«En Airbnb ofrecemos mejor turismo que los hoteles»

Turistas en la capital granadina el pasado puente de mayo./Alfredo Aguilar
Turistas en la capital granadina el pasado puente de mayo. / Alfredo Aguilar

Los gestores de apartamentos turísticos defienden que el tipo de turismo que atraen es más sostenible que el de los hoteles

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

«Ya nos la han vuelto a hacer», masculla Aitor, que gestiona apartamentos turísticos en Granada, al leer la noticia de que el nuevo bono Granada Pernocta, que facilita el acceso a la Alhambra a quienes se queden en la provincia más de dos noches, no incluirá a los alojamientos turísticos. En su opinión y en la de otras fuentes consultadas, el sector hotelero reacciona como gato panza arriba cuando les culpa de sus males «queriendo poner puertas al mar», en una conversación que recuerda a la que el sector del taxi tiene en los últimos años con compañías como Uber o Cabify.

Fernando, que también trabaja con Airbnb, apunta además que el turismo que atraen estos apartamentos es de más calidad y más sostenible que el de los hoteles. «Prefiero a una familia que viene sola o con hijos», dice, «que un crucero que escupe a 2.000 personas que no se gastan un duro aquí y con las mismas se van sin saber si han estado en Granada, en Málaga o en Sevilla», o los que vienen fletados en vuelos chárter de touroperadores «y su visita no revierte en la economía local». «En realidad –el movimiento contra el apartamento turístico– es una lucha política, y nosotros tenemos las de perder porque no tenemos a nadie en la Cámara de Comercio».

Los hoteleros, claro, discrepan. El presidente de la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo, Trinitario Betoret, asegura que los apartamentos turísticos no sólo no pueden garantizar niveles de calidad adecuados en todos los casos, sino que son competencia desleal y «la mayor amenaza para el sector», que no se ha paliado a pesar de los esfuerzos legislativos. Eso sí, algunos hoteleros han tomado nota de las ventajas competitivas del enemigo. Betoret confirma que hay dueños de hoteles adquiriendo edificios en zonas céntricas de la capital para dedicarlos a estos alojamientos. La situación ha virado mucho en pocos años y es hora de renovarse, dice. «El modelo está cambiando y es normal que se pongan alternativas sobre la mesa. Es un mundo cambiante y nos tenemos que adaptar, sin convertir nunca el destino en un parque temático».

Fotos

Vídeos