El Patronato de la Alhambra pagará los 250.000 euros que equilibrarán el presupuesto de la OCG

La OCG con Ros Marbá y Marina Heredia./O.C.G.
La OCG con Ros Marbá y Marina Heredia. / O.C.G.

El Consejo Rector de la Orquesta se reunió ayer para dar carpetazo, al menos por este año, al problema financiero que atenazaba a la formación

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

El Patronato de la Alhambra y el Generalife se ocupará este año de aportar los 250.000 euros que equilibrarán el presupuesto de la Orquesta Ciudad de Granada, después de que se encendieran las alarmas el día 12 del pasado mes de diciembre en la Comisión de Cultura del Ayuntamiento, cuando, a invitación del equipo de gobierno, participaron en la misma la gerente de la formación, Alicia Pire, y el presidente del Comité de Empresa, el percusionista Jaume Esteve.

Ambos manifestaron a los grupos políticos que el día a día económico de la Orquesta se había convertido en «insostenible», y pidieron una solución para acabar con la perentoriedad en que vivía la formación. Incluso, dos días después, el propio comité de empresa lanzaba un comunicado calificando la situación de «crítica». Los motivos esgrimidos por parte del personal de la formación musical granadina eran, entre otros, la falta de medios materiales para renovar aspectos tan esenciales como el vestuario de los músicos –sin partida presupuestaria desde un cuarto de siglo atrás– o los instrumentos, y la imposibilidad de realizar giras o contar con solistas de prestigio debido a esa misma falta de medios, lo que comprometía su futuro artístico.

Desde aquel momento, se inició un proceso de negociaciones que han liderado, por parte municipal, el alcalde, Francisco Cuenca, y por parte de la Junta, el propio consejero, Miguel Ángel Vázquez, quien manifestó a IDEAL en una entrevista publicada a finales del pasado año que su departamento haría lo posible por sacar a la Orquesta del atolladero económico en que se había metido en los últimos años.

Ahora, al menos por este año, el escollo principal se ha salvado. Los 250.000 euros que faltaban para cuadrar el presupuesto los va a poner el Patronato de la Alhambra y el Generalife, con cargo a un programa extraordinario de ayudas cuya justificación es la celebración del Año Europeo del Patrimonio en este 2018. Así lo anunció ayer el director general de Innovación Cultural y del Libro, Antonio José Lucas, quien acudió a Granada para participar en la reunión del Consejo Rector, acompañado de Guillermo Quero, delegado territorial de Cultura de la Junta.

Ingeniería

El pasado 9 de febrero tuvo lugar un Consejo Rector que se antojaba clave para el futuro de la Orquesta, y a la postre, lo ha sido. La administración autonómica se sentó en aquella mesa con el compromiso de hacer una inyección de fondos de urgencia para poder salir del atolladero. Quedaba articular el cómo, o el de dónde extraer los euros necesarios para hacerlo. A la salida de la reunión, los responsables de las administraciones evaluaron el tiempo necesario para conseguirlos en unas dos semanas, quedando emplazados para convocar una reunión en cuanto se hubiera solucionado el problema administrativo. Han tardado un poco más –casi un mes–, pero el plazo de la solución ha sido razonable, dadas las circunstancias.

Con los presupuestos de la Junta para 2018 aprobados, y sin tener la seguridad de que los de 2019 cuenten con el acuerdo de Ciudadanos –entramos en año electoral–, el dinero debía salir de un ente que pudiera ofrecerlos sin ocasionar un gran problema ni pisar callos. Y es aquí donde entra en juego el Patronato de la Alhambra y el Generalife, que en un acto de ingeniería presupuestaria, aportará el cuarto de millón de euros que la Orquesta necesita. Es un ente superavitario, que, como el propio consejero Miguel Ángel Vázquez ha dicho en más de una ocasión, dedica sus beneficios a invertir en la ciudad, bien en el propio conjunto monumental, bien en el entorno y en iniciativas culturales, así que la inversión en la Orquesta, políticamente, queda justificada.

El pequeño problema es que el Año Europeo del Patrimonio es sólo este 2018. ¿Qué ocurrirá el próximo ejercicio?A la ya comentada –y plausible– dificultad presupuestaria de la Junta se añade la del Ayuntamiento, que, según dijo el alcalde Francisco Cuenca ayer, va a intentar presentar un proyecto de presupuestos para 2019, a pesar de que no las tiene todas consigo. Y esto provoca que lo que este año se ha conseguido, el próximo puede no conseguirse. Desde la Orquesta, sus responsables y trabajadores han acogido con cierto alivio la solución del desfase presupuestario para este año, pero buscan que la zozobra vivida en los últimos meses no se repita cuando llegue el otoño. También pidieron ayer las administraciones un trabajo más activo en la consecución de patrocinios e ingresos extraordinarios para la OCG. Yaunque el panorama es difícil, la formación los necesita para cuadrar sus cuentas.

Fotos

Vídeos