El Ayuntamiento de Granada tarda 53 días más que hace un año en pagar a sus proveedores

El Ayuntamiento de Granada tarda 53 días más que hace un año en pagar a sus proveedores

El tiempo en el que la ciudad paga sus bienes y servicios quintuplica el límite legal que impone el Ministerio de Hacienda

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

El Ayuntamiento de Granada tarda de media 140 días en pagar a sus proveedores de bienes y servicios. Hace solo un año, este tiempo promedio se encontraba en 87 días. En apenas doce meses, esta dilación ha aumentado en 53 días. En términos porcentuales, la subida es del 60%. Por hacerse una idea de hasta qué punto llega el descuadre de las cuentas del Consistorio granadino, que lleva desde 2015 encadenando unas prórrogas presupuestarias que limitan la capacidad de acción para encauzar la senda económica del municipio, solo el incremento vivido en el período medio de pago a proveedores en 2017 es superior al teórico límite legal impuesto desde 2012 por el Ministerio de Hacienda, situado en 30 días.

Este incremento del 60% entre los meses de enero de 2017 y 2018 constituye una anomalía en la serie histórica. Desde enero de 2015 no ha habido un solo mes en el que el Ayuntamiento de Granada haya estado al corriente de los pagos con sus proveedores de bienes y servicios. El límite legal, desde la reforma de las administraciones locales impulsadas por el ministerio de Cristóbal Montoro tras ganar el Partido Popular las elecciones de 2011, está situado en 30 días en términos generales y en 20 días para elementos considerados "esenciales" para el funcionamiento de la corporación. En enero de 2017 el período medio de pago a proveedores había caído hasta los 87 días. El concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura, explica que las caídas en los meses de enero pueden considerase "coyunturales", ya que es en este mes cuando se producen las renovaciones de los créditos a corto plazo de titularidad municipal, y entran en la caja los primeros ingresos por impuestos como el IBI.Además, aquel año se dedicó un remanente especial de dinero proveniente de otros tributos a tratar de saldar la deuda con los proveedores. Incluso con ese esfuerzo, este indicador estaba cerca de triplicar el límite de Hacienda.

Desde entonces hasta ahora, el incremento es del 60%. Contado en días naturales, de 53. Durante el invierno pasado se había estabilizado en sus valores más altos de la serie histórica, rozando los 148 días. Prácticamente el quíntuple de lo que marca la ley como límite para las administraciones locales. Puentedura explica que esto también forma parte de la coyuntura habitual de los presupuestos, ya que en esos momentos las partidas están agotadas y no hay otra cosa que hacer que esperar a que se renueve el ejercicio económico y entre dinero otra vez en las arcas municipales.

Este aumento en el período medio de pago a proveedores entronca con la mala situación económica de la ciudad en los últimos años, paralizada por la falta de nuevos presupuestos y que ya ha tenido que pagar en diversas ocasiones elevadas cantidades derivadas de los intereses de demora en el reintegro de sus créditos. La Cámara de Cuentas volvió a avisar en noviembre, como publicó IDEAL, de que el Consistorio había "incumplido todos los planes de ajuste" aprobados en el último lustro.

Fuentes del Ayuntamiento de Granada explicaron a este periódico que el interventor emitirá un informe detallado sobre la situación del pago a proveedores que se elaborará esta semana. El concejal de Economía, Baldomero Oliver, lo presentará al resto de la Corporación municipal durante la semana próxima.

Fotos

Vídeos