El ‘primer ovni’ de españa cumple un cuarto de milenio

Un documento de 1768 recoge el avistamiento en el cielo de la comarca de Guadix de un extraño globo luminescente que explotó y pudo caer en el mar, según testigos de la época

Un bólido cae sobre la Tierra./ R.I.
Un bólido cae sobre la Tierra. / R.I.
Daniel Olivares
DANIEL OLIVARESGRANADA

Fue una mañana clara y serena, muy temprano, con el amanecer acercándose a las siete del día 18 de septiembre de 1768. Un misterioso elemento hizo su aparición en el horizonte de la villa de La Calahorra, en la comarca de Guadix, al norte de la provincia de Granada. Quienes presenciaron el fenómeno lo describieron como «un globo tan cristalino como el agua más pura, de figura de una gran botella, con el cuello retortoso y dilatado saliendo por encima de la Sierra Nevada». A bastante velocidad para lo que se conocía en la época, el misterioso ‘globo’ cruzó el cielo en dirección norte, hacia la sierra de Baza. En su cabecera era grueso y en su parte trasera, centelleaba y era más delgado. Fue dejando tras de sí un rastro de fuego y una doble cola de espeso humo.

Otros sucesos misteriosos

Poco después se deshizo y se transformó en un compendio de fuego y chispas, «a manera de las que arrojan los cohetes que llaman de luces o lágrimas sobre las sierras de Baza». Es lo que recoge el documento de folio y medio que reflejó este fenómeno y que forma parte del Archivo Histórico Nacional, ubicado en Toledo. ¿Qué fue lo que vieron los habitantes de la comarca accitana aquella mañana? Hay dos teorías. Una, que se trató del primer avistamiento ovni documentado de la historia de España. Otra, que se trató de un bólido, una disgregación de un asteroide o fragmento de algún cometa que cayó sobre la Tierra y fue a estrellarse cerca del mar, según otros testigos del fenómeno que lo divisaron desde la Alpujarra.

El objeto fue también divisado desde la Alpujarra y cruzó Sierra Nevada hasta los montes de Baza

La conjetura de un supuesto objeto volante no identificado (ovni) de origen desconocido, quizá extraterrestre, la defienden aquellos que consideran que hay seres vivos más allá de la exosfera que son capaces de atravesar el Universo en naves espaciales, observar la Tierra y marcharse sin más. La hipótesis de que se trató de un meteoro brillante es la que científicos y especialistas en astronomía ven más lógica.

Hallado en 2005

El documento, escrito a mano y en castellano de la época, fue descubierto en 2005 por dos investigadores de Socuéllamos (Ciudad Real), Francisco Javier Escudero y Vicente Morales Becerra, en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional. Poco después Escudero explicó el hallazgo en un conocido programa radiofónico llamado ‘Milenio 3’, que conducía en la Cadena Ser el periodista Iker Jiménez, hoy director y conductor del programa de televisión ‘Cuarto Milenio’, que cada semana repasa en la cadena Cuatro temas relacionados con el misterio o lo desconocido, con especial incidencia en fenómenos ovni y paranormales. Jiménez quedó maravillado por el asunto y llegó a calificarlo como «el primer avistamiento ovni de España». Muchos sitios de internet dedicados a la ufología se han hecho eco posteriormente de este mismo documento, dejando abierta la posibilidad de que se tratase de un aparato de origen extraterrestre. Apoyan su teoría en que el primer globo aerostático de los hermanos Montgolfier no voló hasta 1783, con lo cual no podía tratarse de un aparato diseñado por humanos.

Por otro lado, especialistas y aficionados a la ciencia son totalmente escépticos y no ven en esa visión nada más que una masa mineral en ignición, es decir, un meteorito o los restos de uno. Entre estos últimos se encuentra el investigador navarro Juan Carlos Victorio, aficionado a documentar la caída de bólidos y meteoritos que en su blog ‘Misterios del aire’ explica que lo que Iker Jiménez y otros aficionados a la ufología identificaron como un posible ovni no era más que un bólido.

Transcripción del documento original de 1768 sobre el bólido de La Calahorra

Extraído del archivo de los Duques de Osuna en el Archivo Histórico Nacional (Toledo). Sección Nobleza. Signatura: Osuna, C. 3269, D. 14.

«El día 18 de septiembre de 1768, siendo como las 6 y tres cuartos de la mañana, estando muy serenada y clara se apareció en el horizonte de la villa de Calahorra del Marquesado del Cenete, reino de Granada, un globo tan cristalino como el agua más pura, de figura de una gran botella, con el cuello retortoso y dilatado saliendo por encima de la Sierra Nevada por la parte meridional de esta villa y llevando su rumbo con bastante velocidad hacia el septentrional donde están las sierras de Baza, llevando delante lo grueso este fenómeno, y lo delgado detrás como centelleando dejando conforme caminaba dos líneas de espeso humo que se conservaron separadas, hasta que se deshizo el globo, convirtiéndose en fuego y chispas, a manera de las que arrojan los cohetes que llaman de luces o lágrimas sobre las sierras de Baza, al parecer de los que lo vieron con más reflexión pasando por encima de esta población y aún instante de desecho el globo, se sintió un estruendo espantoso a manera de un gran trueno, que corrió las propias líneas de humo reduciéndolas a una, desvaneciéndose esta a poco rato; siendo este ruido tan extraño a las gentes que las dejó llenas de pavor y pasmo, notando que al pasar por encima de ésta villa se retemblaron sus edificios. Tuvo igual duración el trueno que el fenómeno y en todo sería la de 6 minutos a corta diferencia, su elevación parece fue bastante por las noticias que hay de haberse observado en esta comarca en iguales circunstancias que aquí y de la Alpujarra que está a la parte del mediodía se sabe que le descubrieron venir de hacia el mar; el día se mantuvo sereno aunque con un viento corto de norte finísimo, sin haber llovido antes».

«Lo que se relata en el susodicho legajo es la aparición en el cielo, algo más prolongada de lo habitual, de un espectacular bólido con explosión incluida», afirma Victorio, que se apoya en la descripción que se hace del fenómeno en el documento y en la duración que relata de lo visto para defender su hipótesis. «...Tuvo igual duración el trueno que el fenómeno y todo sería de seis minutos a corta diferencia», recoge el escrito original. «Estas extraordinarias manifestaciones celestes, ya conocidas desde tiempos ha, no tienen nada de misteriosas o extrañas», zanja Juan Carlos Victorio.

Fuera lo que fuese lo que vieron los habitantes de la comarca de Guadix, de la Alpujarra y de Baza, lo cierto es que el supuesto ovni o el aparente bólido cayó en la Tierra y se desintegró hace ya un cuarto de milenio. El 18 de septiembre de este año se cumple el 250º aniversario de su vuelo por los cielos del Marquesado del Zenete y su desintegración.

Fotos

Vídeos