo en la provincia, el número de parados granadinos se redujo en 1.712 con respecto al conteo final de abril, mientras que el diferencial es de 2.141 con respecto al mismo mes del año pasado. Este hecho se detecta en que, con respecto a treinta días antes, el sector servicios es el que ha vivido un mayor descenso del desempleo. Aun así, dos de cada tres parados en Granada (el 64,5%) están inscritos en este tipo de empleo.

Sin embargo, el análisis de los datos sobre los del año anterior muestra otra tendencia. Aquí destaca en especial el caso de la construcción, que sigue mostrando signos de vuelta a la actividad tras años de un parón prácticamente total. Mes sobre mes, fue la segunda rama de actividad que más paro destruyó, con 330 personas menos inscritas en este sector en el SEPE. En términos interanuales el diferencial es aún mayor. El paro en la construcción se redujo, según los datos del Ministerio de Empleo, en un 10,1% en los últimos doce meses. También destacó el caso de la industria, donde el descenso fue de 9,2 puntos porcentuales. Mientras tanto, el nivel de desempleo en el sector servicios, continúa básicamente inamovible. El cambio en un año fue de apenas el 0,07%.

Una recuperación a medio gas

La lenta recuperación del empleo perdido a raíz del estallido de la burbuja inmobiliaria es precisamente uno de los principales problemas a los que se enfrenta la creación de empleo. Aunque los datos evolucionan positivamente, el dato precrisis es todavía un 38% más bajo que el registrado este año. Una situación que resulta problemática en especial porque el sector que más emplea en la provincia, el servicios, parece ser el que menos se mueve.

El segundo de ellos es la temporalidad, que sigue siendo la tónica general en la contratación en Granada. El 95,2% de los nuevos acuerdos laborales que se firmaron en la provincia en mayo fueron de tipo temporal.

Reacciones encontradas

En una nota de prensa, el presidente de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Gerardo Cuerva, volvió a destacar el aspecto positivo de que haya 1.712 personas menos inscritas en las oficinas del SEPE en la provincia, un hecho que tildó de «esperanzador» para el futuro de la provincia. Incidió en que se trata del dato de paro registrado más bajo desde septiembre de 2009, y destacó que «poco a poco la provincia se está acercando al objetivo de bajar de la barrera de los 80.000 parados». Como nota para mejorar, apuntó a que la «asignatura pendiente» de Granada sigue siendo crecer al mismo ritmo que España.

Los sindicatos, por su parte, mostraron menos entusiasmo con los datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo. Ricardo Flores, secretario general de Comisiones Obreras en Granada, volvió a poner el acento en «la debilidad del mercado de trabajo» en la provincia. Una situación de precariedad que, en su opinión, provoca que los trabajadores sigan «sin poder afrontar su futuro con seguridad». También incidió en que la recuperación del empleo no se está trasladando a los salarios, que suben mucho menos que la productividad. En su opinión, que aumente el poder adquisitivo es la «única forma de reactivar la demanda interna y generar empleo».

Similar preocupación mostró UGT, que calificó el descenso del paro en Granada como «coyuntural e insuficiente», ya que en su opinión reflejan de forma clara el inicio de la temporada alta del turismo. Su secretario general, Juan Francisco Martín, también hizo hincapié en que «la reforma laboral impide que la mejoría que se está produciendo en la actividad empresarial repercuta positivamente en las condiciones» de vida de los trabajadores.

El sindicato de trabajadores públicos CSIF, por su parte, destacó el aumento de la temporalidad con respecto al mes anterior, y pidió una «necesaria reforma del tejido productivo que necesita Granada, que ayudaría a que los datos de desempleo no dependiesen siempre de campañas agrícolas o turísticas».

Fotos

Vídeos