Las denuncias por violencia de género en Granada alcanzan su mayor cifra en una década

Las denuncias por violencia de género en Granada alcanzan su mayor cifra en una década

La provincia presenta el mayor índice de denuncias con respecto a su población femenina de Andalucía, con 84 por cada 10.000 mujeres

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

El año pasado se presentaron en Granada 4.082 denuncias por motivos relacionados con la violencia de género. Es el dato más alto de los últimos diez años; la última vez que se superó esta cifra fue en 2008. Este indicador encadena ya tres años consecutivos de subida. Así lo atestiguan los últimos datos que hizo públicos ayer el Observatorio Contra la Violencia Doméstica y de Género, que elabora desde 2003 el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Los de Granada entroncan con la tendencia general registrada en el conjunto del país, aunque crece a menor ritmo;en la provincia, el incremento sobre el año pasado es del 5,1%, mientras que en España la subida es del 16,4%, lo que dejó la cifra global en la más alta desde que hay registros.

En el contexto andaluz, Granada cerró el año como la región donde más denuncias se producen si se tiene en cuenta el número de mujeres. Según el CGPJ, el número de procesos alcanzó los 84 por cada 10.000 residentes femeninas en la provincia. Un 2% más que en la segunda donde más hubo, Málaga. La región con menos incidencia en este sentido fue Córdoba, con 38 denuncias por cada 10.000 mujeres.

La lectura de estos datos tiene dos vertientes. La primera de ellas es positiva: cada vez hay más mujeres que se atreven a denunciar la situación de maltrato que sufren y a buscar auxilio en los órganos judiciales. Ocho de cada diez hechos de este tipo en Granada fue denunciado directamente por la víctima, mientras que en el resto de casos lo hicieron los familiares o las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado tras hacer un atestado. A una de cada diez denuncias por violencia de género presentadas en la provincia la acompañaba un parte de lesiones.

La conclusión negativa que es posible extraer del último informe del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género es que, a pesar del aumento en la concienciación social y las campañas para prevenir y atajar esta lacra, las cifras no descienden. Con respecto a 2013, el año en que el número de denuncias por este motivo alcanzó su cifra más baja de la década, el dato del año pasado supone un incremento del 24%. Expertos y organismos que estudian la violencia de género alertan de un incremento de la normalización de las actitudes machistas en los últimos años, en especial entre las capas de población más jóvenes.

La mayoría, por malos tratos

En cuanto a la causa que hay detrás de las denuncias presentadas en la provincia, la mayor parte de ellas, siete de cada diez, tuvieron su origen en una situación de malos tratos o los indicios de un delito de lesiones cometido contra una mujer. La segunda causa más común deja a las claras que otro de los problemas que es perentorio atajar tiene que ver con la reincidencia de algunos acusados por estas actuaciones. En alrededor de uno de cada seis casos (el 16%) registrados en los juzgados granadinos en 2017, el proceso legal se inició después de que el hombre implicado en el caso quebrantase algunas de las medidas u órdenes impuestas por la justicia, como las de alejamiento, o las penas impuestas previamente por un delito de naturaleza similar.

Fotos

Vídeos