Olvido Gara 'Alaska': «Las bodas que duran siete días no son amor, se llaman exclusivas»

Olvido Gara 'Alaska': «Las bodas que duran siete días no son amor, se llaman exclusivas»

Piedra angular de la movida madrileña, es Carlota en 'El amor sigue en el aire', que se presenta esta noche en un repleto Palacio de Congresos

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

La mexicana de nacimiento y madrileña de adopción Olvido Gara, conocida en el siglo como Alaska (1963) llega a un Palacio de Congresos repleto para interpretar 'El amor sigue en el aire', una obra de teatro con canciones -que no un musical-, salido de la fértil mente de Félix Sabroso, quien durante años formara con la desaparecida Dunia Ayaso el tándem de oro de la comedia española.

-¿Desde cuándo esperaba estar en un montaje como este?

-Desde nunca. Las cosas que no pertenecen directamente a mi planteamiento musical, lo que hago con Fangoria o lo que antes hice con Dinarama, no las planeo. A veces, llegan cosas como en su día 'La bola de cristal' o esta 'El amor sigue en el aire' me han llegado en un momento en que podía hacerlas. Así empiezan las aventuras.

-¿Qué es lo que más le gusta de 'El amor sigue en el aire'?

-Conocía la obra cuando la hacían Bibiana y Manuel solos, y era fan. Por eso, me apetecía implicarme en él. Además, me gustan los compañeros.

«La 'selección natural' se aplica mucho en los grupos musicales. Nosotros empezamos siendo siete, y somos dos»

-¿Trabajar con amigos es más fácil?

-Depende. Tengo amigos con los que no me gustaría trabajar. Mire lo que ocurre con los grupos de música.

-Un 'romance' como el que usted mantiene con Nacho Canut es algo infrecuente, es cierto.

-Sí, pero esto es selección natural. Empezamos siendo siete, luego cinco, luego tres, y quedamos dos. Nacho y Carlos (Berlanga) fueron grandes amigos, pero no podían trabajar juntos.

-Hay que ver lo que ha dado de sí la canción de John Paul Young...

-Ja, ja, ja... Sirve para todo. Ayer estuve volando en un túnel de viento para parejas, y se llamaba 'Love is in the air'.

-¿Cómo ha construido el personaje de Carlota?

-A través de los ensayos. No creo que el personaje original fuera ni tan burra, ni tan bruta, ni tan ordinaria. De repente, te sale un movimiento, el director te pide que lo exageres, y surge todo.

-¿Cree que alguna de las etapas del enamoramiento que aparecen en la obra nos la estamos saltando?

-No, no... Creo que las pasamos todas. Si el amor te dura una semana, no, pero si tiene una duración mínima, ocurren todas, en una u otra etapa de tu vida.

La otra cara

-Usted, en su condición de comentarista de la vida social, ve amores que duran menos de siete días...

-Hemos tenido bodas que han durado siete días, pero no se le puede llamar amor, se le llama exclusiva.

-Usted, Loles León, Bibiana Fernández, encarnan un prototipo de mujeres libres en el mundo del espectáculo.

-Es cierto. Hemos vivido marcando nuestras propias reglas. Hemos cogido nuestras circunstancias y hemos construido una realidad lo más cercana posible a nosotras mismas.

-¿Qué canciones aparecen en la obra?

-Desde Almodóvar hasta Las Grecas... Todas muy reconocibles.

Fotos

Vídeos